Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un pívot y dos sindicatos fantasmas para defraudar a la Seguridad Social

La UDEF desmantela una trama en la que participaba un exjugador de baloncesto y que presentaba denuncias falsas de despido para cobrar del Fogasa

Sinanovic, con camiseta blanca, intenta coger un rebote en un partido de 2011 entre su entonces equipo, el Unicaja, y el Caja Laboral.
Sinanovic, con camiseta blanca, intenta coger un rebote en un partido de 2011 entre su entonces equipo, el Unicaja, y el Caja Laboral.

La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la policía ha desarticulado en las últimas semanas en Galicia cinco tramas empresariales con 28 sociedades implicadas que habían defraudado cerca de 3 millones de euros con el cobro irregular del subsidio de desempleo tras eludir el pago de las cuotas a la Seguridad Social. Una de estas tramas había creado e inscrito dos sindicatos, Cotecri y Sitraedi, a través de los cuales presuntamente intentaba extender el fraude al Fondo de Garantía Salarial (Fogasa) con falsas denuncias de despido contra sus propias empresas para cobrar indemnizaciones con cargo a este organismo público. Entre los 11 detenidos se encuentra un antiguo jugador de baloncesto profesional, el pívot bosnio nacionalizado español Nedzad Sinanovic, ex de Real Madrid y Unicaja.

El arresto de este último está ligado a la supuesta trama creada por dos falsos abogados, José G. A. y Alejandro A. V., en torno a Consultoría LNA 2015 SL. De ésta dependían otras siete empresas, además de los dos sindicatos fantasmas y una asociación de consumidores. El origen de la investigación se remonta a febrero, tras detectar la Seguridad Social supuestas irregularidades en esta consultora. Las pesquisas policiales determinaron que esta sociedad había dado de alta a empleados en siete provincias diferentes, en seis de las cuales la empresa había sido declarada “ficticia”, pese a lo cual seguía operando.

El Grupo de Delitos contra la Seguridad Social de la UDEF comprobó cómo varios de los presuntos integrantes de la trama se iban turnando como socios y trabajadores en las ocho empresas detectadas, algunas de las cuales tenían su sede social en los domicilios de los presuntos implicados o, como en el caso de Consultoría LNA 2015 SL, una vivienda en Mallorca de una persona ajena a la trama. Todas ellas mantenían deudas con la Seguridad Social por no cotizar por sus empleados ficticios, quienes, sin embargo, alcanzaban el derecho a cobrar los subsidio de desempleo. Cuatro de ellos lo consiguieron, entre ellos los dos presuntos cabecillas y el propio Sinanovic.

Esta trama había dado un paso más al inscribir en junio de 2016 un sindicato, Cotecri, centrado sobre el papel en defender “trabajadores que presten servicios por cuenta de empresas o trabajadores autónomos a su servicio o por cuenta propia”, así como a “estudiantes en edad laboral”. Con ellos, los detenidos presentaron hasta cuatro demandas por despido contra sus propias empresas. Según los investigadores, el objetivo era conseguir sendas declaraciones judiciales que certificasen como reales las inexistentes relación relaciones laborales y, de este modo, solicitar al Fogasa el pago de salarios e indemnizaciones. Al no conseguirlo con las primeras demandas —dos de ellas presentadas por los falsos abogados y una tercera por el expívot—, en diciembre crearon un segundo sindicato, Sitraedi. La UDEF cifra en 290.000 euros lo defraudado por este grupo.

De las puertas de la NBA a la comisaría

En mayo de 2006, Sinanovic acaparó las crónicas periodísticas al ser determinante en la victoria que su equipo, el Real Madrid, logró sobre el Barcelona en el Palau Blaugrana. Entre 2005 y 2014 jugó en otros equipos españoles como el Unicaja, y llegó a ser elegido en el draft de 2003 por los Portland Trail Blazers, aunque no debutó en la NBA. La UDEF le acusa ahora de fraude en la obtención de prestaciones y estafa procesal por haber cobrado el subsidio de desempleo tras figurar de manera ficticia como trabajador de Gestión Hostelera de Cambre SL y haber intentado recibir una indemnización por despido a través del sindicato Cotecri. EL PAÍS se puso en contacto telefónico con el exjugador de baloncesto, que declinó dar su versión.

Más elevado era el fraude de las otras cuatro tramas desmanteladas y que englobaban a 20 sociedades. De todas ellas, la que acumulaba mayor fraude era una red de seis mercantiles que tenía su epicentro en Alex, Lito i Toni SL, a través de la cual se gestiona una célebre pizzería de A Coruña. La policía cifra en 914.217 euros el agujero a las arcas públicas. De cerca le seguía la constructora Rofe Innovaciones SL, con 900.000 euros.

Más información