Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN

No quedarse al margen

"El manifiesto al que nos adherimos no postula ninguna posición concreta en torno a las propuestas independentistas o unionistas"

Claustro de la Universidad de Barcelona. Ampliar foto
Claustro de la Universidad de Barcelona.

El Consejo de Gobierno de la Universidad de Barcelona (UB) aprobó este miércoles por una amplia mayoría su adhesión al Pacto Nacional por el Referéndum (PNR). La iniciativa surgió de un grupo de miembros del Consejo (personal docente, de administración y estudiantes) que planteamos la inclusión de este punto en el orden del día.

El PNR, creado a finales de 2016, aglutina a varios cientos de entidades sociales, culturales y políticas, con el propósito de “impulsar un pacto entre los Gobiernos del Estado y de la Generalitat que permita la celebración de un referéndum”. Aunque el PNR, desde junio, está en standby, sigue vivo y puede ser convocado.

Nosotros nos posicionamos para que la universidad pública no quede exenta del debate social, y no podemos negar que hoy en Cataluña el debate existe.

El manifiesto al que nos adherimos no postula ninguna posición concreta en torno a la independencia. Lo que se propone es instar a nuestros representantes políticos a hallar una solución política que permita construir una realidad en la que los ciudadanos se sientan mejor representados por sus instituciones. Creemos firmemente que ello pasa inevitablemente por celebrar una consulta, por avanzar en el principio democrático del ejercicio del derecho de voto y en el fortalecimiento de la convivencia entre pueblos.

El Estatuto de nuestra Universidad dice que, “frente a las nuevas realidades, es fundamental para la UB estar, como desde 1450, pero ahora aún más, a la altura de la confianza que la sociedad y el país exigen”. Y “ratifica su compromiso como universidad pública al servicio de la sociedad y del país”.

Estos valores son propios de la universidad. A lo largo de su historia, la UB se ha manifestado siempre al lado de la libre expresión de ideas y creencias. Una Universidad que fue clausurada y que vivió el exilio no puede quedar al margen del debate social cuando se trata de la libre manifestación de opiniones.

La adhesión al manifiesto de nuestro Consejo de Gobierno es un primer paso. Hay que promover estos valores para asegurar ciudadanos libres y con espíritu crítico. Todos cabemos en este escenario. Instamos a nuestros representantes políticos a buscar el marco negociado para que, en paz y democracia, podamos ejercer un voto responsable. Con independencia del resultado final, al votar habremos logrado una sociedad mejor.

Jordi Guilleumes es miembro del claustro de la UB en representación del personal de administración y servicios. Este artículo lo secundan los 17 promotores de la iniciativa por la que la UB se adhiere al Pacto Nacional por el Referéndum.