Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres mujeres serán juzgadas por organizar “la procesión del coño insumiso”

La juez pide que cada una deposite una fianza de 3.600 euros para hacer frente a la multa solicitada por la acusación

Imagen de la procesión grabada por una usuaria de YouTube.

La titular del Juzgado de Instrucción 10 de Sevilla ha abierto juicio oral contra tres mujeres por organizar una procesión con la imagen de una vagina gigante, denominada "coño insumiso". Las encausadas, que forman parte de un grupo de feministas, sacaron a la calle el 1 de mayo de 2014 un palio con una vagina cubierta por un manto para manifestarse por los derechos de la mujer. La procesión se unió a las manifestaciones de los sindicatos del Día Internacional del TrabajoDespués de que la magistrada archivara el caso y que la Audiencia lo reabriera el pasado marzo, las tres mujeres se sentarán en el banquillo acusadas de un supuesto delito contra los sentimientos religiosos tras la denuncia de la Asociación de Abogados Cristianos.

En su auto, fechado el 30 de junio, la juez Pilar Ordoñez abre juicio oral contra las tres feministas por este supuesto delito contra los sentimientos religiosos pese a que, en junio del año pasado, la magistrada archivara la denuncia al entender que las activistas no "humillaron los sentimientos religiosos de terceros". En esa ocasión, la magistrada llegó a estimar que "esta burla que pudieron realizar no consta se hiciera con el fin de menoscabar, humillar o herir los sentimientos religiosos de terceros". Antes del juicio, cada una de ellas deberá depositar una fianza de 3.600 euros para hacer frente a la multa que reclama la acusación, más 1 euro en concepto de responsabilidad civil, según el auto de apertura de juicio. Contra la decisión de la instructora no cabe recurso. El juicio se celebrará en el juzgado de lo penal que le corresponda por reparto.

Un momento de la procesión difundido a travésa de Youtube.

Tras un archivo de Ordóñez, la Audiencia de Sevilla reabrió el caso el pasado marzo. El tribunal estimó el recurso de apelación presentado por la Asociación de Abogados Cristianos, que tildó la acción de "vejatoria", ya que durante la procesión se lanzaron gritos como “la Virgen María también abortaría” y “hay que quemar la conferencia episcopal por machista y patriarcal”. En un comunicado, la asociación también incidió en que las manifestantes usaron "oraciones como el Credo o el Ave María, con expresiones de contenido sexual, claramente soeces, vejatorias y ofensivas". Según el tribunal, el derecho a la libertad de expresión alegada por las acusadas "no es absoluto, sino que tiene sus límites en los derechos fundamentales, entre los que se encuentra la libertad ideológica, religiosa y de culto".

La abogada de las acusadas, Pastora Filigrana, defiende que el objetivo de las mujeres era "reivindicar políticamente el derecho a decidir y los derechos laborales. No hubo insultos a feligreses y la acción no estaba dirigida a las iglesias". "Imitaban una procesión y se ha utilizado para exaltar la vagina como símbolo de la mujer en un ambiente lúdico", mantiene la letrada.

Al igual que estas mujeres, también se sentará en el banquillo por unos hechos similares ocurridos en Málaga otra feminista, quien fue número seis en las últimas elecciones municipales del grupo Málaga Ahora. La mujer, para quien la fiscalía pide una multa de 3.000 euros (10 meses con una cuota diaria de 10 euros), participó en marzo de 2013 en la procesión del santo chumino rebelde. Estos hechos también fueron denunciados por la Asociación de Abogados Cristianos.