Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

España recibe 17.000 solicitudes de asilo hasta julio, más que en todo 2016

Las demandas de protección internacional marcan un récord histórico; venezolanos, sirios, ucranios y colombianos son los ciudadanos que más buscan refugio en el país

Opositores venezolanos participan en una marcha contra Maduro en julio.
Opositores venezolanos participan en una marcha contra Maduro en julio. AFP

Las solicitudes de asilo en España han vuelto a batir récord. A julio de 2017, el país recibió más de 17.000 peticiones de protección internacional, el número más alto jamás registrado y por encima que todas las demandas contabilizadas a lo largo del año pasado, cuando hubo 16.500 solicitudes, según los datos provisionales de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR). El repunte se explica por el mayor número de ciudadanos latinoamericanos (en particular venezolanos, colombianos y salvadoreños) que han llegado al país este año en busca de refugio, que junto con sirios y ucranios completan la lista de las cinco nacionalidades que más viajaron a España en los primeros siete meses del año para pedir protección.

Los venezolanos son, desde el año pasado, los ciudadanos que más buscan refugio en España. Si en 2016 fueron 4.196 los solicitantes procedentes de este país latinoamericano, según los datos facilitados por ACNUR ya son 5.700 las personas que han pedido protección hasta julio de este año. El deterioro de la situación política, social y económica del país ha causado una verdadera diáspora en Venezuela, que de Estado receptor de personas procedentes de todo el mundo se ha convertido en emisor de migrantes.

La cifra de solicitudes de asilo recibidas por España ha subido paulatinamente desde 2012, hasta experimentar un brusco repunte en 2015. En tan solo un año, el número de peticiones pasó de 5.615 a 14.887, de acuerdo con los datos del Ministerio del Interior. La guerra en Siria y el conflicto de Ucrania fueron los principales responsables de este incremento: ese año, más de la mitad de las solicitudes de protección internacional procedían de ciudadanos de estos países.

Hasta julio de 2017, 2.100 sirios (3.096 en todo 2016) y 1.500 ucranios (2.764 en 2016) han solicitado asilo en España, según los datos provisionales de ACNUR. Estas cifras los convierten en los ciudadanos que más buscan refugio en el país, solo por detrás de los venezolanos.

Colombia, un país que trajo a miles de refugiados a España en la década de los 2000, se sitúa en el cuarto lugar, con 1.300 solicitantes de asilo hasta julio. Pese a la firma del tratado de paz entre Gobierno y las FARC, todavía existen focos de conflicto en muchas áreas del país. La violencia, la extorsión y la persecución política son las razones que más alegan los colombianos que piden protección internacional en España, según la Agencia de las Naciones Unidas.

La criminalidad organizada y la violencia también son las causas que más mueven a los ciudadanos de El Salvador a abandonar su tierra y pedir auxilio en el extranjero. Hasta julio, España recibió 750 peticiones de asilo de salvadoreños, casi el doble que todas las contabilizadas a lo largo del año pasado (444), según Interior.

Pese a la avalancha de solicitudes, los trámites para resolver las peticiones no avanzan al mismo ritmo. El 69% de las más de 30.000 demandas de protección internacional que llegaron al país entre 2015 y 2016 está todavía a la espera de recibir una respuesta, según un reciente informe del Pew Research Center. España tenía 28.250 peticiones atascadas a junio de 2017, de acuerdo con Eurostat, la agencia de estadística de la UE.

Tampoco los compromisos con Bruselas de reubicación y reasentamiento se han cumplido. En menos de una semana vence el plazo para que España acoja a los 17.337 refugiados que se había comprometido en 2015. Hasta la fecha han llegado poco más de 1.200. Y esto pese a que el Gobierno anunció este verano un “esfuerzo adicional” para agilizar los trámites: a mediados de julio, la vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría, dijo que España empezaría a traer refugiados a un ritmo de 500 personas al mes. La ONG Oxfam Intermón ha presentado un escrito ante la Comisión Europea para que exija a España que cumpla con su obligación de acogida.

Más información