Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Rey anima a la City de Londres a invertir en España

La corporación del distrito financiero de la capital celebra una cena de gala en honor a Felipe VI

El ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, la Princesa Ana de Inglaterra, el rey Felipe VI, el lord mayor de Londres, Andrew Parmley y la Reina Letizia.
El ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, la Princesa Ana de Inglaterra, el rey Felipe VI, el lord mayor de Londres, Andrew Parmley y la Reina Letizia. EFE

El rey Felipe VI, al término de la segunda jornada de su visita de Estado a Reino Unido, instó este jueves al mundo empresarial británico a apostar por la economía española. “Les animo a situar a España con mayor intensidad aún en sus listas de destino para invertir, o bien a intensificar su presencia en nuestro mercado y reforzar así nuestras relaciones bilaterales a un más alto nivel, si cabe”, dijo, en su discurso en la cena de gala que ofreció en su honor el alcalde de la City de Londres, el Lord Mayor Andrew Parmley, en el histórico edificio Guildhall, en el corazón del distrito financiero de la capital.

El banquete reunió a más de 600 invitados, del mundo empresarial y cultural español y británico, y estuvo investido de toda la pompa propia de los actos más solemnes de la corporación de la City, una administración local de origen medieval, única en el país. Su máxima autoridad es el llamado Lord Mayor, cargo que en la actualidad ocupa Andrew Parmley, músico organista y profesor durante más de 30 años, que ejerció ayer de anfitrión.

Parmley, cuya labor de promoción del distrito financiero posee hoy una especial relevancia en tiempos del Brexit, aseguró que está en el interés de todos "proteger y mejorar" la colaboración existente entre ambos países en sectores "tan importantes" como "banca de inversión, mercados y tecnología". Tuvo, igual que el rey, palabras en recuerdo del español Ignacio Echeverría, trabajador de la City asesinado mientras trataba de ayudar a una victima en el ataque terrorista en el puente de Londres del mes pasado. “Nos sentimos honrados de que eligiera hacer de esta ciudad su hogar por un tiempo y lamentamos su muerte, producida a apenas unas pocas calles de este edificio”, dijo. Y concluyó su intervención alabando el éxito de la tenista española Garbiñe Muguruza, quien este sábado jugará la final del torneo londinense de Wimbledon contra la estadounidense Venus Williams.

Reino Unido es el mayor destino para la inversión directa española en el exterior, con un volumen superior a los 82.000 millones de euros en 2015. Felipe VI destacó que “casi un tercio de esa cifra está concentrado en el sector financiero”. “Nuestros bancos tienen un peso muy significativo en este mercado porque han sabido incorporar los hábitos y usos británicos”, señaló. “El sector financiero, como saben, ha experimentado en España una profunda transformación tras la grave crisis económica de los últimos años. Hemos superado las dificultades gracias a las reformas que se han emprendido, especialmente en este sector. Ha mejorado sustancialmente el acceso al crédito, por lo que los bancos españoles contribuyen al crecimiento de la economía a través de la financiación de proyectos empresariales solventes, que generan riqueza y empleo”.

También resaltó que “la economía española es hoy la que más crece entre los grandes países del euro” y apuntó que el PIB español aumentó un 3,2% en 2016.

El rey quiso defender el proyecto europeo y sus valores, en un escenario, la City de Londres, que lucha por que la ruptura con la UE que decidieron los británicos en el referéndum del año pasado sea lo menos radical posible. Así, Felipe VI recordó la visita a esta misma institución de sus padres, en 1986, el mismo año en que España ingresaba en la entonces Comunidad Económica Europea: “Este había sido un anhelo perseguido por los españoles durante mucho tiempo, ya que buscábamos asentar nuestra entonces joven democracia en el seno del proyecto europeo, basado en los valores de libertad, democracia, Estado social de Derecho y libre mercado”.

Los discursos fueron precedidos por trompetas, se brindó por la reina Isabel II, por los reyes de España y por el Lord Mayor y la corporación de la City. La cena se celebró en el apabullante Great Hall del Guildhall, el edificio que aloja al Gobierno de la City desde la Edad Media. El Great Hall, de altísimos techos y estilo gótico, es la tercera sala cívica más amplia de Inglaterra. Habiendo sobrevivido al gran incendio de Londres y a los bombardeos alemanes de la Segunda Guerra Mundial, el Guildhall es el único edificio civil anterior a 1666 que se sigue en pie entre los modernos rascacielos de la City.