Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los examinadores de tráfico se concentran ante la DGT y piden la dimisión de su director

Entre 150 y 200 personas reclaman una subida salarial para terminar con la huelga que mantienen desde junio

Protesta de los examinadores de tráfico ante la sede de la Dirección General de Tráfico en Madrid.
Protesta de los examinadores de tráfico ante la sede de la Dirección General de Tráfico en Madrid.

Los examinadores de tráfico se han concentrado este martes frente a la sede de la Dirección General de Tráfico (DGT) en Madrid para protestar por sus bajos sueldos y reclamar al director de la DGT, Gregorio Serrano, que dé solución a la huelga que mantiene este colectivo desde junio. Entre 150 y 200 personas, llegadas de varias comunidades autónomas, han exigido también la dimisión de Serrano si no es capaz de solucionar el conflicto.

La protesta, convocada por la Asociación de Examinadores de Tráfico (Asextra), ha reclamado la subida salarial que se pactó en 2015 pero no se hizo efectiva, y el aumento de la plantilla, que ha descendido cerca de un 20% desde 2009, según datos consultados por EL PAÍS.

"La opinión pública cree que cobramos más. No se imaginan los sueldos bajos que tenemos. La prueba es que los examinadores se están yendo a otros puestos más cómodos", explicaba José López, examinador con 25 años de experiencia llegado desde Lleida. Ni él ni dos de sus compañeras llegadas también de Cataluña creían esta mañana que el conflicto vaya a resolverse pronto. "Estamos muy decididos. En septiembre vamos a la huelga indefinida", aseguraba.

"Seguimos teniendo la esperanza de que esto se pueda solucionar, el problema es que cuando no hay voluntad, es difícil llegar a algún acuerdo", dijo a Efe el presidente de Asextra, Joaquín Jiménez, quien advirtió de que si la DGT no atiende a sus reivindicaciones "esto se puede endurecer mucho más".

La Dirección General de Tráfico (DGT) prevé contar en diciembre de 2018 con unos 880 examinadores de tráfico, un centenar más de los que hay actualmente, entre ellos una treintena de militares que podrían incorporarse a este colectivo.

El director general de Tráfico, Gregorio Serrano, así lo anunció la semana pasada en la comisión de Seguridad Vial del Congreso, donde compareció a petición propia y del grupo socialista para explicar las medidas de su departamento respecto a los examinadores.

Varios de los concentrados este martes frente a la DGT se mostraban escépticos. "El problema lo tenemos ahora", decía López.

El Real Club Automóvil de Cataluña (RACC) afirmó este martes que como mínimo 110.000 personas no podrán obtener el permiso de conducir en España si la huelga de examinadores de tráfico se alarga durante el próximo mes de septiembre.