Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres detenidos en Galicia por causar 41 incendios, algunos cerca de viviendas

Uno de los arrestados fue pillado por la Guardia Civil con cuatro mecheros en la mano justo después de prender un monte

Incendio en el municipio coruñés de Rianxo el pasado abril.
Incendio en el municipio coruñés de Rianxo el pasado abril.

Con cuatro mecheros en la mano y justo después de prenderle fuego a un monte ha sido detenido en Galicia un hombre de 53 años, informa la Guardia Civil. Los investigadores sostienen que J. F. L., vecino del ayuntamiento coruñés de Mesía, es el autor de 28 incendios forestales, nueve de ellos cerca de viviendas. El instituto armado ha arrestado además a otros dos jóvenes por causar en los últimos años 13 fuegos también en la provincia de A Coruña.

El hombre pillado in fraganti, al que la Guardia Civil acusa de 28 delitos de incendio forestal (nueve de ellos con grave riesgo para las personas), ha prendido presuntamente fuegos por las localidades de Mesía y Frades desde el pasado mes de abril, señalan fuentes de la investigación. En varias ocasiones las llamas comenzaban a apenas 30 metros de las casas, lo que provocó una "alama social entre los vecinos" de la comarca.

La Guardia Civil, que ha bautizado el operativo para atrapar a J. F. L. como Operación Antorchas, aseguran que han dado con el autor de buena parte de los incendios ocurridos en la provincia de A Coruña en lo que va de año. El juzgado de instrucción de Ordes se ha hecho cargo de las diligencias.

A 60 kilómetros de Mesía, en el municipio coruñés de Coristanco, han sido detenidos dos jóvenes de 20 y 21 años a los que la Guardia Civil atribuye 13 incendios provocados en los últimos años. Las pesquisas que han acabado con la captura de los supuestos pirómanos comenzaron tras varios fuegos producidos el pasado 7 de agosto. Los agentes del Seprona fueron "casa por casa" para entrevistarse con los vecinos y recabar pistas, informa Europa Press.

La información obtenida ayudó a dar con los jóvenes detenidos, que responden a las iniciales A. B. E. y A. R. R. Los agentes descubrieron que en los lugares de O Carrizal y O Piñeiro, en el municipio de Coristanco, se producían desde el verano pasado muchos fuegos entre finales de julio y finales de agosto, todos ellos con un modus operandi similar en cuanto a horarios y puntos de inicio. La Guardia Civil cree que fueron obra de los detenidos.