Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro heridos en el derribo de una cruz franquista en Bizkaia

Varias personas presencian la retirada del monumento y reciben impactos de las piedras tras su demolición

Varias personas presencian la retirada del monumento y reciben impactos de las piedras tras su demolición ATLAS

Un camión grúa tira de las cuerdas que envuelven una cruz franquista en el monte de Gaztelumendi (Bizkaia) y el monumento comienza a caer. Es demasiado tarde para los vecinos del municipio de Larrabetzu, que llevan tiempo esperando su demolición y que han querido presenciarla. Las piedras chocan contra el suelo y la cruz estalla en varios trozos que salen eyectados hacia las personas. La escena ocurrió este lunes y cuatro personas resultaron heridas, una de ellas con una "fractura en la pierna", según los bomberos de Bizkaia.

La cruz había sido levantada por el bando nacional liderado por Franco en 1937, en homenaje a los muertos de sus tropas que avanzaron sobre Bilbao, hasta entonces protegida por el Cinturón de Hierro. Su derribo se había aprobado el pasado 26 de abril con los votos de EH Bildu y el PNV y la noticia fue celebrada por una parte de los vecinos que se acercaron a las 10.30 de la mañana de este lunes al monte de Gaztelumendi para ver caer el monumento con sus propios ojos.

Los heridos son dos hombres y dos mujeres, según El Diario Vasco, que afirma que la más afectada es una edil del PNV, que sufrió rotura de tibia y peroné en ambas piernas. La otra persona ingresada sería dada de alta en las próximas horas, mientras que los otros dos heridos no debieron ser hospitalizados.

La Ley de Memoria Histórica se está aplicando en diversos puntos del país. En este caso, el Ayuntamiento vizcaíno aprobó la demolición de la cruz para construir en el mismo lugar, con trozos del monumento derribado, otro en recuerdo de las víctimas del bando republicano durante la Guerra Civil española. Sin embargo, varios vecinos no estaban de acuerdo y las redes sociales se hicieron eco de lo sucedido, con comentarios ofensivos y burlas hacia las personas heridas.

Más información