Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno español no reconoce la Constituyente de Venezuela por “ilegal”

Rajoy describe como "antidemocrática" la Asamblea venezolana y pide elecciones libres

Rajoy durante la rueda de prensa que ha ofrecido tras su tradicional despacho de verano con el Rey.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha afirmado este lunes que su Ejecutivo "no reconoce la Asamblea Constituyente de Venezuela ni niguna decisión que adopte". Rajoy considera a este órgano impulsado por el régimen de Nicolás Maduro "ilegal, antidemocrática y contraria a los derechos de los venezolanos".

Preguntado por la postura del Gobierno español ante la situación de caos y violencia del país latinoamericano, Rajoy ha contestado que se resume en tres puntos: "En primer lugar, condena de la violencia; en segundo, exigencia de elecciones libres y democráticas y en tercero, liberación de todos los presos políticos", que ha cifrado en 620.

El Gobierno español, según Rajoy, defiende para Venezuela lo mismo que para España: "Libertad, democracia, respecto a las personas y a sus derchos".

Venezuela es uno de los asuntos de actualidad política que el presidente ha abordado con el Rey Felipe VI tras su tradicional despacho de verano en el Palacio de Marivent, en Palma de Mallorca, según ha explicado él mismo tras el encuentro.

El pasado 2 de agosto Rajoy también compareció ante los periodistas durante su descanso estival. Desde Pontevedra confirmó, como había avanzado ya el ministro de Exteriores Alfonso Dastis, que el Gobierno pediría de inmediato a la UE negar el visado a los dirigentes del régimen venezolano y prohibirles así la entrada en su territorio.

“Yo quiero mandar un mensaje para decirle a los venezolanos que el mundo está con ellos, que España por supuesto ya lo está, y que no les vamos a dejar solos de ninguna manera. Porque no hemos llegado hasta aquí, al siglo XXI, para que haya gente que vuelva a las tiranías de épocas pasadas”, proclamó Mariano Rajoy tras su caminata mañanera.

Más información