Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos policías describen en el Congreso el descontrol y las peleas en Interior

Fuentes Gago admite haber viajado a Suiza con otros tres policías en avión oficial para verificar la supuesta existencia de una cuenta del alcalde de Barcelona, Xavier Trías

Policías adscritos a unidades para las que nunca trabajaban, “guerra sin cuartel” entre comisarios, informes falsos remitidos a jueces, investigaciones apócrifas sobre políticos con recortes de periódicos y datos falsos o un avión fletado con cuatro agentes para comprobar en Suiza una falsa cuenta del alcalde de Barcelona ya publicada y desmentida son algunas de las situaciones de descontrol descritas ante la comisión de investigación de Interior en el Congreso por los policías José Ángel Fuentes Gago y Eugenio Pino.

Fuentes Gago, Inspector Jefe de la Policía, en la Comisión de Investigación de Interior.

El policía José Ángel Fuentes Gago ha descrito en la comisión de investigación del Congreso una situación de descontrol, de peleas internas y hasta de un caso de informe falso remitido a sabiendas a un juzgado.Y el excomisario Eugenio Pino ha reforzado esa idea hablando de "guerra sin cuartel" entre comisarios de la cúpula de la Policía, de informes apócrifos sobre políticos, como el de Pablo Iglesias, cuyo autor desconoce y definiendo al comisario José Villarejo como "verso suelto" sin adscripción a ninguna unidad.

José Ángel Fuentes Gago, actualmente destinado en la embajada de España en La Haya como agregado de Interior y que en la etapa de Jorge Fernández Díaz fue el jefe de gabinete del segundo compareciente, el comisario Eugenio Pino, director adjunto operativo (DAO) de la Policía.

Ha negado tener conocimiento de una Operación Cataluña o "policía política" o "patriótica" que investigara a políticos de esa comunidad vinculados al proceso soberanista, pero sí ha descrito un funcionamiento de descontrol de la cúpula policial en la etapara de Jorge Fernández Díaz al frente del Ministerio del Interior.

También ha negado la existencia de esa brigada Eugenio Pino, aunque ha sido menos claro porque se ha negado a contestar muchas preguntas al estar inmerso en varios procesos judiciales.De hecho, a su lado se ha sentado su abogado.

Todo por España

El interrogatorio de los policías por parte de los diputados ha tenido varios momentos de tensión. Por ejemplo, cuando el diputado Gabriel Rufián (ERC) preguntaba al excomisario Eugenio Pino sobre la policía patriótica que supuestamente perseguía a políticos vinculados al proceso soberanista. Con el siguiente diálogo:

- Rufián: "¿Usted es una patriota?".

- Pino: "Sin duda".

-R,  "¿Qué haría por España?".

- P, "Todo".

- R. "¿Qué es todo?".

- P. "No le voy a contestar".

Lo que sí ha hecho Pino, comisario ya jubilado, es asegurar: "De todo lo que pasaba por mis manos tuvo conocimiento el señor Cosidó", entonces director general de la policía. Los dos policías han asegurado que cumpían órdenes. "Soy un soldado", ha asegurado Feuntes Gago.

Fuentes Gago ha admitido que viajó a Suiza para verificar la supuesta existencia de una cuenta del entonces alcalde de Barcelona, Xavier Trías. Ha explicado que lo hizo cuando ya se había publicado en un periódico la información sobre esa cuenta y por las dudas que generó el desmentido de Trías, por tener un error tipográfico. Esa cuenta resultó luego ser falsa, pero de su supuesta existencia se habló en la reunión entre Fernández Díaz y Daniel de Alfonso, entonces responsable de la Oficina Antifraude de Cataluña, en el Ministerio del Interior, que fue grabada y filtrada años después.

Viajaron a Suiza a verificar ese error tipográfico un total de cuatro policías en un avión de la dirección general, según ha admitido. Todo ese despliegue para intentar cuestionar el desmentido del alcade a una información, procedente de Interior y ya publicada.

Pino no ha querido hablar luego de ese viaje, esgrimiendo su derecho de defensa.

El policía ha admitido que se encargó de preparar esa reunión a petición de Marcelino Martín Blas, entonces responsable de Asuntos Internos de la Policía. Fuentes Gago no ha aclarado pese a las insistentes preguntas por qué Asuntos Internos, que en teoría se encarga de vigilar la correcta actuación de los policías, interviniera en estos temas.Esa brigada, teóricamente sólo debe ctuar en casos en los que puede haber policías implicados, pero ambos han admitido que no siempre era así.

Fuentes Gago ha admitido que ejerció como "jefe de sección operativa" de la Comisaría de la Casa de su Majestad el Rey entre el 13 de enero de 2015 y el 8 de octubre del mismo año, pese a no tener ninguna función relacionada con la Casa del Rey o que Zarzuela no supiera nada de esa pertenencia. En esa etapa, el policía realizó numerosos viajes a Cataluña, de lo que parece deducirse que utilizó esa extraña pertenencia a Zarzuela como tapadera de sus actividades en esa comunidad.

"Tengo ese puesto, pero no voy a la Casa Real", dijo sin aclarar por qué figura en ese cargo, sin actividad relacionada aparente.

Pino, su teórico superior, ha explicado esa situación hasta concluir que "posiblemente es excepcional el caso del señor Fuentes Gago", tras asegurar que era un asunto admnistrativo que tiene que ver con las vacantes, aunque no se ejerza realmente función alguna en las unidades a las que están adscritos los agentes. "Es una práctica habitual desde que el mundo es mundo en la policia", ha dicho.

Otro detalle del descontrol descrito en la cúpula policial, además, de las dudas sobre quién le daba las órdenes y de quién dependía orgánicamente, es el hecho de que haya desparecido parte del registro de entrada de Daniel de Alfonso al ministerio del Interior.

Y, sobre todo, los enfrentamientos entre policías. De hecho, ha acusado a Martín Blas de "remitir un informe falso al juzgado a sabiendas", en referencia a un documento sobre una reunión del caso del llamado pequeño Nicolás. Para Pino, ese intercambio de acusaciones que ha terminado en varios procesos penales, es "un problema personal de relación anómala entre dos comisarios". Aunque luego ha admitido celos personales por ascensos con Martín Blas y una "guerra sin cuartel" entre comisarios, que "ha continuado fuera de la posibilidad del control".

Además de las discrepancias con la versión de otros tres comparecientes, ha asegurado desconocer quién elaboró el llamado Informe Pisa sobre las finanzas de Podemos, que fue archivado como falso por la Justicia y que salió de Interior también. Aquel informe, según dijo el exministro en la comisión de Interior se hizo con recortes de prensa.

Pino, pese a que era el máximo responsable operativo de la policía, dijo no saber nada de ese informe, ni quién lo hizo, pese a que iba a compañado de un oficio firmado por sus subordinados. Ese informe carece de formalidades como número de registro o membrete y posteriormente se ha comprobado que contiene datos falsos.

PP, PSOE y Ciudadanos cierran la comisión de investigación

PP, PSOE y Ciudadanos han impuesto el cierre de la comisión de investigación sobre Interior. Los tres han bloqueado las peticiones de comparecencias formuladas por el resto de partidos. Muchas de ellas eran consecuencia de los datos conocidos este miércoles a través de los dos policías citados.

La comisión deberá aprobar las conclusiones antes de final de julio para que se voten en el pleno ya en septiembre.

Más información