Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PCE y la Unión de Juventudes Comunistas de España homenajea a las 13 Rosas, fusiladas hace 78 años

Un acto en la tapia del cementerio de la Almudena de Madrid recuerda a las 13 jóvenes donde el régimen franquista las asesinó

Homenaje organizado por el PCE Y UJC en el cementerio de la Almudena, en el 78 aniversario del fusilamiento de las 13 rosas y 43 claveles.

Carmen Barrero Aguado (20 años), Martina Barroso García (24), Blanca Brisac Vázquez (29), Pilar Bueno Ibáñez (27), Julia Conesa Conesa (19), Adelina García Casillas (19), Elena Gil Olaya (20), Virtudes González García (18), Ana López Gallego (21), Joaquina López Laffite (23), Dionisia Manzanero Salas (20), Victoria Muñoz García (18) y Luisa Rodríguez de la Fuente (18 años) fueron fusiladas en la tapia del cementerio de la Almudena en la mañana del 5 de agosto de 1939. Eran modistas, sastras, activistas y una pianista, cuatro de ellas estaban embarazadas y todas eran militantes de la Juventud Socialista Unificada (JSU), excepto Brisac, a la que detuvieron por relacionarse con un militante del PCE. Cada agosto se rinde homenaje a estas mujeres que quedaron para la historia como las 13 rosas. Este año se cumplen 78 años de su asesinato y han sido recordadas como "luchadoras y ejemplo para jóvenes de hoy".

En declaraciones a los medios de comunicación, José Luis Centella, del Partido Comunista de España, ha indicado que un año más "se reivindica la memoria de las 13 jóvenes asesinadas por el franquismo", que hace referencia "a todos los que murieron en esa dictadura". Según Centella, este tipo de actos también sirven para pedir que "se diga la verdad" de "quienes fueron cómplices del franquismo". "Por eso todos los 5 de agosto estamos aquí, que son un ejemplo para todos los jóvenes de hoy", ha señalado. Junto a las 13 rosas fueron fusilados ese mismo día cuatro decenas de hombres, a los que se llamó 43 claveles.

Raquel Sánchez, portavoz de las Juventudes Comunistas Unificadas, ha añadido que al homenajear a las 13 rosas pretenden "seguir el legado de estas luchadoras que representaban todo lo que el franquismo quiso destruir". Sánchez defiende que dicho legado hay que "lucharlo" porque el fascismo es "cada vez más prominente en Europa".

Francisca Martín, que vivió durante la Guerra Civil, ha reeivindicado la importancia de recordar "todo lo que ocurrió en el año 39". "Hay un refrán que dice que el que olvida está obligado a repetirlo, y fue demasiado sangrienta para que este pueblo español tenga que volver a repetirlo", ha dicho.

El homenaje a las 13 jóvenes, que han inspirado libros, obras de teatro y películas, se ha extendido también en redes sociales. Julia Conesa escribió la noche antes de morir a su familia: "Que mi nombre no se borre de la historia". 78 años después, son muchos quienes las recuerdan:

Más información