Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La empatía, elemento clave para recuperar la confianza en el periodismo de calidad

Tres profesionales debaten cómo crear vínculos emocionales con los lectores para mantener la audiencia en un contexto de sobrecarga de información

Los periodistas Mariangela Paone, Marc Herman y Charlie Beckett.
Los periodistas Mariangela Paone, Marc Herman y Charlie Beckett.

"El primer paso para que el periodismo vuelva a generar confianza es recuperar la inteligencia emocional", ha afirmado Charlie Beckett, profesor de la London School of Economics. Junto a los periodistas freelance Marianagela Paone y Marc Herman, han participado en una mesa debate sobre La empatía en el futuro de la información, organizada por la Escuela de Periodismo UAM-EL PAÍS en colaboración con la Fundación BBVA, en Madrid. Los tres han coincidido en que, para captar la atención de la audiencia en el actual contexto de sobrecarga de información, es necesario crear vínculos emocionales con el público. "Hay que tener empatía en la forma en que contamos las historias y también en la forma en que tratamos los testimonios", ha asegurado Paone.

Beckett, que lleva dos años dedicado a investigar en profundidad la empatía en el periodismo, ha explicado que esta profesión está virando hacia la subjetividad frente al ideal de objetividad que imperaba hace unos años, antes de la llegada de Internet. Porque los medios deben competir por llamar la atención y atraer audiencia para ser viables, también por las nuevas tecnologías, que permiten compartir y, a la vez, hacen que se mida la atención del público por sensaciones, como las métricas de sentimientos (me gusta, seguidores, etc.). "Los periodistas tenemos la oportunidad de que la emoción sea parte de la historia, pero conectándonos a otros aspectos como los hechos y los datos", ha concluido.

Paone ha explicado, que durante 2015 y 2016 cubrió “la mal llamada crisis de los refugiados” en Grecia. “Fue uno de los eventos más cubiertos por los medios pero empecé a pensar si realmente la cantidad de información se correspondía con una calidad a la hora de llegar a los lectores”, ha relatado. Allí pudo comprobar la importancia de encontrar enfoques con los que el lector se sintiera identificado. “El tiempo de lectura en estos reportajes era de tres o cuatro veces mayor que en otros”, ha comentado.

El punto de autocrítica lo ha puesto Marc Herman, reportero y Cofundador de Deca, quien ha comenzado su intervención asegurando que el periodismo “es la única industria que, cuando algo va mal, critica a los clientes”. En opinión de Herman, el público posee esa capacidad de empatía, “solo tenemos que llegar a ella”. Para cumplir el objetivo, el comunicador ha recalcado la importancia de una narración adecuada, en la que destaca el poder y la importancia de la imagen.

A partir de su experiencia como periodista, Herman también ha señalado la necesidad de que la empatía se incorpore a la forma de trabajo de los informadores que, en ocasiones, tienen que tratar con personas en situaciones graves de estrés postraumático y lanza una pregunta para la reflexión. ¿Es periodismo de empatía o es simplemente periodismo?.

Más información