Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La violencia contra los caballos en un deporte valenciano indigna a los animalistas

Una imágenes difundidas por Pacma abren el debate en la Comunidad

El Partido Animalista-PACMA ha denunciado ante la Generalitat Valenciana y el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte el "maltrato sistematizado al que son sometidos los caballos en las exhibiciones de tiro y arrastre", un deporte autóctono valenciano que consiste en la carrera de un caballo cargado con un carro lleno de sacos de arena.

El partido animalista ha pedido al Gobierno valenciano la abolición de esta práctica, "subvencionada con fondos públicos" y ha apoyado sus denuncias con vídeos obtenidos durante los últimos meses en diferentes competiciones

El partido animalista recalca que es una "actividad en la que no se practica ningún deporte, al consistir únicamente en someter a uno o varios caballos a arrastrar por una pista de arena, que dificulta el arrastre, un carro cargado de sacos que puede llegar a pesar más de 3.500 kilogramos - hasta tres kilos por cada kilo que pese el caballo, según se indique la competición-, y en la que algunos caballos no consiguen siquiera hacer la salida, recibiendo golpes, castigos y tratos vejatorios por no ser capaces de tirar de la carga".

Desde PACMA explican que estas denuncias se presentan "pocos días después de que el Gobierno valenciano aprobara una nueva subvención de 9.000 euros para la Federación de Tiro y Arrastre", algo que ha sido duramente criticado por el Partido Animalista.

"Es vergonzoso que un gobierno que se autodefine como progresista y sensible al maltrato animal siga subvencionando una forma evidente de abuso hacia los caballos, lo cual demuestra una vez más que para los animales todo sigue igual a pesar del cambio político. Mientras el PP pretendía blindar el maltrato animal disfrazándolo de seña de identidad, el tripartito (PSPV-Compromís-Podemos) sigue apoyándolo y subvencionándolo tanto desde la Generalitat como desde muchas poblaciones en las que gobiernan", ha lamentado Raquel Aguilar, coordinadora de PACMA en Valencia.

Junto a las denuncias y solicitud de abolición de dicha actividad, PACMA ha hecho público el vídeo que "demuestra la realidad del tiro y arrastre, un espectáculo cruel, violento, minoritario, y que no es una tradición ancestral, como en muchas ocasiones se trata de presentar, pues su origen se sitúa en los años 40 [del siglo pasado]", manifiesta la formación.

Más información