Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE no descarta la aplicación del 155 contra la ilegalidad en Cataluña

La dirección socialista considera que no es "deseable" la utilización de este precepto constitucional

El PSOE no descarta ningún escenario ante la deriva en la ilegalidad en Cataluña y eso implica también la posibilidad de no oponerse a la aplicación del artículo 155 de la Constitución, que permite al Gobierno adoptar medidas para obligar a una comunidad al cumplimiento forzoso de sus obligaciones legales. “Todos los escenarios están abiertos”, subrayaron fuentes de la cúpula del PSOE a EL PAÍS. La dirección socialista considera en todo caso “no deseable” la aplicación de este precepto y tomará la decisión “a la luz de las circunstancias”, dijo este lunes el portavoz de la ejecutiva, Óscar Puente.

La Comisión Permanente del PSOE, este lunes.

El artículo 155 de la Constitución ya no es una línea roja para el PSOE, dada la evolución de los acontecimientos en Cataluña. La dirección del PSOE está dispuesta a estudiar su aplicación llegado el momento, aunque no lo considera “deseable” y no está en las previsiones del principal partido de la oposición a día de hoy. “No lo contemplamos”, afirmaron este lunes fuentes de la dirección. La posición del PSOE ante esta medida es clave, toda vez que el Gobierno quiere contar con el apoyo de los socialistas y Ciudadanos en todos los pasos contra el desafío secesionista, y así fue celebrada por el PP, que consideró “oportuno” que el PSOE “se abra a la no demonización de ningún precepto constitucional”, reflexionó el vicesecretario de comunicación del PP, Pablo Casado.

El portavoz de la ejecutiva del PSOE, Óscar Puente, fue el encargado de trasladar ayer tras la reunión de la permanente la posición del partido. En comparecencia de prensa, fue preguntado al menos en tres ocasiones sobre la postura de la dirección socialista ante la posible aplicación del artículo 155, que el Gobierno no ha descartado utilizar llegado el caso. Puente rechazó pronunciarse categóricamente en contra de este precepto de la Constitución, y remarcó que el PSOE tomaría la decisión al respecto en función de los acontecimientos. Levantó así la línea roja que había trazado en público el pasado julio la portavoz parlamentaria socialista, Margarita Robles.

La portavoz del PSOE en el Congreso, Margarita Robles, comparece tras la reunión de Pedro Sánchez y Mariano Rajoy.

“El artículo 155 nunca sería una solución procedente y nunca la apoyaríamos”, dijo Robles el pasado 6 de julio en una comparecencia para informar de la reunión entre el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. Ese artículo de la Constitución, que nunca se ha aplicado hasta la fecha, permite al Gobierno, tras recibir el apoyo al Senado, adoptar las medidas necesarias para obligar a las autoridades de una comunidad autónoma a cumplir la ley.

PP: "Es oportuno"

JUAN JOSÉ MATEO

“Que el PSOE se abra a la no demonización de ningún precepto constitucional es oportuno, sobre todo porque no es bueno desarmarse preventivamente frente a un desafío legal, social y constitucional de este calibre”, ha opinado Pablo Casado, vicesecretario de Comunicación del PP. “Queremos estar perfectamente pertrechados, legalmente, para afrontar cualquier desafío contra la legalidad y las libertades del pueblo español”, ha añadido este integrante de la dirección nacional del partido que sostiene al Gobierno, que también ha recordado que los delitos de sedición impropia y convocatoria ilegal de referéndum han dejado de existir en España. “¿No se puede actuar penalmente [contra los promotores del referéndum] más que por prevaricación, desobediencia y malversación de caudales públicos? En estos momentos, no. ¿Quieren decir eso que el Estado esté inerme en la vía penal contra ese tipo de desafíos? No”.

La posición tajante de la portavoz parlamentaria del PSOE en julio en contra de este artículo no se suscribe ahora por la dirección socialista, que no descarta apoyar su aplicación. “Incluso Pablo Casado ha dicho que no sería deseable la aplicación del 155, estamos en la misma onda, no sería deseable. Ahora bien, no sabemos las circunstancias que se van a producir y por tanto pronunciarnos de manera categórica sobre cualquier alternativa sería imprudente. Vamos a esperar, vamos a ver qué circunstancias se producen, y a la luz de esas circunstancias tomaremos una decisión”, afirmó Óscar Puente en una respuesta a la pregunta expresa de si el PSOE mantenía esa posición expresada en verano por la portavoz parlamentaria socialista.

La dirección del PSOE insiste, en todo caso, en que respaldará aquellas medidas que adopte el Gobierno “que respeten el principio de la proporcionalidad y eficacia”, incidió el portavoz.

El PSOE no descarta ningún escenario pero tampoco da su apoyo por anticipado a la aplicación del 155. Primero, porque ni siquiera el Gobierno, que es quien tiene que tomar la decisión, lo ha puesto sobre la mesa. “No hay nada más que ver las entrevistas para ser conscientes de que no tienen tomada una decisión en cuanto a la aplicación del 155, y por lo tanto no se puede pedir al partido que está en la oposición una posición neta y clara sobre algo que ni siquiera el Gobierno, que es quien tiene que aplicar la medida, tiene claro”, se quejó Puente. Pero, además, porque no se conoce cómo, cuándo, ni de qué forma se aplicaría ese precepto. “¿Qué significa aplicar el 155?”, se preguntan fuentes de la dirección. Y, por último, porque “elucubrar sobre ello públicamente envalentona a los independentistas”, trasladan estas mismas fuentes.

La dirección socialista quiso subrayar, además, que no se había producido un cambio de posición en el partido al respecto, porque las declaraciones de la portavoz parlamentaria no fueron secundadas por el líder del PSOE, Pedro Sánchez, que es quien fija la postura del partido. Aunque las palabras de Robles tampoco fueron desmentidas en su día por la dirección —por “responsabilidad”, se remarca—, y estuvieron acompañadas de otros pronunciamientos de miembros de la ejecutiva de Sánchez en contra del 155. “Haremos todos los esfuerzos, si hace falta apelando a la comunidad internacional, para que no haya una suspensión de la autonomía”, sostuvo en junio la secretaria de cohesión social del PSOE, Núria Parlon. El propio portavoz Óscar Puente lo consideró una medida “cruenta”.

El portavoz de la ejecutiva del PSOE sí fue categórico en el rechazo a la celebración de un referéndum de independencia en Cataluña, aún pactado y con garantías. “El PSOE no aceptaría trocear la soberanía nacional”, zanjó.

Lo que dice el artículo 155

"Si una Comunidad Autónoma no cumpliere las obligaciones que la Constitución u otras leyes le impongan, o actuare de forma que atente gravemente al interés general de España, el Gobierno, previo requerimiento al Presidente de la Comunidad Autónoma y, en el caso de no ser atendido, con la aprobación por mayoría absoluta del Senado, podrá adoptar las medidas necesarias para obligar a aquélla al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones o para la protección del mencionado interés general.

Para la ejecución de las medidas previstas en el apartado anterior, el Gobierno podrá dar instrucciones a todas las autoridades de las Comunidades Autónomas".