Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los yihadistas que atacaron Cataluña estuvieron dos veces en la Torre Eiffel

París investiga si la célula de Ripoll tuvo relación con la desarticulada esta semana en el país vecino

Torre Eiffel
Imagen de archivo de la Torre Eiffel.

Algunos de los miembros de la célula terrorista que atentó en Cataluña el pasado 17 de agosto y que viajaron días antes a París estuvieron al menos dos veces frente a la Torre Eiffel, según el ministro del Interior galo, Gerard Collomb, que ha confirmado también que se investiga si mantuvieron alguna relación con los detenidos esta semana en Villejuif tras el hallazgo de un piso con material explosivo.

Fuentes de la investigación en España confirmaron que conocían que varios de los miembros de la célula yihadista de Ripoll "estuvieron haciendo turismo en París y haciéndose fotos a los pies de su edificio más emblemático".

"Sabemos que compraron esa cámara de fotos, sabemos sobre todo que dejaron su hotel por la noche, que estuvieron mucho rato frente a la Torre Eiffel, y que al día siguiente volvieron allí antes de regresar a España", gracias a estudiar el rastreo de la localización de sus teléfonos, precisó Gérard Collomb a la radio Franceinfo.

Se está investigando porqué los autores del ataque de Cambrils se encontraban en la región parisina el 11 y 12 de agosto, menos de una semana antes de los atentados del 17 y 18 de agosto en Cataluña, que costaron la vida a 15 personas. La fiscalía antiterrorista de París trata de determinar las razones de ese viaje. "Nadie puede pensar que ese viaje relámpago se hizo para comprar una cámara de fotos en la Fnac", una cadena de tiendas, señaló fiscal de París, François Molins.

Por otra parte, y siguiendo con las posibles conexiones internacionales de la investigación, Collomb ha explicado que tres personas han sido detenidas entre este miércoles y este jueves por su relación con un piso ubicado a las afueras de París en el que se ha hallado material susceptible de ser utilizado para fabricar peróxido de acetona (TATP), el explosivo que supuestamente intentaban crear los terroristas de Cataluña en una casa de Alcanar, conocido como "Madre de Satán" y habitualmente utilizado por el Estado Islámico (ISIS en sus siglas en inglés) en sus ataques.

Dos cajas de cerillas españolas en un piso de París

El ministro francés ha asegurado que las investigaciones preliminares sí que apuntan a una relación de los detenidos en Villejuif con "escenarios en el extranjero", sobre todo con Irak y Siria. Sin embargo, por el momento no han hallado pruebas de que hubiesen contactado con la célula que atentó en Barcelona y Cambrils y el 17 de agosto.

"Sabemos que España es un lugar de paso para redes procedentes de Marruecos y, por tanto, es posible que hubiese relación", ha admitido Collomb durante la entrevista, en la que ha confirmado el hallazgo de dos cajas de cerillas de origen español durante los registros de las últimas horas.

Las autoridades galas investigan también el recorrido de un Audi —los cinco terroristas que atentaron en Cambrils iban en un Audi A-3— en el que al menos dos o tres miembros de la célula catalana viajaron a París los días antes de los atentados. Iban, "a priori, dos o tres personas" a bordo del vehículo utilizado durante el ataque en Cambrils y detectado por el departamento de Essonne, al sur de París, el 12 de agosto, ha señalado Collomb.

Por el momento, han podido confirmar que se alojaron en un hotel situado en el sur de la capital francesa y que compraron una cámara de fotos en una tienda FNAC.

Tras analizar el rastro de sus teléfonos móviles —cuyos números facilitaron las autoridades españolas—, también se ha constatado que estas personas se desplazaron dos veces hasta las inmediaciones de la Torre Eiffel. "Abandonaron su hotel por la noche, estuvieron durante un largo tiempo ante la Torre Eiffel y volvieron al día siguiente, antes de regresar a España", ha relatado Collomb.

 

Más información