Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zoido: “No es nuestra responsabilidad que los inmigrantes decidan huir”

Según el ministro del Interior, 10.751 inmigrantes han entrado de manera irregular en España por vía marítima y terrestre, un 104,2% más que en el mismo periodo de 2016

El ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, en un reciente acto. EFE

La comparecencia del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ante la Comisión de Interior del Congreso, ha dejado para el final el tema más espinoso: el de las 49 muertes de inmigrantes el pasado 5 de julio en el Mar de Alborán. Solo sobrevivieron tres jóvenes. "No es nuestra responsabilidad que decidan huir de su país", ha dicho el ministro, que el pasado 6 de julio dijo que había que "concienciar a las ONG para que no favorezcan la inmigración irregular". Palabras por las que se disculpó y, posteriormente les envió una carta a las ONG, muy crispadas por esas declaraciones. "Solo quise advertir de las necesidades en la coordinación para llevar a cabo esas operaciones, debemos ser sensibles pero también responsables".

El ministro aportó una retahíla de datos para mostrar la "presión" migratoria que sufre España y los "recursos limitados" con los que cuenta el país para atenderles. Según sus datos, 10.751 personas han entrado de manera irregular en España por vía marítima y terrestre, 3.204 a través de Ceuta y Melilla, esto supone un aumento del 104,2% respecto al mismo periodo en 2016. Mientras descienden las entradas por vía marítima, aumentan en un 40,3% las que se producen por vía terrestre.

Zoido ha presentado los datos más recientes sobre migración en la frontera sur: 2.266 intentos de saltar la valla en los perímetros de Ceuta en lo que llevamos de año, mientras que en todo 2016 hubo un total de 3.472 intentos, dijo Zoido. Y añadió: "Solo en el pasado mes de junio 2.189 inmigrantes intentaron cruzar las aguas del Estrecho en 84 pateras. Y a todos ellos se les ayudó". El ministro se apoyó en estos datos para defender una "inmigración ordenada" y "no eludir responsabilidades pero asumir solo las que tenemos". Y, aunque se escudó en Europa, aludió a las recientes reuniones de apoyo bilateral mantenidas con sus homólogos de los países afectados por las rutas migratorias.

Activaremos "todos los resortes legales" ante la "deriva radical" de la Generalitat

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha asegurado este martes que "no tiene ninguna duda" de que los Mossos d'Esquadra cumplirán la ley a pesar de los cambios en su dirección y ha avisado de que el Gobierno "activará todos los resortes legales" si la Generalitat decide comprar las urnas para celebrar el referéndum anunciado para el próximo 1 de octubre.

En declaraciones a la prensa antes de comparecer en la Comisión de Interior en el Congreso, Zoido ha lamentado la "deriva radical" del Govern de Carles Puigdemont, como demuestra la dimisión este lunes del director de los Mossos, Albert Batlle, y este mismo martes del director del Servicio 112.

"Lamento muchísimo que cualquier persona que respete la ley sea obligada a dimitir, sin duda es muy lamentable", ha dicho.

No obstante, ha apuntado que no tiene "ninguna duda" que los mossos van a cumplir con su obligación "No se me pasa por la cabeza que no vayan a ser fieles cumplidores con las obligaciones que tienen asumidas como consecuencia de su condición. Espero que a nadie se le pase por la cabeza que pueden ser condicionados y, al mismo tiempo, que hagan una cosa distinta a lo que la ley les obliga", ha comentado Zoido.

El titular del Interior ha repetido que el Ejecutivo impugnará la compra de urnas para celebrar el referéndum, unas competencias que este mismo martes ha asumido oficialmente el vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, tras la remodelación del Ejecutivo catalán de la semana pasada.

"Cuando se conozca el hecho", ha dicho sobre la compra de urnas, "el Gobierno activará todos los resortes legales para que aquello que esté en contra de la ley pueda llevarse a cabo", ha sostenido.

"Las actuaciones que el Gobierno ha venido desarrollando en los últimos meses se seguirán haciendo", ha continuado Zoido, subrayando que cualquier incumplimiento de la ley será "sin duda combatido".

"Ante la deriva tan radical, no va a haber dejación de funciones, seguiremos haciendo lo que nos corresponde y seguiremos manteniendo el diálogo con toda la sociedad catalana y trabajando para resolver los problemas que tienen los catalanes", ha enfatizado.

El ministro ha hecho un llamamiento a la reflexión apelando al "sentido común y la prudencia", recordando que la sociedad catalana es "plural, integradora y respetuosa con el imperio de la ley". "No veo otro escenario que no sea el cumplimiento estricto de la ley", ha insistido.

"Sus políticas son responsables de esas muertes, que nos son accidentes", le respondió la portavoz de Podemos. Y el diputado de Compromis remachó: "No se puede seguir externalizando en terceros países [en clara referencia a Marruecos] la responsabilidad de España y de Europa porque esas personas huyen de países africanos cuyos gobiernos corruptos legitimamos nosotros, los países desarrollados". Y reclamó "mucha más política" para insistir en la "cooperación, el desarrollo, y para acabar con los conflictos bélicos que asolan esos países". También se refirió a la responsabilidad la representante del PSOE, que dijo: "Ni usted ni su ministerio son los responsables de que huyan de sus países, pero sí el Gobierno, y su falta de apoyo, de ayudas al desarrollo y cooperación". El portavoz del PNV quiso recordar que las ONG que trabajan en el Mediterráneo "han rescatado a 80.000 personas, desde que comenzó la crisis de los refugiados". "No se puede criminalizar a las ONG que están haciendo su trabajo para evitar que esas personas perezcan y están salvando muchas vidas", apostilló el portavoz de Ciudadanos.

En la réplica, Zoida calificó de "mezquino" el querer hacer responsable de las muertes del Mediterráneo al Gobierno y responsabilizó a las mafias, "que les ponen en esas chulapas que no tienen condiciones". El ministro aseguró que "la política migratoria española es estudiada e imitada por otros países".

Mejora de Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE)

"Se está trabajando en un plan de mejora de los Centros de Internamiento de Extranjeros", dijo Zoido refiriéndose a otro de los asuntos espinosos del orden del día. "Desde la Secretaría de Estado de Seguridad, ya se han mantenido reuniones con los representantes de los distintos grupos parlamentarios con objeto de constituir una mesa de trabajo para establecer la mejor fórmula posible para mejorar los CIES", aseguró.

El representante de Compromis le pidió más concreción, para saber cuál era la partida presupuestaria prevista para el efecto y el estado de ejecución en el que se encuentran los tres nuevos CIES que el ministro se comprometió a construir en Algeciras, Málaga y Madrid, tras la oleada de fugas del año pasado.

"Lamentablemente estos centros no pueden desaparecer como últimamente piden algunos", atajó Zoido. "El ingreso en estos centros siempre está ordenado por un juez o un tribunal y la existencia de Centros de Internamiento de Extranjeros responde a un imperativo del Derecho de la Unión Europea y del ordenamiento jurídico español que lo desarrolla", añadió.

Ahora "500 refugiados al mes"

Los distintos portavoces de los partidos de la oposición reprocharon al ministro el incumplimiento palmario de la acogida de refugiados prevista del programa de reubicación y reasentamiento de la UE, 1.488 frente a los más de 17.000 que le asignó en el reparto la Comisión Europea en 2015. "Insolidario" o "inhumano" fueron los calificativos utilizados para referirse al comportamiento del Gobierno español y del ministerio en concreto antes este problema global. El ministro atribuyó los retrasos en la llegada de refugiados a la lenta tramitación de los expedientes: Aseguró que hay 1.050 pendientes de ser resueltos con Italia y con Líbano.

"España ha mostrado su solidaridad en los acuerdos adoptados en el seno de la Unión, pues la reubicación no es sino una expresión de solidaridad entre Estados miembros basada en su mutua confianza", dijo Zoido. El ministro anunció que se les ha pedido a "Grecia e Italia que refuercen los sistemas de identificación y registro de los refugiados que llegan o se encuentran en su territorio, con objeto de que se acelere su reubicación". Y agregó: "El resto de los Estados miembros nos hemos comprometido a un esfuerzo en las reubicaciones de 500 personas al mes".

El ministro aseguró que esas personas se unirán a las 1.069 personas que ya han sido trasladadas a España -en el curso de dos años- en ejecución del compromiso europeo, 925 desde Grecia y 144 desde Italia. Además, anunció Zoido, está previsto, "un nuevo traslado de 29 personas desde Italia mañana mismo (por este miércoles), mientras que 402 expedientes más se encuentran actualmente en tramitación a la espera de terminar su examen para que se autorice su traslado a España". Todos ellos se sumarán, añadió, "al número de refugiados que se presenta en territorio nacional, por lo que 2016 ha terminado con más de 16.500 solicitudes de protección internacional, algo que no había sucedido nunca". Esas cifras incluyen demandas de asilo procedentes de todo el mundo, no solo de los países identificados en el programa europeo. De las solicitudes resueltas en 2016, el Ministerio solo concedió el estatuto de refugiado al 3,4%, según denunció la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR).

Más información