Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Eduardo Madina deja la política tras chocar dos veces con Pedro Sánchez

El diputado socialista considera un honor haber representado a parte de la sociedad “con las razones de la socialdemocracia”

El diputado socialista Eduardo Madina.

Eduardo Madina (Bilbao, enero de 1976) emprendió la tarea en 2014 de trabajar para cambiar el PSOE, en contenidos, en proyecto político y en organización interna, y para ello quiso ser secretario general. En 2017 persiguió los mismos objetivos pero sin ponerse el primero de la fila sino con su apoyo a Susana Díaz. Las dos veces ha chocado con Pedro Sánchez que entonces y ahora ganó la secretaría general del PSOE por sistema de primarias, un militante un voto, cuya implantación él propicio hace tres años.

Madina ha comunicado que deja la política, desea suerte a Pedro Sánchez, pero sobre todo a su partido. “Fundamental en el desarrollo de nuestro país que siempre me tendrá a su disposición", ha escrito en un comunicado de despedida que distribuyó el Grupo Parlamentario Socialista. La victoria de Pedro Sánchez en las primarias del pasado 21 de mayo anticipaban la retirada de Eduardo Madina que apostó en primera fila por la candidatura de Susana Díaz.

El político vasco coordinó el trabajo de más de trescientos expertos, junto al economista José Carlos Díez, que dio lugar a la ponencia marco que iba a debatir el 39º congreso del PSOE. El cónclave se celebró tres semanas después de las primarias en las que Sánchez derrotó a Madina y entonces empezó su retirada al renunciar a la defensa de la ponencia que había coordinado. Ese texto fue sustituido por otro en el que apenas hubo debate ya que los partidarios de Díaz optaron por no dar la batalla a sabiendas de que los ganadores tenían mayoría de delegados.

Madina, estaba destinado a tener un papel de la máxima relevancia si Díaz hubiera sido elegida la secretaria general, como ella manifestaba cada vez que se le preguntaba por el diputado por Madrid, desde las dos últimas legislaturas, que dejará en septiembre el escaño. No siempre fueron buenas las relaciones con la presidenta andaluza ya que en 2014 si él no se hubiera presentado a las primarias con toda probabilidad la presidenta andaluza hubiera aceptado las múltiples presiones para que diera el paso de sustituir a Alfredo Pérez Rubalcaba, que dimitió por asumir en primera persona el mal resultado de las elecciones europeas. Díaz no se presentó pero auspició la candidatura de Pedro Sánchez aunque en tres meses se distanció de él definitivamente.

La relación de la dirigente andaluza con el político vasco se recompuso hasta el punto que vio en él un artífice fundamental de la renovación del proyecto socialista. Se gana y se pierde por un voto. Esta máxima se repetía en las dos candidaturas y Eduardo Madina la tenía perfectamente asumida. Cinco semanas después del congreso anuncia que empieza “una nueva etapa profesional” que “nada tendrá que ver con la actividad política e institucional", tal como comunicó ayer a la portavoz del grupo socialista, Margarita Robles.

Se despide con la renovación de su plena identificación con los ideales del PSOE. Valores y principios “Sus valores y sus principios seguirán siendo los míos”. Todo es agradecimiento. "Representar a una parte de nuestra sociedad a través de las razones de la socialdemocracia, ha sido el mayor honor que me ha concedido el PSOE y todos aquellos ciudadanos y ciudadanas que confiaron en él". Y homenaje a sus compañeros. “Trabajar al lado de mis compañeros y compañeras del Grupo Socialista, a lo largo de todo este tiempo, me ha dejado suficientes muestras de calidad humana, talento y capacidad como para saber que he tenido el enorme privilegio de formar parte de un grupo absolutamente excepcional. A todos ellos, muchísimas gracias por tanto”, agradece.

A Madina le sustituirá en el Congreso José Enrique Serrano, jefe de gabinete de los dos presidentes socialistas, Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero y negociador en el equipo de Pedro Sánchez con Ciudadanos y Podemos en su fallida investidura. La proliferación de muestras de pesar y elogios a Eduardo Madina fueron incesantes a través de Twitter. "Gracias por todos estos años en el grupo, por tu talento y tu trabajo", se escribió en la cuenta oficial del Grupo Socialista. Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, también. “Gracias por todo tu trabajo y mucha suerte en la nueva etapa que emprendes”, escribió. También Madina le desea suerte en su comunicado de despedida. Muchos parlamentarios y dirigentes territoriales no se extrañaron en absoluto de esta decisión al tiempo que apelan a la juventud de Eduardo Madina, para no considerar lejos de la realidad que vuelva a la actividad que ha guiado su vida.

El atentado que sufrió del terrorismo de ETA en 2002 le alejó del voleibol profesional, pero nunca del motor de su vida, la política, invocan muchos socialistas.

Más información