Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos denuncias y una detención por tocamientos en el tercer día de las fiestas de San Fermín

Instituciones y entidades animan a las mujeres agredidas y a la ciudadanía a denunciar estas conductas

San Fermin
Los mozos de las peñas amenizan con música y baile por las calles de Pamplona. EFE

Dos mujeres han denunciado tocamientos en el tercer día de los Sanfermines y una persona ha sido detenida por abusos sexuales, según ha informado este domingo la Junta de Protección Civil de Pamplona, órgano que centraliza los datos sobre agresiones sexistas y en el que participan diferentes servicios del Gobierno de Navarra y de la Delegación del Gobierno. Las denuncias por agresiones sexuales se multiplicaron por cuatro en los Sanfermines de 2016 y los expertos creen que aún hay muchas sin registrar.

Tras registrar las denuncias se han puesto a disposición de las mujeres los recursos municipales de orientación y atención judicial y psicológica y de acompañamiento de los que dispone el Ayuntamiento para estas situaciones. Uno de los objetivos del Ayuntamiento Pamplonés tras la puesta en marcha del nuevo protocolo es la protección de las víctimas tanto desde el punto de vista de la atención y el acompañamiento como desde el punto de vista informativo.

Este jueves, en el día del Chupinazo de San Fermín, un barcelonés de 34 años fue detenido por una agresión sexual y al día siguiente fue condenado en un juicio rápido a una multa de 2.880 euros y a indemnizar a la denunciante con 500 euros. El acusado J.D.F reconoció en el Juzgado de Instrucción número 1 de Pamplona que sobre las 17:30 del jueves 6 se encontraban en un bar del Primer Ensanche de la ciudad y realizó tocamientos a una de las mujeres que se encontraba en el lugar.

La premisa inicial parte de que lo importante es la protección y la atención a la mujer agredida y a su entorno, aspectos que se tienen en cuenta a la hora de dar datos concretos e información sobre las denuncias. Se trata de evitar en todo momento que las mujeres agredidas sean revictimizadas por la sociedad o los medios de comunicación y se sientan estigmatizadas o culpabilizadas.

Las denuncias, además de permitir la labor policial, refuerzan el mensaje municipal de la campaña 'Pamplona libre de agresiones sexistas' que exige la implicación social por la igualdad de género, también en el escenario de la fiesta.

El Ayuntamiento ha destacado en una nota que Pamplona, sus instituciones y su ciudadanía tienen un "compromiso decidido e inequívoco por erradicar esta lacra de la ciudad y de sus fiestas en la línea de lo que expone la campaña puesta en marcha este año: Pamplona libre de agresiones sexistas". Por tanto, el Ayuntamiento anima a las mujeres agredidas y a la ciudadanía en general a denunciar este tipo de conductas tanto desde el punto de vista judicial como desde el punto de vista social, "desde la convicción de que una postura de rechazo activa es la mejor vía para acabar con estos comportamientos execrables".

Más información