Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy llama a “aislar” a los radicales que atacan al turismo en Cataluña

El presidente emplaza a los catalanes que "quieren seguridad jurídica y trabajo" a dar "un paso adelante" contra "los extremistas que condicionan a la Generalitat"

Rajoy durante su comparecencia en Palma de Mallorca el 7 de agosto. JAIME REINA AFP

Con las acciones contra el turismo y los tambores del independentismo catalán de fondo, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha hecho este miércoles un llamamiento desde Galicia a la “gente que quiere seguridad jurídica, trabajo y bienestar” para que “aíslen a los extremistas y radicales que condicionan” al gobierno de la Generalitat de Cataluña y que “están llevando a una situación límite a siete millones de ciudadanos”.

Durante la celebración del 40º aniversario del grupo hotelero Hotusa que dirige un amigo suyo de la infancia, Rajoy ha afirmado que “atacar el turismo es un sinsentido y un disparate”, obra de “gente que se siente más cómoda en las malas noticias, en la pobreza y en el aislamiento”.

El debate sobre la llamada turismofobia ha planeado durante el acto presidido por Rajoy en Chantada, el municipio lucense donde nació el presidente de Hotusa, el empresario gallego afincado en Barcelona Amancio López Seijas. Rajoy, además de insistir en que el turismo supone el 11% del PIB español y da empleo a 2,5 millones de personas, se ha confesado perplejo por los ataques con los que determinados grupos protestan contra la masificación y precariedad laboral del sector. “Nunca creímos que hubiera alguien con unas entendederas tan difíciles de entender”, ha dicho el presidente del Gobierno.

Alto en las vacaciones por un amigo

S. V.

La maquinaria del Estado para atender los actos a los que acude el presidente del Gobierno se ha puesto en marcha en plenas vacaciones de Mariano Rajoy para que el presidente del PP pueda dar lustre al 40º aniversario del grupo empresarial de un viejo amigo, el también gallego Amancio López Seijas. Muy unido a Rajoy por haber sido compañero de pupitre en el colegio de León donde estudiaron de niños y de veraneo en Sanxenxo ya de mayores, López Seijas es presidente de Hotusa, un grupo hotelero con más de 4.500 empleados.

Hotusa fue fundada en 1977 en Barcelona por López Seijas, nacido en la localidad gallega de Chantada (Lugo) en 1955, el mismo año en que vino al mundo Rajoy. En los últimos años el grupo se ha hecho con la gestión en Galicia de varios establecimientos. El Banco Popular le arrendó en 2015 el Gran Hotel de A Toxa y un año antes la Diputación de Pontevedra, gobernada entonces por el PP, le adjudicó la explotación de cuatro hoteles de titularidad pública entre protestas del PSOE por la relación del presidente de la empresa con Rajoy. En Chantada posee una sede en la que trabajan 200 personas.


Rajoy ha emplazado a la "gente sensata, con sentido común, equilibrio y mesura" para que den "un paso adelante" contra los "extremistas". La "inmensa mayoría" de los catalanes, ha esgrimido el presidente, "solo quieren vivir, tener un empleo y que a sus hijos les vaya bien".

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, se ha unido a Rajoy y a diversas autoridades estatales, autonómicas y locales para apoyar al grupo empresarial Hotusa en su aniversario. Feijóo ha calificado de "muy minoritario" el "movimiento" contra el "progreso" del turismo, pero ha añadido que "no debe ser ignorado" porque la "turismofobia la comparten ciertas personas sensatas". "Nos avergüenzan como país esas acciones vandálicas", ha expresado el presidente del PP gallego, quien ha tachado de "injusto" el rechazo "a la totalidad" del sector por su importancia económica.

El empresario López Seijas, anfitrión del acto celebrado en Chantada, ha asegurado, por su parte, que existe "tolerancia y cierta complicidad" en algunas Administraciones con los ataques al turismo que espera, ha añadido, que sean "reversibles". El presidente de Hotusa ha alabado la política económica desplegada por Rajoy desde su llegada a La Moncloa en 2011, especialmente la reforma laboral que, ha señalado, su compañía "aprovechó muy bien". "No para despedir", se ha apresurado a matizar, "sino para crear puestos de trabajo" a empleados en prácticas con un coste "razonable". Las palabras de López Seijas han sido respondidas por el presidente del Gobierno, quien han dicho sentirse especialmente "a gusto" no solo por su "relación" con el empresario, a quien conoce desde los 10 años, sino por tratarse de "un acto en positivo".