Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La autopsia confirma que Miguel Blesa se suicidó

El cadáver presenta un único orificio de entrada de proyectil a la altura del corazón

Operarios de la funeraria trasladan el ataúd de Blesa tras la autopsia. Atlas

La autopsia ha confirmado los fuertes indicios de la Guardia Civil sobre el suicidio del exbanquero Miguel Blesa en una finca de Córdoba. Los médicos forenses han constatado que el cadáver presenta un único orificio de entrada de proyectil en el lado izquierdo del pecho, no existen evidencias de lucha o defensa y la posición de la herida apunta a un disparo intencionado.

Este análisis confirma los indicios de la investigación de la Guardia Civil y los testimonios de quienes pasaron las últimas horas con el exbanquero.

La familia de Blesa comenzó a congregarse esta mañana en el tanatorio de Las Quemadas, a dos kilómetros del Instituto Anatómico Forense donde se le ha practicado la autopsia. “No voy a decir nada”, ha sido lo único que ha manifestado Manuel Luis Blesa, uno de los cuatro hermanos del financiero que desde el miércoles se encuentra en Córdoba. La esposa, Gema Gómez, y Cus Blesa, la hija del expresidente de Caja Madrid, no tienen previsto pasar por Córdoba sino que se trasladarán directamente a Linares (Jaén), la ciudad natal de Blesa, y donde se celebrará el entierro este viernes a las siete y media de la tarde en la iglesia de San Francisco. Las cenizas del cuerpo, que ha sido  incinerado a lo largo de este jueves, serán depositadas en el panteón familiar de la familia Blesa de la Parra.

Miguel Blesa abandonó Linares con 18 años y volvió en contadas ocasiones. Una de ellas fue para el entierro de su madre, al que acudió el expresidente José María Aznar. Sin embargo, las relaciones del pueblo familiar con el exbanquero no han sido fluidas y hasta un centro social que llevaba su nombre fue rebautizado tras los distintos escándalos judiciales. Ni siquiera su funeral ha sido anunciado en los lugares principales de la localidad, como es costumbre, según confirmó el párroco.

Arropado por los más jóvenes de la familia y por allegados de Córdoba, de donde era el padre de los Blesa y donde aún viven sus primos, los hermanos han mantenido la hermética espera en la sala Séneca del tanatorio privado.

Los familiares confiaban el miércoles en poder enterrar sus cenizas el jueves y acabar con el seguimiento mediático del suceso en una ceremonia íntima y lo más alejada posible de las cámaras. Sin embargo, fuentes municipales calculan que el funeral podría oficiarse el viernes al mediodía. Esa es la previsión con la que trabajan, salvo que se aceleren los trámites previstos. Dependerá también de a qué hora termine el proceso de incineración.

Los indicios confirmados de suicidio

Blesa, durante el desayuno, este pasado miércoles, le dio a Rafael Alcaide, amigo e ingeniero de la finca donde se encontraba (Puerto del Toro), el teléfono de su esposa, Gema Gámez. “Por si la tienes que llamar”, le dijo. En ese momento, se bajó al coche con la excusa de cambiarlo de sitio, cogió su arma del maletero, se situó delante del vehículo y se disparó.

Los agentes comprobaron varios indicios de suicidio en el lugar de los hechos: la posición del cadáver y del arma, junto al cuerpo, que descansaban frente a la rueda delantera del vehículo; la trayectoria del disparo y la ausencia de signos de presencia de otra persona.

La única alternativa era que se tratara de un accidente. Sin embargo, esta teoría era difícilmente sostenible. Blesa era un experto cazador y ningún conocedor de las armas saca del maletero una escopeta de caza cogiéndola por el cañón y apuntándose al pecho. Incluso de ser así, el accidente habría ocurrido junto al maletero, y no delante del vehículo, adonde se desplazó el exbanquero antes del disparo.

Además, ni la escasa ropa que llevaba ni la decisión de última hora de acudir a la finca hacen suponer que tuviera intención de pasar una temporada en la finca a la que solía acudir para descansar. Desde hacía dos años, no iba a cazar sino a relajarse en el campo. Las veces que fue para realizar esta actividad pidió prestadas las armas. En esta última ocasión se llevó uno de sus 15 rifles.

Los herederos tendrán que pagar la responsabilidad civil

Los herederos de Miguel Blesa no asumirán las responsabilidades penales que se le imputen en los procesos judiciales, pero sí afrontarán la responsabilidad civil derivada de un delito, salvo que renuncien al legado, según establece la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Los herederos también podrán continuar con recursos ante hechos juzgados. Esta posibilidad está abierta en el caso de las tarjetas black, las líneas de gasto opacas que se establecieron en Caja Madrid para algunos de sus responsables y por la que Blesa fue condenado a seis años de cárcel.

De los dos casos pendientes de juicio, los herederos de Blesa no tendrán que asumir responsabilidad penal alguna, si se determina, pero sí podrían tener que afrontar las indemnizaciones que se fijen en los casos de los sobresueldos en Caja Madrid y de las participaciones preferentes.

En cuanto a las reacciones tras la muerte de Blesa, la mayoría de dirigentes se limitaron a trasladar su pésame a la familia y lamentar el fallecimiento. Pero ninguno acudió al tanatorio. “Un suicidio es algo muy triste que todos debemos lamentar. A mí en este momento me viene al recuerdo el suicidio de muchas personas que fueron víctimas de desahucios y de estafas”, aseguró el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias. “No voy a hacer ninguna valoración política. Con independencia de la opinión que podamos tener sobre el recorrido vital y profesional de Blesa, hoy lo que toca es dar el pésame”, dijo también el dirigente del PSOE, Pedro Sánchez. El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, ya lamentó el miércoles el fallecimiento y negó que haya “postura oficial” en el Gobierno sobre el suceso.

Más información