Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zoido sobre los saltos a la valla de Ceuta: “Ni es la primera vez ni será la última”

8.956 inmigrantes han intentado franquear el vallado desde enero, frente a los 613 del mismo periodo del año anterior

Inmigrantes subsaharianos tras conseguir saltar la valla. En vídeo, declaraciones del ministro Zoido.

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha comparecido este martes en la Comisión de Interior del Congreso para dar explicaciones acerca de la situación de la valla fronteriza de Ceuta y a los saltos masivos de inmigrantes ocurridos durante el mes de agosto y a la muerte de dos porteadoras por una avalancha en el paso fronterizo del Tarajal el pasado 28 de agosto.

"A todos nos preocupa la situación pero me llama la atención que estén tan sorprendidos por los hechos, ni es la primera vez ni será la última, a pesar de los esfuerzos y las reformas acometidas para controlar los pasos fronterizos", ha arrancado el ministro, que a continuación ha realizado un pormenorizado relato sobre saltos masivos a la valla recientes con el fin de mostrar las dificultades que encuentran las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado para contrarrestar esos intentos multitudinarios de entrar irregularmente en España.

"Estamos hablando de una frontera protegida por un doble vallado de 8,4 kilómetros", ha dicho. Y ha concretado: "En lo que va de año se han producido nueve saltos masivos con éxito con la consecuencia de que han logrado entrar irregularmente en España un total de 8.956 inmigrantes, frente a los 613 que lo intentaron en el mismo periodo del año pasado.  Aproximadamente mil, según los datos aportados por el ministro, han logrado entrar ilegalmente en España en lo que va de año, lo que supone "un incremento del 34%, de los que el 35% serían de origen subsahariano". Según Zoido, "estos intentos se van sucediendo a lo largo del año, es un goteo constante".

La foto de un gancho

En un momento determinado de su comparecencia, y al hilo de la exposición de los saltos del 1 y del 7 de agosto pasado, Zoido mostró una imagen impresa de un gancho de los utilizados por los inmigrantes para encaramarse a las vallas de pinchos que demarcan la frontera. Según el titular de Interior, es habitual que los inmigrantes porten "elementos contundentes, barras de hierros, ganchos y cizallas" y enumeró en varias ocasiones los guardias civiles heridos y los gendarmes marroquíes en las refriegas de los saltos, al igual que los inmigrantes.

En todos los casos el ministro calificó de "adecuada y proporcional" la actuación de los agentes. Tras su intervención fue recriminado por los portavoces de la oposición en relación con la complacencia mostrada con su frase inicial. "Estamos aquí para poner soluciones", le reprochó el representante de Ciudadanos, Miguel Gutiérrez. Fue precisamente Gutiérrez quien hizo referencia a aspectos que requieren nuevas soluciones: "Las mordidas" cobradas por los agentes de la Guardia Real Marroquí en la frontera a los porteadores, o los visados excepcionales facilitados a la población de Tetuán que han provocado una superpoblación en la zona: "En Castillejos la población marroquí más próxima a la frontera española, ha pasado de 34.000 habitantes en 1994 a los más de 80.000 actuales".

"Mas hechos y menos palabras"

“Más presupuesto, más coordinación, más dotación de personal, más derechos humanos, más claridad, más diálogo, más determinación, más hechos y menos palabras para abordar este problema”, reclamó el portavoz socialista de Interior, David Serrada, al ministro del Interior.

“Su política de seguridad y su política migratoria son ineficaces, injustas e insolidarias y cuando las aplican a la vez es cuando tienen peores resultados”, ha advertido Serrada, y ejemplo de ello son desde la situación que se viven en estas fronteras, hasta “su incapacidad para cumplir con el compromiso de acogida adquirido con la Unión Europea en materia de refugiados”, dijo.

Zoido hizo hincapié en la importancia de la información aportada por el gobierno marroquí sobre los inmigrantes que se concentran en su territorio y sus intenciones de saltos. Y señaló que Marruecos es el país con el que mantiene la relación más estrecha.

El ministro, al hilo de las preguntas de los portavoces de los grupos de oposición, quiso referirse al polémico rescate de una patera conjunto, de  agentes marroquíes y españoles, el pasado 31 de agosto en el Estrecho. Zoido, que comparecerá esta tarde en el Senado para ofrecer explicaciones de los mismo, repitió la versión ofrecida hasta ahora por la Guardia Civil y reiteró que nada podía decir acerca de las siete mujeres fallecidas al caer al agua durante el remolque de la embarcación porque los agentes españoles no estaban presentes. 

Reformas de 12 millones en el Tarajal

El ministro, no obstante, dijo que estaban abordando aspectos "más profundos" de la inmigración en los países de origen de los inmigrantes y anunció toda una batería de medidas dirigidas a mejorar y modernizar la frontera ceutí: desde todo un nuevo sistema de cámaras a lo largo de todo el vallado, hasta la ampliación de los carriles de vehículos y aceras para peatones en el paso del Tarajal. Según sus cálculos, tales reformas con un coste aproximado de 12 millones de euros se acometerán en 2018 y serán financiadas tanto con una partida importante del presupuesto nacional —que no concreto a la espera de la conclusión de un plan de viabilidad—, como con subvenciones europeas.

“No sé cómo pueden decir que están actuando para frenar la avalancha en origen, cuando el presupuesto en cooperación al desarrollo se ha reducido drásticamente”, denunció el portavoz socialista, para quien “la solución al problema no avanza”, por “la dificultad del gobierno para aplicar conjuntamente su política de seguridad y su política migratoria en estos territorios”.

Zoido quiso apuntar que también se aborda la inmigración en origen y recordó que existe el Plan Director de Cooperación al Desarrollo que contempla una partida de 250 millones de euros para los países del África subsahariana de los que proceden la mayoría de los inmigrantes entre otros.

Por su parte, Serrada fue enumerando que desde Interior “tratan de resolver el problema aplicando la receta del menos es más”, y “hablan de planes y promesas de las que solo se conoce el anuncio pero no resultado”. “Se sacan de la chistera medidas que con el paso del tiempo se demuestra que no solucionan el problema” y “van dejando un reguero de declaraciones muy desafortunadas, cuyo caso más grave es el del delegado del Gobierno de Ceuta”, preguntándose al respecto el portavoz socialista “si es necesario que esta persona tenga que retractarse, cuando habrá una solución mejor que depende del Ministro”.

Así, los socialistas reclaman “decisiones que aborden la cuestión de las fronteras de Ceuta y Melilla de manera conjunta”, teniendo en cuenta que en los pasos fronterizos existe un problema de movilidad derivado del tránsito diario de decenas de miles de personas y de vehículos. “Esto requiere medidas que pasan por más inversión en infraestructuras, más Policía Nacional y Guardia Civil, por una mayor coordinación entre las administraciones españolas y de éstas con las autoridades marroquíes, sin olvidarnos, de la implicación de los ciudadanos de Ceuta y Melilla”, ha subrayado.