Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy recibe de Merkel, Macron y Juncker todo el apoyo de la UE

Los líderes europeos expresan al presidente español su respaldo a la unidad de España

Macron, Merkel, Rajoy y Gentiloni en el G-4.

Mariano Rajoy está hablando estos días “regularmente” con la canciller alemana Angela Merkel, su gran aliada conservadora en la Unión Europea, según fuentes del ejecutivo español. Este pasado sábado, justo un día antes de la gran manifestación convocada en Barcelona a favor de la unidad de España, Rajoy y Merkel mantuvieron su última charla. Un portavoz del ejecutivo alemán, Steffen Seibert, confirmó este lunes en una rueda de prensa habitual la llamada y también reveló el contenido de la misma: “En su conversación con Mariano Rajoy, la canciller ratificó su apoyo a la unidad de España y ambos discutieron posibles vías de cómo fortalecer nuevamente el diálogo interno en España en el marco de la Constitución”.

El portavoz alemán indicó que Merkel había conversado también “sobre la situación actual en España” con el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, y que pensaba recibir este miércoles al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, para abordar “temas de política europea” así como para preparar la próxima Cumbre de los Veintiocho el 19 y 20 de este mes en Bruselas. Tusk ya habló con Rajoy telefónicamente el pasado 2 de octubre, justo después de la movilización del 1-O.

Desde Bruselas, donde se sigue a diario con atención y preocupación la crisis catalana por lo que significa para España y también ante un posible efecto contagio, el portavoz comunitario, Margaritis Schinas, informó este lunes también a los periodistas de que el presidente Juncker había hablado con la canciller alemana de varios temas pendientes y corrientes y no específicamente para intercambiar opiniones sobre España. Pero admitió que entre las “cuestiones de actualidad europea trataron brevemente la cuestión catalana”, aunque matizó que ese no fue “el elemento principal de la conversación”.

El portavoz comunitario repitió que, sobre Cataluña, el presidente Juncker reiteró la postura ya expresada la semana pasada por la Unión Europea varios días, por su colegio de comisarios el martes y por el vicepresidente primero de la UE en el debate que tuvo lugar en la cámara europea el miércoles. La UE remarca que su único interlocutor válido para solventar esta difícil situación es Rajoy y tan solo matiza que debería evitarse la confrontación y la violencia.

La charla de Rajoy con Merkel no fue muy diferente de la que mantuvo con el presidente francés, Emmanuel Macron, el pasado viernes, y de la que desarrolló este lunes con el propio Juncker.

En La Moncloa hay gran satisfacción por el comportamiento hasta ahora sin fisuras de las instituciones europeas y de los grandes líderes y socios en la UE. La estrategia a seguir siempre es la misma. Se espera a que los portavoces de esos jefes de gobierno o presidentes comuniquen en sus países que han tenido una conversación con Rajoy y luego se subraya que todos le expresan en privado lo que ya le han dicho en citas bilaterales o en manifestaciones ante la prensa: que respaldan su actuación y que defienden la unidad de España y la preservación del orden constitucional y de las leyes.

 

Más información