Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Juncker: “La Comisión acata lo que digan el Constitucional y el Parlamento español”

El jefe del brazo ejecutivo de la UE comete un desliz al asegurar en una entrevista que "si el sí a la independencia de Cataluña viera la luz, lo respetaríamos"

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker (archivo).

"Si el a la independencia en Cataluña viera la luz, bueno, pues respetaríamos esa elección", ha afirmado hoy Jean-Claude Juncker, el presidente de la Comisión Europea, en una entrevista con youtubers en Euronews. Su servicio de portavoces se ha apresurado a subrayar que nada ha cambiado: el referéndum es un asunto interno, y la opinión de Bruselas sobre el referéndum catalán es "lo que digan las Cortes y el Constitucional", según aseguraba hoy mismo en una entrevista con La Vanguardia y varios diarios europeos, una frase que también ha repetido en esa misma entrevista con Euronews. En otras palabras: Bruselas solo respetaría un en caso de que el referéndum fuera legal. Esa era y sigue siendo la opinión de Juncker, a pesar de que fuera de contexto pueda parecer otra cosa, según han reiterado las fuentes consultadas en Bruselas.

Un portavoz de la Comisión ha dado aclaraciones tras la polvareda generada: "La decisión del Tribunal Constitucional debe ser respetada, y por lo tanto el resultado del referéndum solo puede ser aceptado si se cumple esa condición. El presidente Juncker reitera la posición de la Comisión, tal como se ha expresado en varias respuestas al Parlamento Europeo desde la Comisión Prodi y ha reiterado en su entrevista a La Vanguardia hoy".

El jefe del brazo ejecutivo de la UE reitera, a una pregunta directa sobre si respetaría o no el resultado de esa consulta, que la Comisión "no interviene en los debates internos de un país cuando se trata de un debate democrático aceptable". "La Comisión de [Romano] Prodi, la de [José Manuel] Barroso y la mía siempre han dicho que vamos a acatar lo que digan el Tribunal Constitucional y lo que decida el Parlamento español". "Si el sí a la independencia en Cataluña viera la luz, bueno, pues respetaríamos esa elección", dice inmediatamente después, en lo que parece un desliz en toda regla al que sus colaboradores tratan de quitar hierro. Sus portavoces aclaran que Juncker se refiere a un referéndum avalado por el Constitucional y las Cortes: "Esa es la posición de la Comisión Europea, no ha cambiado ni un centímetro", a pesar de que Oriol Junqueras, vicepresidente de la Generalitat, se ha apresurado a reivindicar en las redes sociales esa declaración.

Juncker, más allá de esa frase, se agarra a su doctrina de siempre: "Está claro que si se da el sí a la independencia de Cataluña, al día siguiente Cataluña no se puede convertir en miembro de la UE. Tendrá que seguir el proceso de adhesión como todos los Estados miembros que han entrado después de 2004. Y si el norte de Luxemburgo se separa del sur, tendría que seguir las mismas reglas", ha añadido.

La declaración de Juncker

Esta es la declaración completa del presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, en una entrevista en Euronews. Inicialmente, la propia Euronews había difundido una transcripción inexacta e incompleta de la declaración que llevó a algunos independentistas a proclamar que la Comisión Europea aceptaría el resultado del referéndum ilegal del 1 de octubre.

“Bueno, por principio la Comisión no interviene en los debates internos de un país cuando se trata de debates legítimos, democráticos, aceptables y aceptados. La Comisión de [Romano] Prodi, la Comisión [de José Manuel] Barroso y la mía, siempre hemos dicho que en esa materia vamos a acatar las sentencias del Tribunal Constitucional español y lo que decida el Parlamento Nacional español. Está claro que si un “sí” a la independencia de Cataluña viera la luz del día, veremos, pues respetaríamos esa elección. Pero al día siguiente, tras ese voto, Cataluña no se puede convertir en miembro de Europa. Tendrá que seguir un proceso de adhesión como todos los Estados miembros que han entrado después de 2004, no es un proceso automático”. “Y si el norte de Luxemburgo se separa del sur, tendría que seguir las mismas reglas”.