Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un camión grúa cae al agua desde lo alto del puente Carranza, en Cádiz

Un guardia civil fuera de servicio salvó al conductor después de que éste consiguiera por la ventanilla en un rescate "de película"

El instante en el que se ha producido el accidente en el puente gaditano.

El azar se ha conjurado este viernes por partida doble en Cádiz para evitar que lo que tenía visos de convertirse en un accidente mortal haya quedado en un siniestro con un rescate de película. Pasaban las 11.50 horas cuando en el puente José León de Carranza, en la entrada a la capital, un camión grúa de asistencia en carretera ha caído al mar, tras verse implicado en la colisión frontal de otros dos vehículos. Pese a la caída, el conductor de la grúa ha logrado salvar la vida, gracias a que pudo salir de la cabina por el hueco de la ventanilla bajada y a la rápida intervención de un guardia civil fuera de servicio que no dudó en recurrir a una lancha de un club náutico cercano para salvar al accidentado.

"Ha sido de película. Sin duda, el conductor ha vuelto a nacer". El agente Miguel Ángel Comesaña no se ahorra calificativos para definir el siniestro en el que él ha intervenido como rescatador. Aunque aún se investigan las causas exactas, las primeras investigaciones apuntan a que el suceso se ha producido cuando dos vehículos han chocado frontalmente en el sentido de salida de Cádiz. Fruto de esa colisión, una de las conductoras ha resultado herida leve y la otra ha tenido que ser rescatada del interior de su vehículo con ayuda de los bomberos.

El tercer implicado en los hechos ha sido el camión de asistencia en carretera, en ese momento con un turismo en el remolque. Para evitar el choque, ha dado un volantazo lateral. La grúa ha atravesado la barrera quitamiedos y la antigua baranda del puente y se precipitó al mar. Una cámara de la Dirección General de Tráfico ha grabado justo el momento del impacto en el que se aprecia la caída del vehículo.

El suceso ha sorprendido a Comesaña en el interior de su vehículo, camino de casa. "He hecho lo que habría hecho cualquiera. He visto el accidente, he analizado las posibilidades y he decidido actuar con la mayor rapidez", reconoce este agente, con más de 25 años de servicio. Tras cerciorarse del estado de las conductoras, ha visto cómo el camión se hundía en el mar con rapidez. "He sabido que Salvamento Marítimo iba a tardar y he optado por no esperar", explica el agente en una conversación telefónica con EL PAÍS, instantes después del suceso. Para ello, Comesaña ha acudido a la carrera al cercano Club Náutico Elcano, ubicado en las inmediaciones del puente. Allí, se ha identificado como guardia civil y solicitó una zodiac para acudir a la zona del hundimiento.

Pese a que el agente tiene el título de patrón de yate, ha sido uno de los trabajadores del club náutico el que ha dirigido la lancha. "No sabía lo que me iba a encontrar", reconoce Comesaña que no ha tardado "más de cinco minutos" en desplazarse hasta el punto del mar donde había caído la grúa. Al llegar a una de las pilas del puente, patrón y agente se han encontrado al conductor "en estado de shock, agarrado a la pila como el que se agarra a un árbol". El conductor ha podido explicar posteriormente a su rescatador que ha salvado la vida "gracias a una avería en el aire acondicionado que le hizo ir con la ventanilla bajada".

Tras impactar contra la lámina de agua, el siniestrado ha conseguido quitarse el cinturón de seguridad. Para ese entonces, la cabina ya estaba bajo el agua. "A ciegas, ha conseguido salir y nadar hasta la superficie. Ha vuelto a nacer", repite Comesaña. "He estado con él hasta que ha llegado la ambulancia. Como su mujer está embarazada, no quería disgustarla, así que le estado acompañando en todo lo que necesitara, antes de que se lo contara a ella", añade el guardia civil.

El suceso, producido en una hora concurrida, ha obligado a cerrar uno de los tres accesos a Cádiz. Desde la Guardia Civil y la DGT precisan que está previsto que el puente Carranza esté cerrado la mayor parte del día de este viernes y que, como mínimo, hasta el final de la tarde no está previsto que se restablezca el tráfico en este punto y solo en el sentido de entrada a Cádiz. De hecho, hasta que no culminen las labores de recuperación de la barrera quitamiedos que se ha llevado por delante el camión, no está previsto que se abra ese sentido de la vía. Entre tanto, se tendrá que definir también el operativo de rescate hasta la superficie tanto de la grúa como del coche que transportaba que, en estos momentos, descansan en el fondo de la Bahía de Cádiz.

Fe de errores

En una primera información se decía por error que la altura del puente era de 90 metros.

Más información