Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los radicales vascos anuncian una campaña contra el turismo en San Sebastián

La izquierda abertzale ha convocado una manifestación en contra del turismo para el próximo 17 de agosto, durante la semana grande

Pintada contra el turismo en San Sebastián. En vídeo, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, asegura que en Galicia no existe una persecución hacia turistas. Foto: Javier Hernández Juantegui. Vídeo: ATLAS

Barcelona, Baleares y ahora San Sebastián. El turismo se ha convertido ya en la nueva bandera de las juventudes de la izquierda abertzale, Ernai. En pleno debate sobre la saturación turística en la ciudad y coincidiendo con las críticas de los vecinos del Casco Viejo, que cuestionan la densidad de establecimientos hoteleros, pensiones y pisos turísticos, la izquierda abertzale ha convocado para el próximo día 17 de agosto, durante la semana grande de San Sebastián, una manifestación en contra del turismo y ya se ven en la capital donostiarra varias pintadas en contra de los visitantes.

Aunque todavía no se han producido incidentes, el Ayuntamiento de San Sebastián teme que los radicales pasen de las palabras a los hechos y hagan sabotajes a instalaciones turísticas o contra las personas. En varias zonas de la parte vieja hay pintadas y carteles con el mensaje Tourist, go home (Fuera turistas), aunque algunos de esos carteles llevan meses. El lema de la manifestación convocada para el próximo día 17 es: "Vuestro turismo, miseria para la juventud". Para Ernai, los responsables de la situación son el PNV, el PP y el PSE.

Fuentes de la Diputación contienen el aliento a la espera de que los jóvenes radicales, los mismos que protagonizaron los actos de Kale Borroka durante décadas, hayan cambiado de bandera y pretendan echar a los turistas con acciones intimidatorias.

La ciudad de San Sebastián acogió el pasado año a dos millones de turistas, cuando solo hace cinco años era la mitad.

El fin de ETA y la reactivación del turismo en muchas de las ciudades importantes de la UE, ha propiciado un auge que amenaza con colapsar el centro de la ciudad. Pero es que en el primer semestre de 2017 son ya 1,5 millones los visitantes, y unos 100.000 los empleos que generan.

El Ayuntamiento está trabajando en una normativa que limite el establecimiento de locales de hospedaje, desde pensiones y hoteles además de viviendas turísticas en barrios como el casco histórico. Pero el debate ha llegado a los vecinos. Los del casco antiguo de la ciudad, denunciaron este miércoles que la densidad creciente del turismo es inversamente proporcional a la calidad de vida de los vecinos.

El concejal donostiarra de Impulso Económico y Turismo, Ernesto Gasco, y el gerente de San Sebastián Turismo, Manu Narváez, presentaron en pleno julio el Plan Director 2017-2021 que recoge la estrategia turística que adoptará la ciudad para atender la llegada de 450.000 visitantes y gestionar un total de 1.250.000 pernoctaciones anuales. Se pretende, dijo Gasco, “evitar los efectos negativos de un desarrollo descontrolado” del turismo para garantizar la “calidad de vida de los donostiarras”. Es decir, el objetivo de las instituciones ya no es que crezca el turismo sino que sea de calidad.

Después de Barcelona, San Sebastián es el destino turístico con la rentabilidad más alta de toda España. Es el cuarto destino del turismo urbano del país y el mejor valorado entre las ciudades de menos de 200.000 habitantes, según datos del sector.

Más información