Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez y los líderes regionales apoyan el acuerdo con Podemos en Castilla-La Mancha

Iglesias es favorable al pacto, pero los anticapitalistas se muestran contrarios

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page durante la reunión con el secretario general regional de Podemos, José García Molina. Ampliar foto
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page durante la reunión con el secretario general regional de Podemos, José García Molina.

En el PSOE todo son parabienes ante la decisión del presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, de ofrecer a Podemos la entrada en su Gobierno. El secretario general de los socialistas, Pedro Sánchez, lo apoya para que en esa comunidad pueda haber “estabilidad” y se aprueben “las políticas sociales que propone” Page.

A pesar de que un eventual acuerdo con Podemos y los independentistas fue una de las razones esgrimidas por los líderes territoriales socialistas en contra de Sánchez tras las elecciones de 2015 y 2016, ese resquemor no se traslada a las comunidades autónomas y a los municipios donde hay alguna modalidad de acuerdo con la formación de Pablo Iglesias. El problema está en Podemos, donde hay voces cualificadas contrarias a entrar en un Gobierno del PSOE aunque su líder es favorable a ese pacto.

A la espera de que las bases de Podemos voten si están de acuerdo con la entrada en el Gobierno castellanomanchego, cuyo proceso se aprobará la próxima semana, el primer paso de colaboración está dado en torno al acuerdo de los Presupuestos. La Cámara autonómica trabajará con el objetivo de que se aprueben el 31 de agosto, según señalan fuentes de la presidencia autónoma. Todo lo que haga García-Page tendrá el apoyo de Sánchez, que ha sido informado en los últimos días por el presidente castellano-manchego de sus intenciones.

El presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha expresado su posición favorable, así como el PSOE de Andalucía, al interpretarlo como “la búsqueda de estabilidad”. “Siempre respetamos los acuerdos que hay en otras comunidades, igual que el resto de comunidades respetan los acuerdos que nosotros adoptamos en Andalucía”, señaló la secretaria general del PSOE de Sevilla, Verónica Pérez. Las voces favorables surgieron también de Madrid, con el portavoz socialista de la Asamblea, Ángel Gabilondo, y el presidente de la FEMP y alcalde de Vigo, Abel Caballero.

División en Podemos

Esta unanimidad no existe en Podemos. La corriente anticapitalista, liderada por el eurodiputado y cofundador del partido Miguel Urbán y por la secretaria general en Andalucía, Teresa Rodríguez, rechazan el acuerdo. Twitter ha servido de plataforma para expresar este rechazo a los pactos con el PSOE, que no es nuevo. El eurodiputado recordó a sus compañeros que en el congreso de Vistalegre 2 se decidió que no había que “subalternizarse al PSOE”.

El secretario de Organización, Pablo Echenique, es contrario al pacto con los socialistas en general y aprovechó para recalcar que no formará parte del Gobierno aragonés que preside el socialista Javier Lambán. Echenique justifica su desconfianza en que, después de apoyar a regañadientes las cuentas de la comunidad, “en las semanas que han seguido a la aprobación, se ha visto a un Gobierno desaparecido y débil, incapaz de posicionarse junto a la mayoría social”. En estos momentos, “no se dan las condiciones de confianza y de acuerdo político para que Podemos Aragón pudiera entrar en un Gobierno junto al PSOE y la Cha”, explicó.

Al mismo tiempo, la diputada de Podemos Carolina Bescansa expresó su apoyo al acuerdo y, lo más relevante, el secretario general, Pablo Iglesias, lo avala.

Más información