Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez dice que la elección de Trump es un acicate para la socialdemocracia

El líder de los socialistas españoles defiende en Naciones Unidas un multilateralismo "exigente" y "ecoprogresista" altertivo al aislacionismo

Pedro Sánchez con el ex primer ministro griego George Papandreou
Pedro Sánchez con el ex primer ministro griego George Papandreou EFE

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, hizo un llamamiento en Nueva York a los partidos que integran la Internacional Socialista para que utilicen la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos como un acicate para “revigorizarse” y coordinar su acción global frente al aislacionismo y el ultranacionalismo. “Hoy más que nunca el internacionalismo para los socialistas es fundamental”, reiteró en un evento celebrado en las Naciones Unidas.

“La elección de Trump ha despertado conciencias y ha puesto en marcha muchas voluntades”, comentó en declaraciones previas a la reunión del consejo de la organización en la sede de las Naciones Unidas. “Se está viendo en la sociedad norteamericana por parte de muchos movimientos progresistas vinculados con el partido demócrata”, señaló, “y es un acicate en Europa para fortalecer nuestra voluntad integradora”.

En este sentido, el líder socialista español señaló que debe haber un debate en profundidad sobre la arquitectura de gobernanza de la zona euro, la defensa común y políticas como la de la inmigración. Sánchez habló también de “una recuperación de la socialdemocracia en países importantes” europeos. “Para España, como inspiración, lo que ha ocurrido en Portugal debe ser un elemento que nos guíe”, añadió, "hay mucho trabajo por hacer".

La Internacional Socialista celebró este martes un debate con el secretario general de la Naciones Unidas, Antonio Guterres. El ex primer ministro portugués mencionó el déficit de confianza general y la frustración creciente del ciudadano hacia la labor de los dirigentes políticos. Lo atribuyó a la percepción que se tiene sobre el fenómeno de la globalización y la creciente desigualdad social.

“Estos cinturones oxidados”, indicó en referencia a las comunidades desplazadas económicamente, están teniendo un claro efecto en los procesos electorales. También citó el riesgo de los conflictos, el cambio climático y los efectos de la revolución tecnológica. “Los problemas son globales y requieren de soluciones globales”, reiteró el exprimer ministro portugués en su intervención, durante la que expuso sus prioridades al frente de la maquinaria de la ONU.

Cambio climático

Pedro Sánchez profundizó después en estas cuestiones. La organizaciones políticas, defendió, deben aportar soluciones a estos problemas sociales y colaborar más estrechamente para corregir las desigualdades. "Debemos servir a los que se sienten perdedores de la globalización", dijo. El líder socialista español centró su discurso en que la lucha contra el cambio climático se afronte desde la perspectiva multilateral, tras Estados Unidos desmarcarse del Pacto de París.

“El cambio climático es un fenómeno transversal que tiene un impacto en las políticas de igualdad, emigración, de sostenibilidad y de solidaridad”, afirmó, en un discurso que el propio Sánchez calificó de “muy verde”. En este sentido emplazó a los miembros de la Internacional Socialista a desarrollar un plan para logran “un progreso inclusivo” de cara a la agenda de desarrollo de 2030.

Se trata del primer viaje internacional de Pedro Sánchez desde que fue elegido como secretario general del PSOE y vuelve, además, a recuperar el cargo de vicepresidente de la Internacional Socialista, que ya ocupó entre diciembre de 2014 hasta marzo pasado antes de cederlo al asturiano Javier Fernández. La organización está presidida por Yorgos Papandréu. "Nuestra fuerza son nuestros valores y principios", añadió el ex primer ministro griego

Tras su intervención en el consejo de la Internacional Socialista, Pedro Sánchez se reunió con António Guterres. Con el secretario general de la ONU trató la crisis migratoria en el Mediterráneo. El secretario general del PSOE lamentó que el gobierno español esté “abandonando sus compromisos de refugio, asilo y reasentamiento”. También le reiteró su compromiso con un multilateralismo que sea "exigente" y "ecoprogresista".

“La verdad es que Guterres tiene un papel difícil con el aislacionismo en el que está la figura de Trump y la administración estadounidense”, reconoció Sánchez en declaraciones a la prensa. “Es una oportunidad para Europa que el secretario general de la ONU sea portugués”, concluyó.

Más información