Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ciudadanos pide que Zoido explique cómo se gestionaron las alertas de la CIA

Los comunicados de la agencia estadounidense se producen con una frecuencia media de dos meses, según fuentes de la lucha antiterrorista

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido. En vídeo, sus declaraciones en rueda de prensa.

El grupo de Ciudadanos en el Congreso ha solicitado que el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, explique en Comisión "cómo se gestionaron" los "posibles avisos" de que se iban a perpetrar ataques en Cataluña antes de los ocurridos en agosto y "con qué criterios se desatendieron".

En una solicitud de comparecencia registrada este martes en el Congreso, Ciudadanos ha pedido que el ministro del Interior explique la gestión de esos posibles avisos, así como "con qué criterios se desatendieron y quién dio órdenes de desatenderlos". Lo hace citando "las noticias publicadas posteriormente sobre potenciales avisos previos alertando de un posible atentado en Barcelona".

Fuentes de la lucha antiterrorista confirmaron el pasado 31 de agosto que los Mossos d'Esquadra, las fuerzas de seguridad del Estado y el CNI recibieron a finales de mayo un aviso de la CIA alertando de los planes del autodenominado Estado Islámico (EI) para atentar en verano en Cataluña, "específicamente en La Rambla", después de que El Periódico de Cataluña adelantara esa información.

Esa nota de los servicios de inteligencia estadounidenses señalaba: "Información no corroborada de veracidad desconocida de finales de mayo del 2017 indicaba que el Estado Islámico de Irak y Ash-Sham (ISIS) estaba planeando llevar a cabo ataques terroristas no especificados durante el verano contra emplazamientos turísticos muy concurridos en Barcelona, España, específicamente en la calle La Rambla".

Las fuentes antiterroristas subrayaron entonces que este tipo de mensajes, que "se producen cada dos meses y que suelen ser escuetos y vagos";  afectan "única y exclusivamente al ámbito de la prevención en materia de protección de seguridad ciudadana" y que el aviso debería haber obligado a los Mossos a reforzar la presencia policial en Las Ramblas durante los meses de julio y agosto.

Por su parte el conseller catalán de Interior, Joaquín Forn, y el mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, confirmaron —habiendo negado previamente ningún aviso previo sobre la posibilidad de un atentado en Barcelona— que sí habían recibido el 25 de mayo un aviso sobre un posible atentado en La Rambla de Barcelona. Sin querer desvelar en ningún momento su fuente de información, aseguraron que éste no fue remitido a ellos por la CIA ni por el National Counterterrorism Center (NCTC) de Estados Unidos, y señalaron que fue considerado de baja credibilidad por los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado que también lo recibieron.

Mesa de valoración de la amenaza

Nadie habló sin embargo del asunto en la Mesa de Valoración de la Amenaza extraordinaria que se celebró pocos días después de los atentados y con motivo de los mismos. En ella, sin embargo, había representantes de todas las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. Fuentes de la lucha antiterrorista, que niegan haberle restado veracidad o importancia a la alerta de los servicios de inteligencia estadounidenses, lo justifican por el hecho de que se trata de "un asunto de Seguridad Ciudadana en el que deberían haber abundado, si querían, los afectados". De hecho, recuerdan, que sí se habló de esa alerta en la mesa ordinaria correspondiente --la mesa se reúne cada jueves desde que España elevó el nivel de amenaza a cuatro sobre cinco--, a finales de mayo. 

Más información