Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Audiencia de Granada revisará de nuevo el caso de Juana Rivas

Los jueces admiten un recurso de la madre para frenar la entrega de sus hijos

Entrevista con Francesco Arcuri, ex pareja de Juana Rivas. ATLAS

La Audiencia de Granada analizará de nuevo el caso de Juana Rivas, que hace una semana huyó con sus hijos de tres y 11 años sin cumplir la orden judicial para entregar los menores al padre. La Audiencia admitió a trámite ayer el incidente excepcional de nulidad interpuesto por los abogados de la mujer por una posible vulneración de los derechos fundamentales de sus hijos, que deben regresar con su padre a Italia, según la justicia, con el criterio coincidente de la fiscalía, la Abogacía del Estado y los jueces.

La Audiencia ya confirmó la sentencia del Juzgado de Primera Instancia 3 de Granada que obligaba a la mujer a entregar a sus hijos el 26 de julio en el punto de encuentro familiar, una resolución que esta incumplió. Ahora los magistrados volverán a estudiar este caso a pesar de su resolución inicial que obliga a restituir a sus dos hijos al padre, condenado por un delito de lesiones en el ámbito familiar en 2009 y denunciado por maltrato por Rivas el año pasado.

Los abogados de la mujer, que permanece huida, han avanzado que si la Audiencia no atiende su recurso para paralizar la entrega de los niños, acudirán de nuevo al Tribunal Constitucional, que el lunes ya rechazó su recurso de amparo al entender que la vía judicial no estaba aún agotada.

La Sección Quinta de la Audiencia de Granada ha habilitado el mes de agosto para resolver el incidente, una decisión que será adoptada previsiblemente con carácter urgente. El abogado del padre, Francesco Arcuri, se opondrá al recurso presentado ante la Audiencia por su expareja respecto a la entrega de los hijos para que regresen a Italia, donde vivían hasta 2016. El letrado Adolfo Alonso fue más allá y aclaró que estos días intentará abrir nuevas negociaciones para alcanzar un acuerdo con los abogados italianos de ambas partes enfrentadas, con relatos radicalmente distintos sobre una conflictiva convivencia conyugal que ha trascendido a los medios de comunicación.

El padre de los niños avanzó que si sus dos hijos aparecen en Italia antes del próximo 7 de agosto, hará “todo lo posible” para que las actuaciones judiciales en España se cierren, informó Efe. El intento de acuerdo se desarrollaría en Italia, dado que “el juez competente” es de ese país, según aclaró el abogado de Arcuri, con el 7 de agosto como fecha límite para que sus hijos lleguen a Italia. Al día siguiente tanto el padre como la madre deben comparecer ante el titular del Juzgado de Instrucción 2 de Granada, que ha asumido la vía penal de este complejo caso.

En paralelo, la asesora de Juana Rivas, Francisca Granados, calificó la situación de los niños de “tema flagrante de derechos fundamentales”. “En un tema jurídico tan complejo no nos hemos lanzado al vacío”, matizó Granados.

La prueba pericial psicológica realizada al menor de 11 años determinó que este consideraba que le gustaba más “el modelo educativo de su madre”. Sin embargo, esta no podía decidir en solitario el cambio de la residencia habitual de sus hijos, dado que no concurría la excepción que recoge la ley para estos casos. “No se observa que su restitución al contexto paterno suponga un grave peligro para su integridad física o psíquica”.

Más información