Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lo que la investigación revela hasta ahora sobre los pasos de los yihadistas de Ripoll

El origen, los planes y los movimientos de la célula terrorista que planeó y ejecutó el peor atentado en España desde el 11-M

Puerta de acceso a la vivienda que ocupaba en Ripoll el imán Abdelbaki Es Satty, supuesto cerebro de la célula yihadista que atentó en Cataluña.

La célula responsable de los atentados de Barcelona y Cambrils se constituyó al amparo del imán Abdelbaki Es Satty (muerto en la explosión del chalé de Alcanar) y desde hace al menos seis meses planeaba un gran ataque con explosivos en “uno o varios lugares” de Barcelona. Esto es lo que las investigaciones han revelado hasta ahora sobre los movimientos que realizaron:

Abdelbaki Es Satty, el iman de Ripoll
Abdelbaki Es Satty, el imán de Ripoll.

La génesis del grupo

Hace dos meses, el imán Abdelbaki Es Satty, responsable de una de las dos comunidades de fieles musulmanes de Ripoll, anunció a su entorno que dejaba sus funciones porque pensaba regresar a Marruecos. Su desaparición coincide en el tiempo con los preparativos de la célula para atentar en Cataluña. Es Satty no tenía antecedentes por terrorismo (sí por tráfico de drogas), pero había trabado contacto con uno de los implicados en el 11-M en la cárcel en la que pasó cuatro años por transportar hachís.

En 2016, buscó trabajo en Bélgica, en la ciudad de Vilvoorde. El imán de la mezquita de esta localidad, Mimoun Aquichouh, ha declardo que lo rechazó porque se negó a aportar un documento que acreditara que carecía de antecedentes penales.  Por su parte, el alcalde ha confirmado a EL PAÍS que preguntó a interlocutores de las fuerzas de seguridad españolas si tenía vínculos con el terrorismo islamista, tras sospechar de su comportamiento. La contestación que recibió es que Es Satty no tenía antecedentes.

El testimonio de un familiar directo de uno de los sospechosos revela que el proceso de radicalización "no fue rápido". Llevaban al menos un año reuniéndose con el imán en una furgoneta. Y por la calle fingían no conocerse.

Los viajes previos

El ministro de Interior de Francia ha revelado que al menos cuatro de los miembros de la célula yihadista estuvieron en París días antes de los ataques. El Audi A3 con el que llegaron a Cambrils fue detectado por un radar en Essonne, en la región de París, con cuatro personas a bordo el 12 de agosto, una semana antes de los atentados de Barcelona y Cambrils.

La policía catalana investiga también varios viajes realizados por los miembros de la célula a Bélgica (el imán), Zúrich (Suiza), Marruecos en los meses previos al atentado, por si hubieran servido para contactar con otras personas. No se descarta que la radicalización de los jóvenes (que no tenían antecedentes ni vínculos conocidos con actividades terroristas) fuera también fruto de contactos online.

Leer más pulsa en la foto
Lo que se sabe sobre los miembros de la célula yihadista y los vínculos familiares entre ellos (pinchar en la imagen para ampliar información)

La preparación de un gran atentado o varios

La célula llevaba “un cierto tiempo”, al menos seis meses, preparando “uno o varios atentados” con explosivos en la capital catalana para hacer “bastante más daño” del infligido el jueves 17. En ese tiempo, los integrantes de la célula habían acumulado en el chalé de Alcanar más de un centenar de bombonas de butano en la vivienda, una actividad que pasó inadvertida a las autoridades y que pretendía magnificar el alcance de la explosión.

El interogatorio de los detenidos ha revelado que acumularon asimismo productos de acetona, agua oxigenada, bicarbonato, "gran cantidad de clavos para ser utilizados como metralla y pulsadores para iniciar la explosión". Con los componentes químicos estaban "intentando fabricar peróxido de acetona, también conocido como TAPT (o La madre de Satán), utilizado habitualmente por la organización terrorista Daesh en sus acciones, como los atentados de París y Bruselas", añade el juez.

Durante su declaración ante el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, uno de los cuatro detenidos, Mohamed Houli Chemlal, ha confirmado que la célula yihadista preparaba un gran atentado con explosivos y que el imán Adlebaki Es Satty se iba a inmolar.

Segunda base de operaciones

La célula usaba una segunda casa como base de operaciones: una masía de Riudecanyes (Tarragona). Allí, entre los restos de una hoguera, los agentes localizaron el carné de conducir de Mohamed Hichamy, abatido en Cambrils, y el pasaporte de Younes Abouyaaqoub, el autor material del atropello de La Rambla, muerto a tiros por los Mossos el pasado lunes. En este inmueble, los policías también encontraron comprobantes de compra de una "ingente cantidad de acetona" —"hasta el momento se tiene conocimiento de 500 litros"— y de 15 fundas de almohada y bridas. "Para, muy probablemente, contener los artefactos explosivos en su interior y listos para ser utilizados", añade el magistrado.

La explosión del chalé: cambio de planes

La deflagración registrada el miércoles 16 en el chalé de Alcanar mientras manipulaban los explosivos forzó un cambio de planes entre los supervivientes ante la necesidad de atacar con celeridad, tal y como suelen indicar los “instructores” del ISIS que guían los pasos de los jóvenes radicalizados. Optaron por un plan “más rudimentario” que no necesitara tanto despliegue logístico: el atropello en una zona concurrida como La Rambla con un método que yihadistas que actuaron en solitario habían empleado ya en Niza, Estocolmo o Berlín.

El juez Andreu lo explica así en su auto: "La explosión [de la vivienda de Alcanar], que truncaría el plan inicial de los terroristas, precipitó la sucesión de hechos posteriores. Esto es, el alquiler de las furgonetas, el atropello múltiple llevado a cabo por una de ellas en La Rambla de Barcelona y el ataque con armas blancas en Cambrils”.

Leer más pulsa en la foto
El supuesto autor del atropello dentro del mercado de La Boqueria tras el atentado.

Abouyaaqoub, el autor material abatido

Los Mossos tienen la certeza de que quien conducía la furgoneta que mató a 13 personas e hirió a decenas en La Rambla fue Younes Abouyaaqoub, abatido este lunes por los Mossos en Subirats.

Imágenes de las cámaras de seguridad a las que tuvo acceso EL PAÍS muestran a Abouyaaqoub atravesando el Mercado de La Boqueria, un emblemático enclave situado a pocos metros del lugar de La Rambla en el que abandonó la furgoneta (a la altura de El Liceu). Se cree que desde ahí se dirigió a la zona universitaria y posteriormente huyó con el coche que conducía Pau Pérez, considerado la víctima número 15 de estos atentados, después de apuñalarlo.

El juez Andreu constata en su auto que la furgoneta que arrolló a decenas de personas en La Rambla fue alquilada por Driss Oukabir, de 28 años, hermano de uno de los terroristas muertos en Cambrils.

El accidentado trayecto hasta Cambrils

Después del ataque en La Rambla, cinco de los integrantes de la célula decidieron mantener viva la ofensiva con un apuñalamiento masivo en Cambrils. Para ello se armaron de múltiples armas blancas y rodearon sus cuerpos con explosivos simulados con los que esperaban aterrorizar a los viandantes y facilitar así el ataque indiscriminado.

El auto del juez Fernando Andreu, que ha interrogado a los supervivientes, revela que la célula compró cuatro cuchillos y un hacha en un comercio de este municipio tarraconense apenas tres horas y media antes del segundo ataque.

La furgoneta alquilada que usaron se accidentó en ruta y optaron por abandonarla y usar el Audi A3 de uno de los ahora detenidos, Mohamed Aalla. Probablemente no esperaban toparse en Cambrils con controles de carretera que trataron de sortear, lo que precipitó el volcado del coche.

Con información publicada en EL PAÍS sobre los atentados.

Atentado en Cambrils
El coche usado por los yihadistas, en la rotonda en la que volcó al intentar saltarse el control policial.

Más información