Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zoido: “Ni Policía ni Guardia Civil detectaron la radicalización de Es Satty”

Interior prepara una instrucción técnica para las policías locales sobre terrorismo yihadista

El ministro de Interior Juan Ignacio Zoido, hoy, junto a Abel Caballero.

Las investigaciones posteriores a los atentados de Barcelona y Cambrils han dejado claro que Policía, Guardia Civil y Mossos d'Esquadra se cruzaron en algún momento con el instigador del terror, Abdelbaki es Satty, del que lo último que sabemos es que ejercía de imán en una de las dos mezquitas de Ripoll y que voló por los aires mientras instruía a sus nueve acólitos en el manejo de explosivos, dispuesto a causar una gran masacre. Condenado por tráfico de drogas, recluido durante cuatro años en la prisión de Castellón, ligado con algunos de los terroristas del 11-M y con algunos miembros de Al Qaeda a los que presuntamente podría haberles fabricado documentaciones falsas, sospechoso de radicalismo en Vilvoorde (Bélgica)... Es Satty fue escurriéndose, también de otras policías europeas a lo largo de su vida de unos cuarenta años, porque también parece claro que su documentación no responde a la realidad.

"Ni la Policía ni la Guardia Civil detectaron entonces indicios de radicalismo en Es Satty", ha dicho este lunes el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, tras reunirse con el presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias, Abel Caballero (alcalde de Vigo).

La reunión se enmarca en el contexto de la lucha antiterrorista y, según ha explicado Zoido, el objetivo era elaborar una instrucción técnica para las policías locales sobre terrorismo yihadista, tanto para mejorar el intercambio de información como la reacción de los agentes en coordinación con el resto de fuerzas de seguridad y los servicios de emergencia. Además, se intensificará el trabajo de las juntas locales de seguridad. "La coordinación hay que definirla con exactitud para responder a las necesidades", ha anunciado Zoido. Es decir, de momento todo son buenas intenciones para colaborar en esta materia. En si los policías locales llevarán armas largas o chalecos, por ejemplo, como están pidiendo algunos, no se entró.

"Flores y mierda"

Hablando de colaboración, el ministro siguió defendiendo la manera estrecha en la que han trabajado todos los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado a raíz de este último atentado, pese al diario cruce de acusaciones y desencuentros entre mandos de unos y otros cuerpos. Este mismo lunes, el jefe de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluis Trapero, hablaba de la falta de fluidez en la comunicación entre Policía Nacional y Mossos y concluía que, tras la operación que acabó con los diez terroristas implicados detenidos o abatidos, "unos arrojan flores y otros mierda".

El ministro quiso responder a esas declaraciones: "He visto cómo se les ha suministrado toda la información a los Mossos y digo que la colaboración es estrecha", ha afirmado. Zoido rechazó así las críticas de Trapero: "No me pueden decir que no haya colaboración". Y añadió: "Hay quien no quiere que sea así, pero he vivido y presenciado la colaboración en las distintas reuniones de la Mesa de Valoración de la Amenaza Terrorista en las que están presentes tanto los Mossos como la Ertzaintza".

Más información