Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La juez da un ultimátum a Juana Rivas para que entregue a sus hijos el lunes

El juzgado imputa a la asesora legal de la madre granadina y a sus familiares por sustracción de menores

Juana Rivas sale de los juzgados de Granada el pasado martes.

El juzgado de Instrucción número 2 de Granada ha dado un nuevo ultimátum a Juana Rivas. El próximo lunes 28 de agosto, a las cinco de la tarde, esta madre granadina tendrá que entregar a sus hijos, de 11 y tres años, en un punto de mediación familiar. La juez le avisa de que, en caso contrario y a la vista de "la gravedad" del caso, tomará medidas. Además, ha imputado a la asesora y a la psicóloga de Rivas y a todos los familiares de esta hasta el segundo grado de consanguinidad como posibles inductores o participantes, respectivamente, de un delito de sustracción de menores.

En el auto fechado este jueves, adelantado por el diario Ideal de Granada y al que ha tenido acceso este periódico, la juez cita a declarar a la asesora jurídica de Juana Rivas y directora del Centro Municipal de la Mujer de Maracena (Granada), Francisca Granados y a la psicóloga del centro, María Teresa Sanz. La juez quiere esclarecer si han podido participar como presuntas inductoras en un delito de sustracción de menores. Además, tendrán que comparecer también como investigados (los antiguos imputados) los familiares de Rivas hasta el segundo grado de consanguinidad: sus padres, su hermana y su hermano, "por presunta intervención en la sustracción de menores".

El juzgado de Instrucción 2 es el que lleva la vertiente penal del caso de Juana Rivas por los posibles delitos de obstrucción a la justicia y sustracción de menores. Por este último, la madre podría enfrentarse a penas de hasta cuatro años de prisión y 10 de inhabilitación de la patria potestad. El auto, contra el que cabe recurso, acuerda asimismo que la Guardia Civil se persone en el domicilio de Rivas para requerirle que proceda a la entrega de los menores a su padre, el italiano Francesco Arcuri, en cumplimiento de las resoluciones judiciales firmes. Dos sentencias, del juzgado de Primera Instancia de Granada de diciembre y de la Audiencia Provincial en abril, ordenan la entrega "inmediata" de los menores a su padre, condenado por maltrato en 2009.

La juez titular de Instrucción 2, María Ángeles Jiménez, señala "la falta de colaboración total y absoluta" de Juana Rivas con la justicia y advierte además de que, en caso de que no se acate lo ordenado, se adoptarán "las medidas cautelares que, vista la gravedad de los hechos investigados, se requieran".

El martes 22 de agosto, Rivas fue detenida por la Policía Nacional en las inmediaciones de los juzgados de Granada, cuando acudió por voluntad propia a presentarse ante el juez que actuaba de guardia tras casi un mes desaparecida y después de que el 8 de agosto se dictara una orden de busca y captura contra ella. "En la declaración prestada en sede judicial, en ningún momento, la señora Rivas expuso donde tiene escondidos a lo menores, con la finalidad de dar el debido y completo cumplimiento a las distintas resoluciones civiles que así lo acuerdan", señala la juez en el auto.

La Guardia Civil acudió el martes por la tarde a la casa de Rivas en Maracena (Granada) para localizar a los menores, después de que la madre dijera por la mañana ante las cámaras de televisión tras quedar en libertad provisional que sus hijos estaban en su domicilio. A este respecto, la juez acusa a Rivas en el auto de ofrecer "de forma interesada" información a la prensa, aunque de los menores "nada se sabe".

Más información