Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU avisó en mayo de un posible atentado del ISIS “específicamente en la Rambla” de Barcelona

La advertencia de los servicios de inteligencia llegó a los Mossos y alertaba de un posible ataque este verano

Uno de los altares montados en La Rambla de Barcelona en homenaje a las víctimas del atentado.

Fuentes de la lucha antiterrorista han confirmado que el 25 de mayo los servicios de inteligencia de Estados Unidos avisaron a España de que el autodenominado Estado Islámico (ISIS, en sus antiguas siglas en inglés) estaba planeando "ataques terroristas contra emplazamientos turísticos muy concurridos en Barcelona, específicamente La Rambla", según el texto del aviso, adelantado por El Periódico de Cataluña y al que ha tenido acceso EL PAÍS. El pasado 17 de agosto, un terrorista asesinó en ese bulevar de la capital catalana a 14 personas en un atropello masivo con una furgoneta.

La advertencia fue trasladada el mismo día 25 a los Mossos d'Esquadra, cuerpo encargado de la lucha antiterrorista y la seguridad ciudadana en Cataluña, según las citadas fuentes. No obstante, el Gobierno catalán ha negado que recibiese la comunicación y ha insistido en que el aviso no vino de la CIA, pero se ha negado a precisar el origen. Las fuentes de la lucha antiterrorista consultadas insisten en que el aviso procedía del National Counterterrorism Center (Centro Nacional de Lucha Antiterrorista, NCTC en sus siglas inglesas) y que el mismo día que lo recibieron se lo trasladaron a los Mossos.

El aviso decía textualmente: "Información no corroborada de veracidad desconocida de finales de mayo de 2017 indicaba que el Estado Islámico de Irak y ash Sham (ISIS) estaba planeando llevar a cabo ataques terroristas no especificados durante el verano contra emplazamientos turísticos muy concurridos en Barcelona, España específicamente, calle La Rambla".

Fuentes de la lucha antiterroristas insisten en que el documento fue remitido por la inteligencia norteamericana al Centro Nacional de Inteligencia (CNI), al Cuerpo Nacional de Policía, a la Guardia Civil y al Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO) el 25 de mayo. Nada más tener la comunicación de la agencia norteamericana de inteligencia, la advertencia fue trasladada por Policía Nacional al jefe de Información de los Mossos, Manel Castellví, siempre según las citadas fuentes.

Sin embargo, en ningún punto del aviso se facilitan datos, teléfonos, identidades ni ningún hilo del que tirar para avanzar en las investigaciones. De hecho, la agencia de Estados Unidos que facilita el aviso insiste en que se trata de una información "solo con fines de inteligencia" y que únicamente puede utilizarse con determinados propósitos.

"Esta información se proporciona solo con fines de inteligencia, en un esfuerzo por desarrollar potenciales pistas investigativas. No puede utilizarse de ninguna manera que exponga o comprometa las fuentes o métodos de inteligencia. No puede ser utilizada en relación con procedimientos judiciales extranjeros o nacionales ni para otros fines legales, judiciales o administrativos", dice textualmente.

Las fuentes informantes han insistido en que se trata de un mensaje que afecta exclusivamente a la prevención ciudadana, es decir, para tomar medidas preventivas pero no para investigar, ya que no hay nada investigable. Eso sí: acierta en el tiempo de comisión del posible atentado (verano) y a un lugar específico (las Ramblas), que fue donde efectivamente los yihadistas perpetraron el atentado terrorista. 

El aviso, tal y como está configurado, hubiera permitido incrementar la presencia policial en las Ramblas e incluso reforzar los obstáculos físicos, pero no acabar descubriendo a los potenciales autores. No obstante, la investigación apunta a que el atentado de las Ramblas fue improvisado, tras la explosión de la guarida de los terroristas en Alcanar (Tarragona), donde pereció (entre otros) el imán Abdelbaki es Satty que era el cerebro de la célula.

Como escribió el juez Fernando Andreu: "La explosión, que truncaría el plan inicial de los terroristas, precipitó la sucesión de hechos posteriores, es decir, el alquiler de las furgonetas, el atropello múltiple llevado a cabo por una de ellas en las ramblas de Barcelona y el ataque con armas blancas en Cambrils (compradas horas antes en un comercio de la misma población)".

El conseller de Presidencia y portavoz del Govern de Catalunya, Jordi Turull, ha insistido en "desmentir" que la CIA alertara a los Mossos d'Esquadra de un posible atentado en La Rambla y ha emplazado a la comparecencia que el conseller de Interior, Joaquim Forn, realizará en unas horas para conocer "los detalles".

Días después de los atentados, tanto el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, como el propio Forn negaron haber recibido información alguna sobre la posible preparación de un atentado yihadista en Cataluña o que hubieran recibido aviso alguno por parte de la principal agencia de espionaje de EE UU, la CIA. También el mayor de los Mossos, Josep Lluis Trapero, dijo en una entrevista en Catalunya Ràdio que era "mentira" que Estados Unidos hubiera avisado de nada. Los Mossos aseguran que van a desmentir la información sobre el aviso.

Forn ha explicado hoy: "Días después de los atentados, el Estado nos informó de que ninguno de los avisos recibidos tenía relación directa con los ataques terroristas del 17 de agosto".

Más información