Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ola de calor se queda hasta el domingo, aunque la temperatura baja

Jaén y Córdoba afrontan su tercer día con aviso rojo por calor

Trabajadores desmontando los escenarios del festival Cabo de la Plata 2017 a más de 40 grados a pleno sol en Barbate, Cádiz. Foto: Juan Carlos Toro. Vídeo: ATLAS

Una vez superado el pico más alto de la ola de calor que afecta desde este miércoles al centro, sur y este peninsular, las temperaturas comienzan un paulatino descenso de aquí al lunes. Para este viernes, la Agencia Española de Meteorología (Aemet) espera una “ligerísima” bajada en el sur, donde más ha arreciado el sol, de entre uno y dos grados o de entre dos y tres dependiendo de las zonas. Sin embargo, este pequeño alivio no impedirá que Jaén y Córdoba tengan aviso rojo por tercer día consecutivo, con los termómetros por encima de los 44 grados. Otras 13 provincias tienen aviso naranja por más de 38 grados.

Así, la temperatura máxima esperada para este viernes está de nuevo en Córdoba, con 45,7 —ayer, el termómetro marcó 46,9, la máxima de la red principal de observatorios y nuevo récord absoluto de temperaturas en la historia de España—, seguida de 46,4 en Andújar (Jaén), 44,2 en Écija (Sevilla) y 44,7 en Linares (Jaén). Son entre siete y 11 grados por encima de lo habitual en estas zonas a esta altura de año.

Este viernes siguen en rojo o riesgo extremo (el máximo en una escala de tres) Córdoba, con la campiña a 44 grados, la subbética a 43 y la sierra y el valle de los Pedroches a 42; y Jaén, donde esperan 44 en Morena y Condado y valle del Guadalquivir, 41 en Cazorla y Segura y 40 en la capital y los Montes.

El aviso es naranja o riesgo importante (segundo nivel) en Granada, Huelva, Sevilla, Albacete, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara, Toledo, Ávila, Salamanca, Madrid, Badajoz y Cáceres. En amarillo (primer escalón del sistema de alertas) están otras nueve provincias: Cádiz, Málaga, Huesca, Teruel, Fuerteventura y Gran Canaria, Tenerife, Lleida, Valencia y Segovia.

En cuanto a la evolución del fenómeno, la Aemet, que ha ampliado la ola hasta el domingo, prevé que el fin de semana “apriete” el calor en el tercio norte del país, la única zona que hasta ahora se había salvado de las temperaturas extremas, mientras que continúa el descenso por la mitad sur. “De momento, la subida en el norte no llega a valores de ola de calor, pero es posible que lo haga”, avanza la portavoz de la Aemet, Delia Gutiérrez. El sábado el alivio será ya notable en el sur, aunque ocho provincias continuarán en alerta naranja, una menos el domingo.

La Aemet considera “muy intenso” este episodio de temperaturas extremas, a mucha distancia de los que de forma habitual se registran durante el verano en España. Los 46,9 de ayer apuntan a que es la peor ola de calor jamás registrada.. Según un estudio de la Aemet sobre las olas de calor en España que abarca desde 1976 a junio de 2017, nunca antes se había llegado a 47 grados durante uno de estos fenómenos. La cota más alta se alcanzó en 2012, 45,9 grados en Sevilla aeropuerto. En cinco ocasiones se superaron los 45, como los 45,2 en Córdoba aeropuerto y en Montoro del tórrido verano de 2015.

Aquel verano ostenta el título de la ola más larga: duró 26 días. Hasta 29 provincias se vieron afectadas en algún momento de la ola, menos, eso sí, que en la de agosto de 2012. En aquella ocasión, llegó a afectar a 40, la peor ola en cuanto a extensión afectada.

Más información