Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La expareja de Juana Rivas pide que la detengan “para proteger a sus hijos”

Un juzgado de Instrucción penal se hace cargo del caso y cita a las partes el próximo día 8

Juana Rivas, de pie en el centro, en una manifestación el pasado martes en Maracena (Granada).

La expareja de Juana Rivas, quien ha huido con sus hijos de tres y 11 años el pasado miércoles sin cumplir la orden judicial de entregarle los menores al padre en Granada, ha presentado un escrito en el juzgado en el que pide medidas urgentes "de protección para los niños", entre ellas la detención de la mujer. El abogado de la expareja y padre de los menores, quien ha cumplido una condena por maltrato en 2009 y ha sido denunciado por el mismo delito hace un año, argumenta en el texto que los menores se pueden encontrar "en situación de riesgo". Alude también la posible comisión, por parte de Rivas, de delitos contra la administración de Justicia y de secuestro interparental de menores, además de los de "violencia psicológica habitual" tanto contra el padre como contra los hijos.

El Juzgado de Primera Instancia 3 de Granada, donde ha sido presentado el escrito, ha denegado medidas cautelares contra Rivas y ha acordado derivar lo expuesto por el progenitor al Decanato para su reparto a un Juzgado de Instrucción. El Juzgado de Instrucción 2 de Granada, en funciones de guardia, ha asumido por la vía penal el caso y ha citado a las partes el próximo 8 de agosto.

El letrado de padre, Alfonso Alonso, solicita que se acuerde la detención de la madre con una orden de difusión internacional para su ingreso en prisión. Refiere, además que Rivas se encuentra en "un estado psicológico de desequilibrio emocional", por lo que presenta riesgo para sus hijos "ya que sus comportamientos son imprevisibles y puede dirigirse contra estos", dice el escrito dirigido ayer al Juzgado de Primera Instancia 3, el mismo que ordenó la entrega de los niños al padre el miércoles pasado.

El letrado sostiene que Juana Rivas habría sustraído ilícitamente a sus hijos y desobedecido también la orden de entrega de los menores, circunstancia que se podría haber producido con la participación de otras personas como "inductores, cooperadores necesarios cómplices o
encubridores". En el campo civil, ve necesario que se dé orden a las fuerzas de seguridad para que localicen a los menores y sean entregados sin dilación al padre, se requiera a la madre para que proceda "de manera inmediata" a la entrega de sus pasaportes, con prohibición expresa de salida del espacio europeo Schengen, y se pide que aclare incluso si ella tiene permiso de armas.

La jueza de primera instancia ha recibido también por otro lado un escrito de los representantes legales de la madre en el que se oponían a la ejecución de la sentencia, un texto que ha sido trasladado a las partes para que contesten en un plazo de cinco días.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha declarado respecto a este caso que hay que ponerse en el lugar de esta madre. "Hay que ser consciente de lo que le ha ocurrido a la mujer. Ha sido agredida dos veces. A las personas conviene comprenderlas y luego está todo lo demás", ha dicho en Madrid. La secretaria de Igualdad del PSOE, Carmen Calvo, ha defendido por su lado que los padres condenados por maltrato no puedan ver a sus hijos. "Que no vuelva a ocurrir que un padre condenado en firme por malos tratos a su pareja y sus hijos pueda tener luego el disfrute de sus hijos en cualquiera de los formatos posibles. Hay que tomarse esto mucho más en serio", ha dicho Calvo.

El Defensor del Pueblo Andaluz se ha pronunciado también y confía en que se "agilice" la situación. "La institución está trabajando para encontrar una respuesta satisfactoria, desde el respeto a las resoluciones judiciales, en el caso de Juana Rivas", se lee en el perfil oficial de su Facebook. Jesús Maeztu, también defensor del Menor en Andalucía, subraya que las resoluciones judiciales tienen que cumplirse, aunque mantiene "apoyo pleno a Rivas" para alcanzar una solución que garantice que los menores no sufran "un clima de violencia".

Más información