Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy anima a Puigdemont a seguir el ejemplo de Euskadi

El jefe del Gobierno insta al presidente catalán a abandonar su "delirio" secesionista y "conectarse a la ley"

El Presidente del Gobierno, este viernes.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha interpelado directamente este sábado al responsable de la Generalitat, Carles Puigdemont, para que siga el ejemplo del Ejecutivo vasco presidido por Iñigo Urkullu y abandone su "delirio secesionista" y recupere "la conexión a la ley y el Estado de derecho". Rajoy ha destacado en su visita a Bilbao que las buenas relaciones bilaterales que mantiene ahora con Euskadi, basadas en "el pacto, el acuerdo y el entendimiento", son la mejor vía "para todos" frente al "enfrentamiento" que pretenden, a su juicio, los dirigentes catalanes.

Rajoy ha participado este sábado en la jornada inaugural de la Escuela Miguel Ángel Blanco convocada en Bilbao por Nuevas Generaciones (la organización juvenil del PP), en la que también ha intervenido, entre otros, Marimar Blanco, la hermana del edil popular de Ermua (Bizkaia) asesinado por ETA hace 20 años.

En su discurso, Rajoy ha insistido en que el desafío del Ejecutivo catalán, al convocar un referéndum en Cataluña el próximo 1 de octubre, "no lleva a ninguna parte", ni tiene "ninguna posibilidad de éxito por mucho ruido que quieran hacer". La consulta "no se va a celebrar porque es ilegal e incumple todas las leyes. Va contra el Estatuto [catalán], contra la Constitución y contra la legislación internacional", ha recordado el presidente.

Ha aludido a la situación de Cataluña para hacer énfasis en que el Gobierno liderado por Puigdemont "se ha desconectado de la realidad", lo que supone "lo peor que pueden hacer unos dirigentes". "Yo les invito a desconectar de los desafíos, de su delirio y recuperen la conexión a la ley y el Estado de derecho que están violando en los últimos tiempos", ha añadido.

Rajoy ha hecho alusión al reciente acuerdo con el Gobierno vasco para renovar el Cupo y la sintonía que existe entre ambas administraciones para extender el entendimiento sobre la Lay de Concierto Económico. "Esto es lo que da resultados positivos para todos", ha indicado Rajoy. "Lo que se está haciendo entre el Gobierno de España y el vasco hoy es lo que se debe hacer", ha apostillado, en contraposición a la estrategia adoptada por los mandatarios catalanes: "Lo que pretende la Generalitat es el enfrentamiento, y eso es estéril, antidemocrático, no resuelve nada, ni produce ningún efecto positivo para ningún catalán ni para nadie del resto de España. Es lo que no se debe hacer".

En la parte inicial de su discurso, el presidente del Gobierno se ha referido a la lucha contra el terrorismo como una amenaza que hoy es global. En este sentido, ha manifestado que la respuesta de los Estados exige "mejorar la cooperación internacional, cortocircuitar sus vías de financiación, frenar sus contactos a través de Internet y defender la memoria de las víctimas".

Con relación a ETA, ha manifestado que el "único final" que le queda a la banda terrorista es "reconocer el daño, pedir perdón a las víctimas y desaparecer" por ser, además, lo que "la sociedad le reclama". Ha denunciado que los terroristas buscan "deshumanizar a las víctimas y que éstas queden como un número", motivo por el que es necesario "visibilizarlas".

Antes de tomar la palabra Rajoy, Marimar Blanco ha loado a la figura de su hermano y ha exigido la "deslegitimación de la violencia": "Las victimas del terrorismo queremos un relato de vencedores y vencidos. En esta batalla hace falta la unidad de los demócratas, porque la división nos debilita ante el enemigo común, que son ETA y su su entorno", ha remarcado la actual diputada del PP.