Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los editores denuncian que hacen hasta 25 versiones de los libros de texto

Las exigencias de las comunidades dispara el número de manuales. “Nos han pedido libros específicos para una isla con dos colegios”, dice la patronal

Aprender matemáticas o ciencias sociales debería ser similar en todas partes, pero no es así. Las editoriales de libros de texto denuncian que han llegado a elaborar hasta 25 versiones diferentes para una misma asignatura y un mismo curso, una cifra que se ha disparado con las exigencias de las comunidades autónomas tras la aplicación de la última reforma educativa, la Lomce. El gasto medio por alumno en libros asciende a 106 euros, según los datos de la patronal Anele, que reclaman a los políticos más estabilidad en los contenidos.

“Nos han llegado a pedir libros específicos para una isla con dos colegios”, explica José Moyano, presidente de la Asociación Nacional de Editores de Libros de Texto y material de Enseñanza (Anele), en la rueda de prensa para presentar los datos del sector celebrada este jueves. El Ministerio de Educación establece los contenidos mínimos a aprender, que es el 50% en el caso de las asignaturas troncales, y luego las comunidades autónomas adaptan la normativa.

Las exigencias de estas últimas y la falta de control por parte del propio ministerio provocaron que en el último curso las ocho editoriales de libros de texto que hacen manuales para toda España, integradas en Anele, tuvieran que preparar cada una de media hasta 25 manuales para Ciencias Sociales de 4º de Primaria, 19 en el caso de Matemáticas o 18 en Lengua, entre otros ejemplos (ver gráfico).

Sin noticias sobre el informe "urgente" del ministerio sobre Cataluña

El Ministerio de Educación anunció el 18 de mayo que pediría un informe “detallado y urgente” sobre los libros de texto de Cataluña a raíz de una denuncia del sindicato AMES. Según el escrito de denuncia, los manuales para alumnos de primaria en esa comunidad incluyen “planteamientos ideológicos partidistas” y “tendenciosos”. El secretario de Estado de Educación, Marcial Marín, anunció entonces que se revisarían esos manuales y reclamó además a la Alta Inspección que estuviera “alerta” de posibles denuncias en otras comunidades, después de que Anele lamentara las “grandes diferencias” que existen por regiones según las opciones políticas que gobiernan. Casi cuatro meses después, un portavoz de Educación señala que no hay ninguna novedad de la investigación “urgente” que reclamó el Ejecutivo.

El número de libros por materia y curso se ha disparado a partir de la implantación de la reforma educativa aprobada en 2013, la Lomce. Esta diversidad de versiones es un nuevo indicador de que la última reforma educativa del PP no ha alcanzado su objetivo de homogeneizar los contenidos que se aprenden en las 17 comunidades autónomas. “Hay más diversidad curricular y fragmentación que nunca. Nunca la había habido tanto en materias de aparente neutralidad como Matemáticas. En este país no sirve un mismo libro de Matemáticas para todos y esto es una barbaridad”, señala Moyano. El presidente de Anele añade, no obstante, que las versiones también aumentan porque se editan libros en las lenguas cooficiales y en inglés para distintas materias. Solo entre las tres editoriales principales de España —Santillana, SM y Anaya, que suponen el 50% del mercado—, han editado hasta 58 libros de Matemáticas en 4º de Primaria o 55 de Lengua.

Los editores denuncian que hacen hasta 25 versiones de los libros de texto

Las cifras también son dispares en comparación con lo que ocurría con la ley educativa anterior, la LOE. En el curso 2011-2012, la media por editorial y asignatura oscilaba entre tres y siete versiones en todos los casos analizados, hasta cinco veces menos que ahora. Los cambios por comunidades “no se hacen nunca con criterios pedagógicos, sino políticos o economicistas”, añade Antonio María Ávila, director ejecutivo de Anele. La patronal reclama que el pacto educativo que los políticos se han comprometido a alcanzar conlleve “estabilidad normativa”.

La falta de homogeneidad en los materiales se suma a la disparidad de carga horaria que se dedica a cada materia por comunidades autónomas. Los alumnos madrileños dan 400 horas más que los vascos cuando acaban la Primaria y los aragoneses tienen menos de la mitad de horas de Lengua y Literatura que los vascos, sumando en este caso también el tiempo destinado al euskera. Según Moyano, la diferencia de horarios también complica la elaboración de manuales.

106 euros por alumno

Durante los años de implantación de la Lomce ha subido un 3,03% el precio que pagan las familias, aunque la patronal no tiene datos específicos de qué parte de esa subida se debe a los cambios provocados por estas diferencias regionales. El gasto medio en libros por alumno es de 106,08 euros, según los últimos datos del sector de 2016. Respecto al curso anterior han subido un 1%. En Educación Infantil son 65,16 euros; en Primaria, 128,7; en ESO (105,34); 100,86 en Bachillerato y 23,36 en Formación Profesional. El catálogo de libros en papel asciende a 33.151 títulos y otros 13.818 se ofrecen en formato digital. Respecto a la facturación, el curso pasado vivieron un incremento del 3% respecto al anterior, hasta 856,04 millones de euros.