Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Archivada la causa contra la juez que preguntó a una víctima si “cerró las piernas”

La Comisión Disciplinaria del CGPJ cierra sin sanción el expediente a la magistrada de Vitoria

Concentración, ayer en Madrid, del Foro de Madrid contra la Violencia a las Mujeres en repulsa a los asesinatos machistas.
Concentración, ayer en Madrid, del Foro de Madrid contra la Violencia a las Mujeres en repulsa a los asesinatos machistas. EFE

La Comisión Disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha archivado este miércoles el expediente que tenía abierto contra la jueza de Vitoria María del Carmen Molina Mansilla, que el año pasado preguntó a una mujer víctima de agresiones sexuales por parte de su expareja si había cerrado bien las piernas.

El caso provocó la indignación y las protestas de varios colectivos feministas, entre ellos de la Asociación Clara Campoamor, que fue el que divulgó lo sucedido. El 17 de febrero de 2016 una mujer acudió al Juzgado de Violencia sobre la mujer número 1 de Vitoria para prestar declaración. El día anterior había denunciado a su pareja por agresión sexual y solicitaba para él una orden de protección por maltrato habitual. El interrogatorio quedó grabado en vídeo.

Cuando le tomó declaración la juez le preguntó: "¿Cerró bien las piernas? ¿Cerró toda la parte de los órganos femeninos?". La Asociación Clara Campoamor pidió formalmente que se apartara del cargo a la juez por su "constante vulneración de derechos" de las mujeres víctimas de violencia de género. La pregunta fue "ofensiva, degradante y humillante", dijo entonces a Efe la presidenta de la asociación, Blanca Estrella.

El CGPJ abrió una diligencia informativa (paso previo al expediente sancionador) poco después de hacerse públicos los hechos. El 13 de junio de 2016 el promotor de la diligencia la archivó, pero tres semanas después la Comisión Permanente del órgano de Gobierno de los jueces revocó el archivo y ordenó incoar expediente disciplinario. 

En su resolución, la comisión señalaba que los hechos podían ser constitutivos de una infracción grave o de una leve, y remitía a dos artículos de la Ley Orgánica del Poder Judicial. El primero contempla el "exceso o abuso de autoridad" o falta grave de consideración respecto de los ciudadanos. El segundo, la desatención o desconsideración con el personal o con los ciudadanos.

El promotor volvió a archivar el caso en octubre de 2016, pero recurrieron tanto la Asociación Clara Campoamor como la Subcomisión de Violencia contra la Mujer de la Abogacía. Finalmente el promotor hizo una propuesta de sanción, de 501 euros si se consideraba falta grave de abuso de autoridad, o sanción de advertencia si era falta leve de desconsideración. 

La Comisión Disciplinaria, que lo tenía que resolver este miércoles, finalmente lo ha archivado por seis votos a uno, tal y como ha adelantado Confilegal. El voto discordante es el de Ángeles Carmona, según ha asegurado un portavoz del CGPJ, que además de vocal en esta comisión es presidenta del Observatorio contra la violencia doméstica y de género del CGPJ.

Las decisiones de la Comisión Disciplinaria solo pueden ser recurridas por el magistrado afectado o por la fiscalía.

Más información