Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Margallo: “Hay que ir pensando en hacer una oferta a la sociedad catalana”

El exministro de Exteriores considera que el desafío independentista es una "emergencia nacional"

José Manuel García-Margallo, el pasado mes de mayo.
José Manuel García-Margallo, el pasado mes de mayo. REUTERS

José Manuel García-Margallo, ministro de Asuntos Exteriores en el anterior Gobierno de Mariano Rajoy, considera que, a menos de dos meses para el referéndum ilegal del 1 de octubre, ha llegado el momento de hacer "una oferta a la sociedad catalana" porque España está en una "situación de emergencia nacional" y la "guerra de nervios" entre Gobierno y Generalitat puede perpetuarse. El exministro, durante una entrevista este martes con Cristina Pardo en La Sexta, ha añadido que hay que evitar otro espectáculo en la prensa internacional como el de la pseudoconsulta del 9-N.

Margallo ha insistido en que no puede haber referéndum y ha recalcado en que ninguna consulta tiene valor jurídico si no está amparada por el marco constitucional. “Me preocupa que ese referéndum se celebre", ha enfatizado.

El Gobierno tiene "un arsenal de medidas dentro de la Constitución que tiene que aplicar" para evitar la consulta, ha dicho el hoy presidente de la Comisión Mixta (Congreso-Senado) de Seguridad Nacional, quien ha añadido: "Hay que ir pensando en hacer una oferta a la sociedad catalana. Hay que ir pensando en esas soluciones.  No concibo ver otra vez en las cámaras de televisión extranjeras un espectáculo como vimos el 9 de noviembre".

Poco antes, durante una entrevista en Onda Cero, Margallo había insistido en que "el malestar" catalán va a continuar si no se aborda la complejidad de la situación. Preguntado por la propuesta del PSOE de estudiar una reforma territorial en el Congreso, ha valorado positivamente la propuesta, pero ha rechazado la plurinacionalidad que proponen los socialistas, de la que ha dicho que "juega con la palabra", y que es "dañina" y "poco efectiva en la realidad".

Así, ha explicado que una nación política, según el derecho internacional, "puede ejercer el derecho de autodeterminación", pero este no es el caso de Cataluña: "En ningún caso se puede hablar de una nación política en Cataluña, podría así violentarse el texto constitucional", ha dicho, para después insistir en que los constitucionalistas asumen que Cataluña, pese a ser una comunidad histórica, no puede llevar "el reconocimiento internacional como sujeto".

Respecto a los actos en contra del turismo, ha considerado que ahora hay "una oportunidad de oro" para reordenar el sector y ha subrayado que los actos vandálicos son "completamente insensatos, desproporcionados, contraproducentes" e impiden el progreso de "este gran país". "La kale borroka", ha continuado, "fue un epifenómeno de lo que era una lucha armada por parte de ETA. Aquí no estamos en eso, estamos ante actos de gamberrismo injustificados".  

 

Más información