Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Asociaciones de la Guardia Civil: “Nos hemos sentido plenamente abandonados en Cataluña”

Los representantes de las entidades critican en el Congreso la falta de previsión del Gobierno

Comision de Interior en el Congreso de los Diputados. Varios miembros de asociaciones de Guardias Civiles esperan para declarar en la comision. Ampliar foto
Comision de Interior en el Congreso de los Diputados. Varios miembros de asociaciones de Guardias Civiles esperan para declarar en la comision.

El presidente de la Asociación Independiente de la Guardia Civil (AIGC), José Antonio Méndez Moreno, ha criticado las condiciones en las que vive los agentes desplazados a Cataluña con motivo de la celebración del referéndum independentista ilegal. En su intervención en la comisión de interior sobre las condiciones laborales de los agentes que se celebra este miércoles en el Congreso de los Diputados, ha señalado “los números problemas” que sufren y “la nefasta organización” que han encontrado a la hora de incorporarse al dispositivo. “No ha habido previsión”, ha denunciado.

Méndez también ha subrayado las deficiencias que han acompañado a los agentes en el dispositivo: falta de material adecuado y preparación suficiente. “Eran pocos los que estaban preparados para incorporarse allí”, ha criticado, circunstancia que ha obligado a los guardias civiles a “improvisar para adaptarse”.

El representante de la AIGC ha explicado que en el cuerpo existe “un sentimiento generalizado” de “la utilización” de sus actuaciones por parte de los políticos: “Si sale bien, se lo atribuyen; si no, nos dejan abandonados”. En ese sentido ha reprobado que en Barcelona “se podía haber salido mucho antes a defender la actuación de los guardias civiles”, que ha calificado de “proporcionadas” en respuesta a mandamientos judiciales.

Asimismo, ha criticado la concesión de distinciones a los Mossos d’Esquadra, cuya labor ha puesto en duda, y la ha contrapuesto a la situación que afronta la Guardia Civil en Cataluña: “Nos hemos sentido plenamente abandonados”. Méndez ha aludido a la “sensación de humillación” que tienen los agentes “permitiendo que fuesen expulsados de los hoteles” y teniendo que atravesar “pasillos” en los que recibían “insultos” y “escupitajos”. “En Barcelona eran otros cuerpos los que tenían que habernos protegido, pero no se produjo esa defensa”, ha reprochado a los Mossos.

Esas mismas sensaciones han transmitido en la comisión los representantes del resto de asociaciones participantes en una reunión, la primera a la que acuden agentes de la Guardia Civil y que tendrá contiunidad. Javier Montes Robles, vicepresidente de la Unión de Oficiales Guardia Civil Profesional (UO), ha hablado de “desánimo” y “sentimiento de abandono” por parte de los responsables políticos, a los que ha pedido que “estén a la altura”.

José Francisco Silva Nieto, presidente de la Asociación de Escala de Suboficiales de la Guardia Civil Profesional, ha denunciado los “asedios” en los cuarteles que están sufriendo los agentes en Cataluña, con “insultos, amenazas y acusaciones falsas”. “Hasta el Gobierno catalán ha pedido que abandonemos Cataluña”, ha lamentado. Silva ha criticado “la gran falta de previsión” del Gobierno y ha defendido la proporcionalidad de la actuación en las calles de Cataluña, que ha calificado de “adecuada a las circunstancias” y “en las peores condiciones posibles”. Respecto al papel desempeñado por los Mossos, se ha alegrado de que su mayor, Josep Lluís Trapero, “sea investigado por sedición”.

Como todos los representantes, ha transmitido las sensaciones de los agentes desplazados. “los guardias civiles se sienten solos abandonados, tienen miedo por sus familias, por sus propiedades, por su futuro”, ha referido. Ha criticado que se les haya prohibido taparse la cara en sus actuaciones y que, en consecuencia, a los que viven en Cataluña les están haciendo “pintadas en sus hogares como en los tiempos del País Vasco”. “Se les ha echado a los pies de los caballos”, ha deplorado. Ha pedido “un gesto de cariño” al Ministerio del Interior y ha lamentado que partidos políticos representados en la comisión informativa “hayan apoyado mociones de rechazo a la Guardia Civil”. “Hagan algo, no se queden cruzados de brazos. Lo peor está todavía por llegar. ¿Qué será lo siguiente?”, se ha preguntado.

El vicepresidente de la Asociación Española de Guardias Civiles, Raúl Lobato Esteban, ha calificado de “dramática” la situación de los agentes en Cataluña y ha denostado el papel de los Mossos el pasado 1 de octubre. Lobato ha defendido que “lo ideal sería una disolución absoluta de los Mossos” y que las fuerzas de seguridad del Estado se ocuparan de su trabajo en Cataluña. “Solicitamos que se ponga remedio a la injustificada incitación al odio desde la Generalitat y algunos Ayuntamientos”, ha exigido.

Los delegados de la Asociación en Pro de la Guardia Civil, Fernando Ramírez; la Unión de Guardias Civiles, Ramón Rodríguez Prendes, y la Asociación Profesional de Cabos de la Guardia Civil, Enrique Rosales, han mantenido la misma línea de criticas a la falta de previsión y a la dejación de los Mossos. Asimismo, han defendido la actuación de los agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional y han reclamado mejores condiciones para su trabajo.

Más información