Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los acusados de la violación múltiple en los Sanfermines seguirán en prisión

La Audiencia de Navarra desestima los recursos de los cinco procesados

Los cinco acusados de agredir en julio de 2016 a una joven en Pamplona.
Los cinco acusados de agredir en julio de 2016 a una joven en Pamplona.

Los cinco acusados de la violación múltiple de una joven de 18 años el 7 de julio de 2016 en Pamplona, durante los Sanfermines, seguirán en la cárcel hasta la celebración del juicio. La Sección Segunda de la Audiencia de Navarra ha desestimado los recursos interpuestos por las defensas para suspender la orden de prisión dictada hace un año al considerar que todos incurren en "riesgo de fuga" y "reiteración delictiva".

La decisión de mantener las medidas cautelares ha contado con el apoyo de dos magistrados y el voto particular de uno de ellos, quien ha propuesto dejar a los cinco procesados en libertad provisional bajo fianzas de 6.000 euros, con localizadores precisos, prohibición de salir de España y con obligación de personarse en los jugados dos veces a la semana.

Sin embargo, los otros dos jueces han justificado la decisión en la próxima celebración de la vista oral, en la que los acusados se enfrentan a penas de hasta 22 años de cárcel, la posibilidad de fuga y en el riesgo de que los procesados puedan volver a delinquir. "Ambos riesgos están latentes, sin que los mismos queden impedidos por las circunstancias personales, familiares, económicas y de integración social de los procesados", justifica el auto de la Audiencia frente al recurso de las defensas. El mismo tribunal había desestimado ya la petición de archivo de las actuaciones solicitada por los abogados de los cinco acusados.

Las defensas alegaban también que aún no se había fijado fecha para el juicio, a lo que los magistrados han replicado que aún no se ha concretado porque la instrucción "se está produciendo en condiciones temporales adecuadas y explicables por el grado de complejidad".

Frente a la decisión mayoritaria, uno de los magistrados ha cuestionado que la fecha de juicio vaya a ser fijada próximamente. Este juez considera que la gravedad de las penas a las que se enfrentan no es motivo suficiente para prolongar el año de prisión provisional o justificar "la existencia de un riesgo cierto y concreto de fuga".

El suceso

Las iniciales de los acusados son A.P.M., J.E.D., A.J.C.E., A.M.G.E. y A.B.F. Todos son de Sevilla, uno de ellos es un guardia civil recién graduado y con destino en Córdoba y otro es miembro de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

Según la instrucción del caso, los hechos de los que se les acusa se remontan al 7 de julio del pasado año, cuando uno de los acusados inició una conversación con la joven en la Plaza del Castillo, antes de que él y sus cuatro amigos la acompañaran hacia el coche en el que ella tenía la intención de dormir.

En el camino, agarraron a la joven y la obligaron a entrar en un portal, donde la obligaron a realizar varios actos sexuales que fueron grabados por los acusados en un teléfono móvil. Uno de los cinco agresores envió mensajes a sus amigos para contarles lo sucedido. El grupo de WhatsApp se llamaba Manada. Después, le robaron el teléfono a la víctima.

La mujer, ayudada por unos vecinos, denunció lo sucedido a la Policía Local y aportó los datos que permitieron identificar a los acusados en la plaza de toros, al final del encierro del día.

Cuatro de los procesados son, además, sospechosos de haber cometido otra violación meses antes. El juez de Pamplona que investigó la violación grupal vio el pasado mes de octubre indicios de que abusaron sexualmente, en mayo, de una joven de 21 años en Pozoblanco (Córdoba). Los investigados también grabaron los abusos con un móvil y compartieron uno de los dos vídeos en un chat.

Más información