Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Todo empezó en Alcanar

La policía vincula el atentado con una explosión por manipulación de gas que había investigado horas antes

La casa donde se produjo la explosión en la noche del miércoles. En vídeo, declaraciones de los Mossos.

El terrorismo yihadista ha sembrado este jueves por la tarde el caos en el centro de Barcelona y, unas horas más tarde, en el paseo marítimo de Cambrils. Pero el atentado había empezado horas antes. Y fuera de la capital catalana. El mayor de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, ha explicado al final de la jornada que todo comenzó en Alcanar (Tarragona) la noche del miércoles.

En esa localidad de las comarcas del Ebro de menos de 10.000 habitantes se registró a las 23.17 de ese día una explosión en una urbanización que acabó con el desplome de una finca, un fallecido y siete heridos. Los Bomberos de la Generalitat achacaron esa explosión a una acumulación de gas. Sin embargo, este jueves, Trapero ha aseguradp que algunos elementos de la investigación llevan a conectar "de forma clara y con pocas dudas" el atentado posterior con lo sucedido en Alcanar, donde se arrestó a una persona a la que se considera vinculada con el ataque de La Rambla. La hipótesis principal con la que trabajan los Mossos es que en esa casa se estaba fabricando un artefacto explosivo.

En el interior del edificio, que al parecer estaba ocupado desde hacía unos meses, se encontraron una veintena de bombonas de gas butano y propano. Allí había dos personas, una de las cuales falleció. Fuentes policiales no han aclarado este jueves si la otra persona, que por la mañana estaba siendo identificada, era el detenido. El hombre, en todo caso, estaba en estado grave y había sido evacuado en ambulancia al Hospital Virgen de la Cinta.

La explosión provocó daños importantes en la fachada de la casa contigua y afectó a las dos viviendas de enfrente por el impacto de los escombros. La onda expansiva se pudo escuchar a varios kilómetros a la redonda. Al principio, los Mossos barajaban la posibilidad de que allí hubiera un laboratorio ilegal de drogas, pero luego vieron que en realidad se estaban manipulando las bombonas. Los Mossos vincularon finalmente ese hecho con el atentado, aunque no dieron más detalles al respecto.

La otra detención se produjo en Ripoll (Girona). La policía detuvo a un hombre que fue identificado en un primer momento como Driss Oukabir, de 28 años, como uno de los responsables del atentado en Barcelona. Trapero aseguró que los Mossos d’Esquadra detuvieron a Oukabir y, según fuentes policiales, a última hora de este jueves se estaba registrando su domicilio.

Detenido en Ripoll

Driss Oukabir estaba fichado por la policía y pasó un tiempo en la cárcel de Figueres, de donde había salido en 2012. Según fuentes policiales residía en Ripoll y había alquilado la furgoneta del atropello en Santa Perpètua. Fuentes de la lucha antiterrorista confirmaron a EL PAÍS que Oukabir llegó a Barcelona el pasado domingo procedente de Marruecos. Los agentes están mirando con quién se relacionaba el arrestado. Estas fuentes también han confirmado que Oukabir estuvo también en Madrid hace unos años. “Lo que hay que mirar con sumo cuidado es la radicalización y contacto de estas personas con alguien del entorno de Daesh”, señalaron fuentes de la lucha antiterrorista.

Más información