Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interior gastó 7,4 millones en reformar un castillo que vende por 5,3

El inmueble, en Maqueda (Toledo), debía acoger el museo de la Guardia Civil y se sometió a una reforma integral con este fin

El Gobierno ha gastado 7,4 millones de euros en un edificio que ahora intenta vender por 5,3. El inmueble, el histórico Castillo de Maqueda (Toledo), estaba destinado a acoger el museo de la Guardia Civil y se sometió a una reforma integral con este fin. Pero Interior acabó renunciando a la idea y lleva tres años intentando deshacerse de él. Ya ha dejado de destinar dinero a mantenerlo, aunque sigue gastando 3.600 euros al año en seguridad, según la respuesta del Ejecutivo a una pregunta formulada por la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) a través del Portal de la Transparencia.

Castillo de la Vela o castillo de Maqueda, en el municipio de Maqueda, en la provincia de Toledo.
Castillo de la Vela o castillo de Maqueda, en el municipio de Maqueda, en la provincia de Toledo. EL PAÍS

De los intentos de venta infructuosa del Castillo de Maqueda tras la renuncia a ubicar allí el museo de la Guardia Civil se ha hablado mucho en los últimos años, pero hasta ahora no había cifras oficiales del dinero invertido por el Gobierno central. Se decía que eran alrededor de cinco millones de euros, pero los datos facilitados por el Ejecutivo, a los que ha tenido acceso EL PAÍS, elevan la cantidad gastada hasta los 7,44 millones. De ellos, 7,3 corresponden a la inversión realizada en el inmueble y 93.513 euros a gastos corrientes, entre los que se incluyen los 75.049,30 invertidos en mantenimiento en 2011 y 2012 y 18.463,85 de gastos de seguridad (videovigilancia) entre 2011 y 2016.

El castillo, construido a finales del siglo X y que fue casa cuartel durante años, tenía como destino convertirse en la sede del archivo histórico de la Guardia Civil. Fue el Gobierno de José María Aznar el que decidió, en 2001, darle ese uso e inició los primeros trabajos de remodelación. Pero este destino cambió tras la victoria del PSOE en las elecciones de 2004. El nuevo director general de la Guardia Civil, el general Carlos Gómez Arruche, optó por ampliar el proyecto para que acogiera, además del archivo, el museo del Cuerpo, donde se exhiben estandartes, armamento histórico, uniformes e información de la Guardia Civil y que hoy está en la sede de la Dirección General, en la calle de Guzmán el Bueno de Madrid.

Con ese objetivo se encargó el proyecto al equipo de arquitectos de Estudio de Dos y se realizaron los trabajos de remodelación. Un sótano y tres alturas que suman una superficie construida de 3.523 metros cuadrados, según el informe técnico del proyecto, aunque en el Registro de la Propiedad consta una superficie de 2.400 metros. El edificio se terminó e incluso se llegaron a colocar algunos paneles y vitrinas que siguen ahí a la espera de recibir las piezas para la exposición.

Imagen del castillo de Maqueda con el edificio para el museo de la Guardia Civil construido en su interior.
Imagen del castillo de Maqueda con el edificio para el museo de la Guardia Civil construido en su interior. EL PAÍS

La mayor partida del dinero invertido se lo ha llevado la obra de construcción del archivo histórico, en la que Interior gastó 5,8 millones. Tras otras inversiones menores en trabajos de dirección de obra (170.876,90 euros) y redacción de proyectos (59.750 euros), el Gobierno destinó 1,27 millones del Plan E del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero al “acondicionamiento” del museo y archivo, según la respuesta dada por el Gobierno a la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) a través del Portal de la Transparencia.

Pero la crisis económica frustró los planes y, en julio de 2013, el Ejecutivo de Mariano Rajoy incluyó el Castillo de Maqueda en la relación de 15.135 activos inmobiliarios que puso en venta para recaudar fondos. Ya lo ha sacado sin éxito a subasta pública en tres ocasiones. Entre la primera y la tercera, las pretensiones económicas del Gobierno se han reducido en un 40%. En la primera ocasión, en septiembre de 2014, Interior todavía aspiraba a ganar dinero con la venta del castillo y le puso un precio de salida de 9.588.414,50, más de dos millones por encima del coste de la obra. En la segunda, en octubre de 2015, ya se conformaba con no perder o perder lo mínimo y lo sacó a subasta por 7,47 millones como precio de salida (con la opción de bajar hasta 6,73 en segunda subasta). Pero tampoco lo vendió.

Los 7.449.716,52 euros empleados

5.855.415,36 euros. Obra de construcción del archivo histórico. Incluye gastos de adjudicación, certificación final, revisiones de precio, indemnizaciones e intereses.
170.876,90 euros. Coste de la dirección de obra y la redacción del proyecto modificado.
59.750 euros. Acondicionamiento del entorno y accesos, e instalación e implantación del museo.
1.270.161,05 euros. Acondicionamiento del museo-archivo con fondos del Plan E
75.049,30 euros. Gastos de mantenimiento en los años 2011 y 2012.
18.463,85 euros. Gastos en seguridad en el periodo 2011-2016.

Así que 11 meses después, en septiembre de 2016, hizo el que, por ahora, es el último intento. En él ya se resignaba a dejarse hasta dos millones en el camino: lo ofertó por 5,9 millones como precio de salida y 5,37 en segunda subasta. Desde el Ministerio del Interior se asegura que desde este último intento se han recibido llamadas interesándose por las condiciones de venta directa del inmueble, pero ninguna se ha concretado. Estas mismas fuentes señalan que el último precio de salida a subasta del edificio —los 5,3 millones de euros— es por ahora su importe final si alguien quiere adquirirlo mediante compra directa, pese a que la ley permite hacer una rebaja adicional y dejarlo en 4,7 millones. “De momento no se va a poner a ese precio”, recalcan fuentes del equipo de Juan Ignacio Zoido.

El alcalde de Maqueda denuncia que el Castillo “se ha convertido en un nido de palomas y se está cayendo una parte de una cornisa”

Mientras sigue sin uso, el edificio se va deteriorando. “Se ha convertido en un nido de palomas y se está cayendo una parte de una cornisa”, advierte el alcalde Maqueda, el socialista Andrés Congosto. El Ayuntamiento lleva años reclamando una solución para el castillo, declarado monumento histórico artístico en 1931 y principal símbolo de este municipio de poco más de 500 habitantes. “A nosotros nos gustaba el proyecto del museo porque daría empleo y visitas. Queremos que lo compre alguien que no le dé un uso privado, sino que beneficie al pueblo”, señala el regidor. La parcela que ocupa puede destinarse, según la normativa municipal, para uso residencial, comercial, público o semipúblico, hotelero o espectáculos. Pero el proyecto se diseñó tan al milímetro para acoger un archivo y un museo que adaptarlo a otro fin supondría un gasto elevado añadido.

La AUGC, que preguntó a través del Portal de Transparencia el dinero invertido en el castillo, califica la situación de “vergonzosa”. “Están manejando el dinero de los españoles como si fuera su cortijo o su casa”, se queja Eugenio Nemiña, secretario jurídico de la asociación. “Cuando protestamos por el mal estado de las instalaciones y pedimos una reforma nos dicen que no hay presupuesto. Y de repente nos encontramos con que se han gastado más de siete milones en un proyecto que luego se desecha sin pedir responsabilidades”, lamenta.

Más información