Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El número de ahogados es ya la mitad que el de los fallecidos en carretera

En lo que va de año han fallecido 305 personas en medios acuáticos, un 14,66% más que en el mismo período de 2016

Un socorrista vigila una playa de la localdiad de Sanlúcar de Barrameda, Cádiz.

Uno de los últimos casos se produjo en el municipio de Soto del Barco, en Asturias. Un niño de cinco años murió tras caer en una piscina en una granja escuela a la que había ido a pasar el día con su madre, embarazada de seis meses, y sus primas. Una monitora encontró el cuerpo del pequeño flotando en el agua y los equipos de emergencia no pudieron hacer más que certificar su fallecimiento. Él es una de las 305 personas que han muerto en España por ahogamiento entre enero y julio, según el último informe de la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo (RFESS), un 14,66% más que en el mismo período del año pasado y casi la mitad que las víctimas mortales por accidentes de tráfico, 673 personas durante los siete primeros meses.

Los datos de la RFESS no son cifras oficiales, sino una recopilación de casos sacados de los medios de comunicación o proporcionados por los propios federados, pues el Instituto Nacional de Estadística (INE) no arroja números desde 2015, una circunstancia que desde esta organización denuncian. "Notamos un poco de pasividad por parte de las administraciones públicas en este ámbito", manifiesta Ana Domínguez, coordinadora de la Comisión de Prevención de la RFESS. Al no ser cifras oficiales, el informe no discrimina entre las muertes por infarto u otros problemas de salud acaecidos dentro del agua, que no son propiamente ahogamientos.

El número de muertos por ahogamiento no solo ha superado al del año pasado, sino también al de 2015, cuando se registraron 212 entre enero y julio, según la RFESS. En cuanto a las causas de este incremento, Domínguez da algunas claves: "Las altas temperaturas de las que estamos disfrutando durante todo el año han hecho que las visitas a espacios acuáticos aumenten". Cierto es que España ha vivido en 2017 la primavera más cálida de la que se tiene constanciay las olas de calor no han cesado desde comienzos de junio, pero desde la RFESS demandan estudios en profundidad sobre los motivos de estos siniestros, precisamente para aplicar medidas de prevención: "Echamos en falta un poco de preocupación por las muertes que se producen. Respecto a los accidentes de tráfico, sabemos día a día cuántos se producen de forma oficial, pero no cuántos ahogamientos". Durante todo el 2016, se registraron hasta 437 fallecidos en medios acuáticos, en torno al 40% de los muertos en accidentes de tráfico durante esos 12 meses.

Hay un factor que sí tienen claro. "La mayoría de los casos evitables son por imprudencias de los propios bañistas, ya sea porque acceden a zonas en las que no está permitido el baño, no siguen las normas de seguridad o no hacen caso a los socorristas", añade Domínguez. Desde la RFESS aseguran que han demandado a las administraciones públicas un informe oficial y actualizado que recoja de manera exhaustiva las causas de los ahogamientos. También piden una legislación oficial y unificada en lo que a socorristas se refiere, pero por el momento dicen que no han encontrado respuesta a ninguna de las dos cuestiones. "No podemos evitar lo que no conocemos. En lo que va de año son más de 300 familias destrozadas y sigue sin haber datos oficiales", se lamenta Domínguez. Del total de ahogados en 2017, 21 tenían 17 años o menos, y hasta 13 eran menores de cinco, como el pequeño fallecido en Asturias el pasado 25 de julio.

El 80% de los ahogados en lo que va de año eran hombres, la mayoría de nacionalidad española y el 70% era mayor de 35 años. La mitad de los fallecimientos se produjo en la playa y en el 91% de los casos no existía vigilancia. Respecto a este último dato, Domínguez entiende que eso hace pensar que "el número de efectivos es muy inferior al que debería existir en el país". En cuanto a su distribución por meses, en enero se produjeron 34; en febrero, 17; marzo, 29; abril, 31; mayo, 29; junio, 70 y julio, 95.

Andalucía, la región con más víctimas

España tiene más de 7.900 kilómetros de costa. Andalucía, con unos 945, es la cuarta comunidad autónoma en extensión de litoral, pero es la primera por número de víctimas. Uno de cada cinco muertos se produjo en esta región, seguida de Galicia, con 45 ahogamientos y Canarias y Comunidad Valenciana, con 42 fallecimientos en cada una. "Solemos hacer una media de dos o tres rescates por semana. El problema que hay muchas veces es el atrevimiento y el desconocimiento de las condiciones de la playa", manifiesta Eduardo Rodríguez, socorrista en Sanlúcar de Barrameda, Cádiz.

Diferencias en la formación

Desde la RFESS denuncian que la formación exigida para ejercer de socorrista es muy diferente entre comunidades autónomas y piden unos parámetros unificados o unos mínimos aplicables en todas las regiones. El problema es que hay comunidades donde se puede ser socorrista solo con un curso de 20 horas mientras que en otras hay que completar 100 y pasar unas pruebas físicas y periódicas cada dos años. "Llegamos a encontrar cursos online en los que ni siquiera se llega a comprobar si puede nadar o no para poder ejercer esta profesión", se queja Ana Domínguez.