Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Qué papel jugó cada miembro de la célula yihadista

El auto del juez Andreu detalla parte de las funciones que se atribuyen a los detenidos y muertos

Restos del pasaporte y del carné de conducir de dos de los integrantes de la célula. ATLAS

No todos los terroristas jugaron el mismo papel dentro de la célula. Tras el primer acopio de pruebas y el interrogatorio de los detenidos, el juez de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu, describe en su auto parte de las labores que desempeñaron cada uno en la preparación y ejecución de los atentados de Barcelona y Cambrils.

EL TERRORISTA DE LA RAMBLA

Younes Abouyaaqoub. 22 años. Se convirtió en el hombre más buscado del país después de que, a las cuatro y media del jueves, irrumpiera en La Rambla con una furgoneta y arrollara a más de 100 personas. Después, acuchilló a Pau Pérez antes de huir. Además, él pagó dos de las furgonetas utilizadas por la célula. Su pasaporte se encuentra, parcialmente quemado, en una hoguera de la masía de Riudecanyes. Murió tiroteado el pasado lunes en Subirats.

EL IMÁN DE RIPOLL

Abdelbaki Es Satty. 44 años. Las fuerzas de seguridad lo señalan como el cerebro de los atentados y el agente que radicalizó a los jóvenes de Ripoll. Dos de los detenidos también apuntaron a él cuando declararon el martes en la Audiencia Nacional. Falleció en la explosión de Alcanar, donde los investigadores encontraron varios billetes de avión a su nombre con destino Bruselas; su cartera con la documentación; y un libro de color verde con su nombre en la primera página y donde se guardaba una hoja manuscrita con el texto: "Breve carta de los soldados del Estado Islámico en tierra del Ándalus cuyo interior".

EL SUPERVIVIENTE DE ALCANAR

Mohamed Houli Chemlal. 20 años. Nacido en Melilla, su relación con la célula yihadista es absoluta. Ante el juez Andreu reconoció su participación en la preparación de los ataques, que se planificaba un atentado mayor con explosivos y que el imán de Ripoll quería inmolarse. Se encontraba en la vivienda de Alcanar cuando se produjo la deflagración del miércoles, donde resultó herido —los investigadores sospechan que sobrevivió porque se encontraba en el porche de la casa—. Su pasaporte se encontró en la furgoneta Fiat utilizada en La Rambla.

EL CONDUCTOR DE LA AP7

Mohamed Hichamy. 24 años. A falta aún de conocer más detalles del funcionamiento interno del grupo, el auto de Andreu señala a este joven como otro de los miembros más activos de la célula. En la tarde del 16 de agosto alquiló una furgoneta que fue localizada posteriormente en Vic (Barcelona). Y, a las 12.58 horas del 17 de agosto, apenas tres horas antes del ataque de Barcelona, se hizo con otra en Parets del Vallés (Barcelona), pero la abandonó en el kilómetro 265 de la AP-7, cerca de Cambrils, tras sufrir un accidente. Su motocicleta Kawasaki se halló al lado de la vivienda de Alcanar; y su pasaporte y DNI, parcialmente quemados, en la masía de Riudecanyes (Tarragona). Cayó abatido en Cambris junto a su hermano Omar Hychami.

EL ALQUILADOR DE LA FURGONETA DE LA RAMBLA

Driss Oukabir. 28 años. Los Mossos lo detuvieron apenas unas horas después del atentado de La Rambla, tras comprobar que alquiló la furgoneta que utilizó Younes en el ataque. En un primer momento aseguró que su hermano le había robado la documentación. Pero, posteriormente, reconoció que había alquilado el vehículo, pero alegó que creía que se iba a usar para una mudanza. En su auto, el juez Andreu destaca que el 13 de agosto aterrizó en Barcelona en un vuelo de Air Arabian procedente de Marruecos y que también, solo un día antes, consta otro viaje a su nombre con la misma compañía, origen y destino. Según el testimonio de otro de los arrestados, fue su hermano Moussa —abatido en Cambrils— quien adquirió esos billetes. El magistrado ha ordenado su ingreso en prisión, acusado de integración en organización terrorista, asesinato y lesiones.

EL PRIMER GRAN SOSPECHOSO

Moussa Oukabir. 17 años. Cayó abatido en Cambrils. Su hermano Driss lo acusó, en un primer momento, de haberle robado la documentación para alquilar la furgoneta que fue utilizada en La Rambla. Por ello, se convirtió entonces en el objetivo prioritario de los Mossos, que creían que era el conductor del vehículo que atentó en Barcelona. Según el relato de otro sospechoso que fue detenido en Ripoll, Moussa pagó también los billetes de su hermano Driss a Marruecos.

EL PRESUNTO CONDUCTOR DEL AUDI

Said Aalla. 19 años. Las fuerzas de seguridad encontraron su tarjeta de crédito en la furgoneta localizada en la AP-7. El juez sospecha que, pese a que el Audi A3 estaba a nombre de su hermano Mohamed, él lo usaba habitualmente. Las primeras pesquisas lo sitúan al volante del coche utilizado en el atentado de Cambrils.

EL DESAPARECIDO

Youssef Aalla. 22 años. El mediano de los Aalla se encontraba en la casa de Alcanar en el momento de la explosión, según el auto del magistrado Andreu. Es el segundo fallecido que se halló en la vivienda y se sospecha, por tanto, que su integración en la célula era total.

EL HERMANO DE YOUNES

Houssaine Abouyaaqoub. El hermano menor de Younes cayó tiroteado en Cambrils. Su coche, un Peugeut 306 con matrícula 2336BBH, se localizó junto a la vivienda de Alcanar tras la explosión.

EL QUINTO TIROTEADO

Omar Hychami. 17 años. Poco se sabe de momento del papel de este joven dentro de la célula, según el auto de la Audiencia Nacional y de las pesquisas de los Mossos. Cayó abatido en Cambrils.

Detenidos y puestos en libertad

EL TITULAR DEL COCHE DE CAMBRILS

Mohamed Aalla. 27 años. Fernando Andreu lo puso en libertad el pasado martes, después de declarar en la Audiencia Nacional y tras considerar que "no son suficientemente sólidos" los indicios que lo señalan como miembro de la célula. A su nombre se encuentra el Audi utilizado en el ataque de Cambrils. Pero "todos los datos hasta la fecha recopilados indican que el verdadero propietario del mismo era su hermano Youssef Aalla" y que Mohamed solo consta en los papeles porque su familiar "tenía problemas para asegurlo". Youssef murió por la explosión de Alcanar; y su otro hermano Said cayó abatido en Cambrils.

EL DUEÑO DEL LOCUTORIO

Salah El Karib. 34 años. Pagó los viajes de Driss Oukabir a Marruecos y también "podría haber pagado los del imán", según el auto. El Karib se desvinculó de la célula y declaró que él solo hacía de intermediario en la compra de billetes para cobrar una comisión. Con su tarjeta de crédito abonó los vuelos de Driss, pero dijo que Moussa Oukabir le reembolsó inmediatamente el importe. El juez ha decretado este jueves su puesta en libertad.

Más información