Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Local BLOGS CRÓNICAS
DEL PAÍS

Un barrio deprimido de Ferrol invita a Banksy a sumarse a su rehabilitación

Vecinos que revitalizan con grafitis el área de Canido citan para el primer fin de semana de septiembre al artista urbano

Eduardo Hermida, promotor de la iniciativa, frente a la pared reservada.
Eduardo Hermida, promotor de la iniciativa, frente a la pared reservada.

“Banksy: hemos reservado un espacio para ti en una de nuestras calles”. Este mensaje, firmado por los vecinos del barrio ferrolano de Canido, recorre Europa. Vallas publicitarias estratégicamente situadas en las principales ciudades y anuncios en diarios como Le Monde, Le Journal de Paris, Le Figaro, The Daily Telegraph, La Repubblica, Corriere de la Sera o The Times recogen estos días el llamamiento de los habitantes de la vieja zona alta ferrolana a uno de los más prestigiosos artistas urbanos del mundo.

El mensaje invita al reconocido grafitero a “expresar tu mejor interpretación” de Las Meninas, la inmortal obra de Velázquez. Y lo cita para el primer fin de semana de septiembre. Esos dos días, centenares de músicos, escritores, escultores y fotógrafos se congregarán en Canido para continuar la recuperación artística y morfológica de un extrarradio abandonado, gris y abocado al olvido, convertido en la última década en un emplazamiento singular de culto popular a Las Meninas, en el que más de un millar de artistas nacionales e internacionales han plasmado ya sus personales visiones del famoso cuadro.

Alertado por la publicidad internacional, el mundo entero girará su cabeza ese fin de semana hacia el pequeño vecindario del noroeste español a la espera de asistir a un acontecimiento excepcional: la presencia, o una manifestación de ella, del artista cuya identidad se ha convertido en un enigma que todos quieren resolver, para que se sume a un proyecto declarado por la UNESCO “Itinerario Cultural de Galicia”.

“Tengo el presentimiento de que vendrá; me lo imagino con visera, paseando con su novia por el barrio, echando un vistazo a esta locura que hemos emprendido. Y creo que volverá después, cuando nadie se lo espere, a pintar su menina, aunque no sea en la fecha ni en la pared que le hemos reservado”. El artista ferrolano Eduardo Hermida espera convencido la llegada a esta ciudad, de incógnito, como no podría ser de otra forma, del famoso grafitero.

Hermida es el promotor de la curiosa revolución urbana iniciada hace nueve años en el abandonado barrio alto de la ciudad, cuando la penúltima crisis se estampaba sobre las crisis sucesivas que, desde los ochenta, ha ido encadenando Ferrol. Una revolución nacida del deseo de este pintor de llegar a su infancia, concentrada en la antigua casa de sus abuelos en el humilde extrarradio de viviendas de aldea con huerta que el tiempo iba tumbando. Temió que desapareciera y que sus recuerdos quedasen ya solo flotando en su memoria.

Uno de los murales que reinterpretan Las Meninas en el barrio de Canido.
Uno de los murales que reinterpretan Las Meninas en el barrio de Canido.

Se buscan meninas para recuperar el barrio

El ferrolano compró la antigua casa familiar, la restauró, trasladó a ella su taller y los recibimientos a sus amigos, la mayoría artistas, a los que emplazó a ir llenando de personales meninas las desconchadas fachadas después de haber versionado él con su hija, de entonces siete años, las primeras. “Empezamos siendo cuatro guerrilleros culturales”, relata orgulloso el recorrido de la iniciativa a la que ahora se ha sumado como mecenas la empresa gallega Hijos de Rivera, que promociona su cerveza artesanal 1906 mientras sufraga la publicidad de las vallas y medios de comunicación instalados por Europa.

“Es ya un proyecto extremadamente bello, como lo es también que resurja la figura de los mecenas, tan necesarios para el arte en estos tiempos”, cuenta Hermida entusiasmado. Con la publicidad cubierta de esa forma, los vecinos disponen de 20.000 euros aportados por el Ayuntamiento de Ferrol y por la Diputación de A Coruña para sufragar los gastos de los dos días festivos. “Con ese dinero pagaremos a los músicos y las estancias de los artistas” que dejarán sus personales visiones de una obra magistral tan llena de incógnitas como la identidad de Banksy y en la que los personajes principales traspasan el lienzo con sus miradas

Ahora hay cientos de meninas observando fijamente las calles llenas ya de vida del Canido al que Hermida no tuvo más remedio que volver. Y casi todas son poperas porque el pop, explica el artista, se adapta a cualquier estilo.

“Tengo verdadera fascinación por Velázquez; por su pintura crítica y por el halo de misterio que envuelve su obra”, justifica la elección del hilo argumental grafitero.

Si Banksy acepta la invitación, España contaría con su primera obra oficial, ya que la que se le atribuyó en San Sebastián fue borrada.

El promotor de la iniciativa insiste en su pálpito de que el artista acudirá. “Hemos incluido a Bristol, la ciudad en la que se supone que nació, en la publicidad internacional. Estoy seguro de que ha visto alguno de los anuncios y de que ya lo han avisado”.

Más información