Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Londres advierte, tras el discurso del Rey, que la soberanía de Gibraltar no está en discusión

“Gibraltar es un asunto en el que no coincidimos, nuestra posición es clara", ha afirmado Downing Street

El rey Felipe junto a la primera ministra británica, Theresa May, en el 10 de Downing Street.
El rey Felipe junto a la primera ministra británica, Theresa May, en el 10 de Downing Street. EFE

La primera ministra británica, Theresa May, ha recibido este jueves a Felipe VI de España en el número 10 de Downing Street, donde ambos han almorzado y tratado temas de la relación entre ambos países. May ha dado la bienvenida al Rey a las puertas de la vivienda oficial, antes de pasar al interior, donde la primera ministra ha celebrado el discurso pronunciado este miércoles por el Felipe VI en el Parlamento.

Antes de la cita, sin embargo, un portavoz de Downing Street quiso recordar, en un comunicado, que para el Gobierno británico la soberanía de Gibraltar no está en discusión, en respuesta a las palabras del Rey que, precisamente en su discurso ante el Parlamente, apostó por el diálogo entre los dos Gobiernos como fórmula para encontrar una solución aceptable para todas las partes.

“Saludamos las amables palabras del Rey en las que reiteró la amistad de nuestros dos países. Tal como dijo, Reino Unido y España disfrutan de una relación increíblemente sólida”, dice el comunicado, que añade: “Gibraltar es un asunto en el que no coincidimos, nuestra posición es clara: la soberanía de Gibraltar no está en discusión. Su gente ha expresado repetida y abrumadoramente su deseo de permanecer bajo soberanía británica y lo respetaremos”.

La segunda jornada de la visita de Estado arrancó el jueves por la mañana con un encuentro con empresarios y después los reyes visitaron la Abadía de Westminster, para el tradicional homenaje a los caídos ante la tumba del soldado desconocido. Se trata de un soldado británico no identificado fallecido en la Primera Guerra Mundial, enterrado en Westminster el 11 de noviembre de 1920, al mismo tiempo que un soldado francés era enterrado bajo el Arco del Triunfo.

Los reyes visitaron también, en el interior del templo que encierra más de mil años de historia, la tumba de Leonor de Castilla, hija de Fernando III de Castilla y medio hermana de Alfonso X el Sabio, que se casó en Burgos con el príncipe Eduardo de Inglaterra, futuro rey Eduardo I, en 1254. Su matrimonio, acordado por cuestiones geopolíticas, resultó ser una historia de amor legendaria. Trajeron al mundo quince hijos, de los que sólo seis alcanzaron la edad madura. Eduardo I fue un guerrero que prácticamente no abandonó el campo de batalla y Leonor le apoyó y siguió en parte de sus andanzas bélicas. Cuando falleció, en 1290 en Nottinghamshire, Eduardo ordenó levantar una cruz monumental en cada uno de los lugares en los que el cortejo hizo noche. Recibida inicialmente con recelos, terminó siendo una reina extremadamente querida en Inglaterra.

En la visita a la Abadía de Westminster, acompañó a los reyes el príncipe Enrique de Gales, en la que constituye la primera visita de Estado en la que el hijo pequeño de Carlos de Inglaterra y Diana de Gales tiene un papel oficial. En cambio, su hermano mayor y la esposa de éste, duques de Cambridge, no tienen previsto ningún acto específico en los tres días de visita.

Hacia las 13.30, hora de Londres, el Rey ha acudido a su cita con Theresa May en Downing Street, acompañado por el ministro español de Exteriores español, Alfonso Dastis. “Han hablado sobre los estrechos vínculos entre nuestras gentes, que viven, trabajan y disfrutan de vacaciones en uno y otro país”, ha explicado un portavoz de Downing Street después del almuerzo. “La primera ministra ha celebrado la valiosa contribución que los muchos españoles que han hecho de Reino Unido su hogar realizan diariamente a nuestra economía y nuestra sociedad. Y ha rendido tributo al heroísmo del banquero español Ignacio Echeverría, que fue asesinado en el ataque terrorista el mes pasado en el puente de Londres mientras acudía a ayudar a alguien que había sido atacado”.

"La primera ministra ha subrayado la escala de la inversión española en Reino Unido como signo de la profundidad de los lazos comerciales”, ha añadido el portavoz, “así como la estrecha colaboración en seguridad y en lucha contra el terrorismo”.

“Respecto al Brexit, la primera ministra ha dicho que perseguimos una nueva y profunda relación especial con el conjunto de la UE, y que estamos comprometidos a asegurar que reforzamos los lazos bilaterales entre los dos países”, ha dicho el portavoz. “Hemos convertido en una prioridad de las negociaciones garantizar el estatus de los ciudadanos españoles y de otros países de la UE que viven en Reino Unido, como parte de un acuerdo bilateral que también ofrezca la misma certidumbre a los ciudadanos británicos que viven en España y otros países de la UE”.

Más información