Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE propone ahora investigar el accidente de Angrois

El grupo socialista culmina su cambio de postura sobre el siniestro ferroviario del Alvia en 2013

Familiatres de víctimas del accidente de Angrois protestan desde la tribuna de invitados del Congreso, en abril de 2016.
Familiatres de víctimas del accidente de Angrois protestan desde la tribuna de invitados del Congreso, en abril de 2016.

El PSOE ha cambiado de opinión sobre cuál debe ser su papel sobre el caso no cerrado del accidente ferroviario de Angrois, junto a Santiago de Compostela, del 24 de junio de 2013, que dejó 80 fallecidos y 144 heridos. Este miércoles presentó en el Congreso una petición para crear dos comisiones, una política y otra técnica, para cubrir tanto las responsabilidades políticas que pudieran deducirse como los fallos técnicos que contribuyeron a que se produjera la tragedia.

Los socialistas gallegos convencieron a la ejecutiva federal que dirige Pedro Sánchez de promover esa iniciativa y así lo aprobó el pasado lunes. El PSOE no ha querido hacer partícipe a Podemos de esta propuesta a pesar de que estos se lo ofrecieron. Este es un nuevo cambio en la línea de actuación de los socialistas desde que Sánchez asumió la secretaría general.

El PSOE “nunca va a tener problema en cambiar de opinión si hay razones para hacerlo, sobre todo tras escuchar a las víctimas”, asegura César Ramos, portavoz de Fomento, proponente de la iniciativa. Hasta ahora, los socialistas habían rechazado apoyar iniciativas en este sentido pero “hay nuevas realidades”, justificó a EL PAÍS la diputada Pilar Cancela, miembro de la ejecutiva federal y presidenta de la gestora de los socialistas gallegos. Las novedades que cita son la apertura de nuevas investigaciones judiciales y la petición de la Comisión Europea de que se intensifique la investigación al no considerar suficientes las conclusiones de la evaluación desarrollada por el Ministerio de Fomento.

Además, la presión y la movilización de las víctimas han ido en aumento. La pasada semana mantuvieron una reunión con la dirección del grupo socialista, encabezada por Margarita Robles, en la que les expusieron todo un arsenal de argumentos para que continuara la investigación.Tanto Cancela como el portavoz socialista de Fomento justificaron el cambio de opinión por la necesidad de “quitar dudas” sobre las causas del accidente y evaluar “las responsabilidades políticas” que pudieran derivarse de lo ocurrido.

Llamada a Blanco

Tanto el BNG en Galicia, que ahora no tiene representación en las Cortes, como En Marea han señalado siempre como responsables a los gobiernos centrales, tanto del PSOE como del PP, y, singularmente, a los exministros de Fomento José Blanco y Ana Pastor, por lo que probablemente ambos serán llamados a comparecer en esa comisión.

Una comisión técnica y otra política

Los socialistas proponen dos comisiones. La primera tiene por objeto investigar y esclarecer las causas del accidente del tren Alvia en Angrois (Santiago de Compostela) el 24 de julio de 2013 y, especialmente, la adecuación de la evaluación de riesgos de seguridad y otras decisiones de gestión que hubieran podido influir. El objetivo es delimitar, si las hay, las responsabilidades políticas. Su plazo de duración previsto será de cuatro meses y sus conclusiones se votarán en el pleno del Congreso.

La segunda petición se centra en una “comisión técnica independiente” que tiene que autorizar el Gobierno porque ha de sustituir la que desarrolló la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios. Se insta al Ejecutivo “a gestionar la reapertura” de una comisión de investigación, “atendiendo los diferentes pronunciamientos y circunstancias sobrevenidas; esto es, la nueva investigación técnica oficial auspiciada por la UE, con representación de la Agencia Ferroviaria Europea y con garantías de independencia”.

Los socialistas lo saben y “por deferencia” llamaron a Blanco para que conociera, antes de que fuera público, este cambio de opinión, según informan fuentes socialistas. El ex ministro ha manifestado continuamente su disposición a comparecer si fuera requerido para ello.

No son cuestiones internas las que han movido esta decisión, según fuentes parlamentarias, pero reconocen que no es ajena la presión que el PSOE de Galicia, PSdG, siente de las mareas y los grupos nacionalistas gallegos que hasta ahora han protagonizado las demandas de investigación.

El portavoz de Fomento del PSOE aludió ayer, cuando presentó la solicitud de comisión de investigación, a las deficiencias y falta de “independencia” del informe que elaboró la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios (CIAF), dependiente de Fomento. “Todo el mundo ha puesto en duda el informe de la CIAF”, señaló Ramos.

En Marea tiene registrada una petición para que el Congreso investigue ese asunto, pero hasta ahora PP, PSOE y Cs la tenían bloqueada en la Mesa del Congreso impidiendo su debate. Una vez que el órgano de gobierno dé vía libre a esta o a la registrada por los socialistas, la Junta de Portavoces le pondrá fecha para que sea discutida en el Pleno, lo que no sucederá previsiblemente hasta septiembre.

Más información