Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miles de personas apoyan en Pamplona a los detenidos por la agresión de Alsasua

Los manifestantes reclaman libertad para ocho procesados, para los que la Fiscalía pide 375 años

Multitudinaria manifestación este viernes en Pamplona en apoyo a los detenidos por la agresión en Alsasua.

Miles de personas se han manifestado este viernes en Pamplona, en el último día de los Sanfermines, en apoyo de los jóvenes detenidos el 15 de octubre de 2016 por la agresión a dos guardias civiles y sus parejas en Alsasua, para los que la Fiscalía pide 375 años de cárcel por un presunto delito de terrorismo. La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha solicitado penas de entre 62 años y seis meses y 12 años y seis meses de cárcel para ocho procesados en esta causa.

Una pancarta con el lema "También en San Fermín. Altsasukoak [los de Alsasua] libres", en castellano, euskera e inglés, ha encabezado la concentración, que ha congregado en la céntrica plaza del Castillo a varios miles de personas, unas 5.000, según ha informado la policía municipal. Los organizadores, la plataforma ciudadana Altsasukoak Aske, no han facilitado cifras.

Familiares de los detenidos han portado la pancarta en el acto, al que se han sumado varias peñas de Pamplona y entre cuyos asistentes se encontraban el alcalde de la capital navarra, Joseba Asiron (EH Bildu), el presidente honorífico de Aralar, Patxi Zabaleta, y cargos electos de EH Bildu y Geroa Bai. En la manifestación se han escuchado gritos que reclamaban la libertad de los detenidos y consignas como "alde hemendik" (fuera de aquí) o "utzi bakean Nafarroa" (dejad en paz a Navarra).

Sobre el escenario, dos miembros de la plataforma han leído, en euskera y castellano, un comunicado en el que han recordado que hoy se cumplen nueve meses desde que "empezó esta pesadilla" y ocho meses desde que la Guardia Civil, según han dicho, se llevó a sus amigos, a quienes han mandado un abrazo, especialmente a los tres que permanecen detenidos.

Quienes han asistido a la protesta han denunciado lo que han calificado como un "montaje político, mediático y judicial, que quiere aprovechar un suceso fortuito para machacar a la juventud y criminalizar y acallar reivindicaciones completamente legítimas". Asimismo, han aludido al "miedo y la impotencia" que han sentido en este tiempo tras la decisión del Supremo y las "increíbles peticiones que ha hecho la Fiscalía", y han criticado las "multas, prohibiciones y amenazas" recibidas, como las recientes por llevar la camiseta "Altsasukoak aske".

"Esta plaza se ha llenado para decir que es injusto lo que estamos viviendo, que ya basta", ha sostenido a continuación Isabel Pozueta, madre de uno de los detenidos, quien ha asegurado que seguirán trabajando para denunciar esta "sinrazón" y lograr que "al final impere la justicia".

Más información