Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un manifiesto contra la “estafa antidemocrática” del 1 de octubre

Intelectuales y artistas de izquierdas llaman a no participar en el referéndum

Imagen de la manifestación de La Diada, el pasado 11 de septiembre.
Imagen de la manifestación de La Diada, el pasado 11 de septiembre. REUTERS

“Rechazamos el 1 de octubre como una estafa antidemocrática. Y llamamos a no participar en esta convocatoria, que es lo opuesto a un ejercicio de libre decisión del pueblo de Cataluña”. Es la alerta que lanza un manifiesto suscrito por casi un millar de firmantes, la mayor parte intelectuales y artistas que se definen de izquierdas, que se publica hoy en EL PAÍS contra el referéndum ilegal de independencia en Cataluña.

“Cualquier demócrata, sea cual sea su posición ante la independencia, debe rechazar esta convocatoria, impropia de una democracia y tramposa”, dice el texto, que argumenta en cinco claves por qué el referéndum del día 1 es una “trampa antidemocrática”. Lo es porque la convocatoria no es transparente, "hecha mediante una ley de referéndum elaborada en secreto y a espaldas del Parlament"; porque no establece un mínimo de participación, "pero se pretende que el resultado sea válido con sólo un voto de diferencia, pudiendo hacer una declaración unilateral de independencia en 48 horas, sin el apoyo de una mayoría de la población catalana"; porque se ha hecho “relegando y marginado a las fuerzas políticas de la oposición”, "y esto se hace utilizando una mayoría parlamentaria que no se corresponde ni con el 50% de los votos"; porque se sustenta en dos leyes que se han aprobado “de forma exprés, en un solo día, tanto la ley de referéndum como las llamadas leyes de desconexión” y porque se trata de una convocatoria unilateral. "Puigdemont y su Govern dicen que actúan en nombre de la mayoría de la sociedad catalana, pero las fuerzas en las que se apoyan no representan más que el 36% del censo electoral", recuerda el manifiesto.

Los firmantes se definen como personas que rechazan las políticas de Mariano Rajoy. De los profesionales destacados, 37 son catalanes, como la directora de cine Isabel Coixet; las actrices Mónica Randall, Julieta Serrano y Rosa María Sardá; el escritor Félix Ovejero o la catedrática Victoria Camps.

Del resto de España, lo suscriben también los escritores Javier Marías, Ignacio Martínez de Pisón, Rosa Montero, Juan José Millás y Manuel Rico; el diseñador Javier Mariscal, el director de cine Fernando Colomo; el economista Juan Torres; el músico Miguel Ríos, y quien fue fiscal Anticorrupción, Carlos Jiménez Villarejo, entre otros.

El manifiesto, que se publica como publicidad y han financiado los firmantes, está promovido por Recortes Cero, una asociación que se presentó a las elecciones por primera vez en 2014, y que ha impulsado otros manifiestos pidiendo un acuerdo de progreso entre el PSOE, Podemos y Ciudadanos, entre otros. “Nuestro eje central es la redistribución de la riqueza, y pensamos que para un proyecto progresista la unidad y la democracia son temas fundamentales”, razona Nuria Suárez, portavoz de Recortes Cero. El texto concluye con el "convencimiento de que es posible un futuro común, libremente elegido, en el marco de un España plural donde estén reconocidas todas las identidades de los pueblos que la integran".

“Esto es inaguantable, es intolerable lo que está ocurriendo en Cataluña. ¿Qué Estado quiere montar una gente que se está saltando todas las leyes del Estado en el que está?”, dice a EL PAÍS uno de los firmantes, Alfonso de Vilallonga, premio Goya por la banda sonora de Blancanieves y barcelonés. "Estoy cansado del argumento de Rajoy, del PP...¿y los que no votamos a Rajoy? ¿y todos los catalanes a los que se está pisoteando nuestros derechos, qué hacemos? ¿quién nos defiende, un señor de Pontevedra?", se pregunta.

Eduardo Moga, poeta barcelonés y también firmante añade: “Yo estaría a favor de un referéndum, pero siempre que fuera legal y con garantías, no como este, que es contrario a la ley y a la voluntad mayoritaria de los catalanes”.

Más información